lunes, 26 de septiembre de 2011

SOLO VINE A DECIRTE QUE AQUÍ ESTOY...



Siendo niña ,cuando ya había partido mi madre ,una amiga de mi hermana, varios años mayor que yo, fue sorprendida por una tormenta en mi hogar y se quedó a dormir en el cuarto que compartía con mi hermana, que era enorme..o al menos, así lo veía en esos años.

Si no fuera por la tormenta, nunca se hubiera quedado allí ya que mi abuela,que había asumido nuestra crianza, acompañando a mi padre, no lo hubiera permitido, pues Carmen…que así se llamaba la amiga de la que hablo,era considerada “una mala compañía” ya que pasaba la mayoría del tiempo en la calle y se comentaba que ejercía la prostitución.

Imagínense…poner tal cartel a una casi niña de 13 años, que había sido abandonada por su madre,y que fue acogida por su abuela,muy pobre,quien hacía lo que podía para que tuviera alimento…

Carmen habia pasado de todo en su corta vida, y eso la había tornado en un ser cariñoso,comprensivo,solidario …y andaba siempre sonriendo por la vida, a pesar de todo, iluminando con su carita pecosa y bella, la aburrida austeridad del pueblo.Yo la seguía,por el patio mientras juntaba poleo para el mate o me enseñaba como “cortar” una tormenta con sortilegios inventados.

Esa noche, apenas me arropé, me cubrí la cara totalmente como solía hacerlo siempre…tal vez como defensa a realidades muy duras que no quería ver, cuando una suave mano me acarició la cabeza.Me destapé…y allí estaba ella a la luz de una lámpara que yo siempre mantenía encendida para ahuyentar mis miedos.Solo sonrió y me dijo…”-Solo vine a decirte que aquí estoy…que sé lo que es tener miedo y que a nadie le interese.Por eso,si tenés pesadillas o miedo,me llamas y vengo corriendo,aunque sea a tomarte la mano o a charlar hasta que se te pase”-..Luego volvió a su cama improvisada.

Han pasado casi cincuenta años y todavía recuerdo a Carmen y su gesto. Nunca me importó si era o no una incipiente trabajadora sexual,ni me importa ahora…solo sé que fue la única persona que se acercó a mi cama para decirme..SOLO VINE A DECIRTE QUE AQUÍ ESTOY. Por eso me he reído mucho en la vida cuando alguien me dice “-No te juntes con …….porque es prostituta (usan otra palabra),o borracho,o drogadicto,etc…etc.

Y a Carmen le debo haberme enseñado que no importa el papel de santo o pecador que estemos jugando,todos…TODOS…somos muy valiosos, a pesar de los carteles y etiquetas que nos ponemos o nos ponen…No hay víctimas ni victimarios..(recordémoslo cuando nos haga estremecer algún hecho que parece aberrante)…no hay Judas ni Teresa de Calcuta que se diferencien en esencia…solo que en ese momento de su historia vinieron a jugar ese papel respetable y único.

Nunca me aparto de nadie por su apariencia…NUNCA..al contrario,sé que ese hermano tal vez necesita más una mano,una palabra o solo un gesto de reconocimiento.Amo a todas las Cármenes que a pesar de sus aparentes pesares, pueden aún decir… Solo vine a decirte que aquí estoy…
Hoy abrí mi corazón y mi recuerdo para dejarte un…… Solo vine a decirte que aquí estoy…

PERO ADEMÁS…QUE ESTOY. ..PARA QUE PUEDAS CONTAR CONMIGO,PARA QUE A LA DISTANCIA ACARICIE TU CABEZA,TE SOSTENGA LA MANO FRATERNALMENTE Y TE ACOMPAÑE EN CUAL QUIERA DE LAS TREMENDAS CIRCUNSTANCIAS QUE A TODOS NOS TOCA ATRAVESAR.

La Vida nos está pasando por un cedazo,donde solo lo menos grosero pasa…y eso duele…moviliza…saca nuestra sombra para que la asoleemos en la energía más alta que podamos…

Les acompaño en éste camino, de corazón…ese es el único fín de lo que trasmito y comparto…suavizar la senda…hacer que abran su corazón, re-cuerden lo que ya saben desde dentro y lo transformen en una espiritualidad de día a día, simple y practicable…mas sobre todo…HACERLES LLEGAR MI IRRADIACIÓN AMOROSA Y RECIBIR LA MUCHA QUE RECIBO Y AGRADEZCO, COMO HERMANOS JUGANDO EL MISMO JUEGO DE APRENDIZAJES EXTREMOS.

Hoy…
Solo vine a decirte que aquí estoy…

Su Hermana Tahíta ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario