miércoles, 28 de septiembre de 2011

Ante la Puerta de la Verdad



Podemos mirar a los creyentes de diferentes religiones fundamentalistas que siguen el sentido literal de sus textos sagrados, y sonreír ante su estrechez de miras imaginando que somos de mente más abierta que la mayoría. Podemos sentir que tenemos una fuente de conocimiento que está más allá de lo que otras personas tienen.


Sin embargo, mientras sin una guía interna sigamos sin discernir… libros, gurús y maestros, sólo hemos ido, tal vez, un paso más cerca de la verdad, pero en realidad no hemos recorrido todo el camino.
Todos conocemos a personas que toman la "palabra de Dios", literalmente. A veces hemos sido una de esas personas, y hemos llegado a darnos cuenta de que la Palabra Divina es más que el sustento para una secta o una religión. Hemos visto, tal vez, que hay verdades esenciales en todas las religiones. Es posible que tengamos la conclusión de que sólo hay una Fuente detrás de todas ellas, y por lo tanto parecería que cada religión es sólo una de tantas formas de la Verdad.

Sin embargo… la verdad pura y sin adulterar …en sí sigue elludiéndonos. "La verdad que nos hace libres" de este mundo de la ilusión es algo que muchas personas afirman tener, pero muy pocas personas demuestran en realidad. Podemos sospechar que la verdad liberadora sigue siendo un misterio,un secreto que tal vez algún día podamos descubrir o imaginar que cuando lleguemos a ser dignos y sabios, un maestro llegará a informarnos de los mayores secretos del mundo - secretos iniciáticos y enseñanzas ocultas de las escuelas de misterio.

Pero, ¿es esto así? ¿La verdad Divina no está siempre presente? ¿Puede ser que no seamos conscientes de la verdad, porque somos indignos, o porque nuestro karma no lo permite o porque no estamos en el lugar mental en el que tales cosas pueden llegarnos?.
Tal vez solo hemos elegido aislarnos… ¿Cómo es esto posible?
Crecemos en espiritualidad y por lo tanto entramos en esferas cada vez más amplias del pensamiento. Nos graduamos de la estrechez de miras del fundamentalismo o el escepticismo conociendo las enseñanzas que promueven la unidad, la fraternidad y el servicio desinteresado a la humanidad. Entonces sentimos que hemos llegado a un alto grado de Verdad…y en cierto punto, esto es válido y comprensible, porque seguramente la verdad no es accesible para el dogmatismo estrecho. Sin embargo, aún cuando hemos accedido a un ámbito más amplio de pensamiento, desconocemos que la esfera no es todavía lo suficientemente amplia como para tener acceso a toda la Verdad que la Vida encierra
.
La verdad universal no tiene fronteras, esferas, o límites. Podemos llegar a ser más y más inclusivos, más y más abiertos.… pero hasta que no consideremos la falsedad de todo lo que sabemos, desconoceremos en esencia, la Verdad Divina…QUE NO SE APRENDE,SOLO SE EXPERIMENTA..
Es fácil de ver, como hemos dicho, el fanatismo de los fundamentalistas de cualquier fe. Pero a nivel espiritual… todas las enseñanzas, todas las religiones, y todas las filosofías de todo tipo son igualmente estrechas y nos excluyen de la luz de la Verdad, que está mucho más allá de la mente y de toda comprensión. Todas ellas sustituyen la Verdad por el simple conocimiento mental…que tanto apreciamos y al que nos aferramos como si fuera lo máximo.Pero el conocimiento mental no puede abarcar la realidad divina, sin límites.

Así que al hablar de la religión "X" o la filosofía "Y" o la enseñanza "Z" estamos simplemente describiendo las limitaciones mentales que hemos aceptado en nosotros mismos, la prisión que elegimos para vivir, y la barrera que hemos establecido entre nosotros y lo Divino. Por lo tanto una vez que hayamos descubierto que esas enseñanzas no nos sirven más,no nos acercan a la Verdad de la Realización de Dios… solo queda renunciar a todas las creencias, conceptos ,estructuras y formas mentales que cargamos y adoramos desde hace tanto tiempo.
A cierta altura de nuestro proceso… tratar incansablemente de adquirir conocimiento es una pérdida de tiempo y energía. Hay una sabiduría que está más allá de todas las palabras pronunciadas en laTierra… sólo cuando dejamos caer todas las instituciones externas, las religiones, filosofías y enseñanzas esta sabiduría interior es accesible.

CUANDO ABANDONAMOS EL CONOCIMIENTO HUMANO,FLUYE LA INSPIRACIÓN DIVINA.

La mayoría de la gente, por supuesto, no lo considera de esta manera. Sienten que van a obtener la Sabiduría divina por medio de su filosofía, y obtener la salvación, siguiendo su religión. Sin embargo, la prueba está en los resultados que obtienen. Los estudiosos continuamente leen un libro tras otro, los buscadores de la Nueva Era escuchan maestro tras maestro, los seguidores religiosos repiten cada palabra de sus textos sagrados una y otra vez ... y de qué les ha servido? Como resultado, girar en círculos dentro de la esfera de la mente, pretendiendo avanzar, fingiendo que evolucionan y ​​ creyéndose liberados. Las enseñanzas externas son solo el primer paso necesario…el primero,mas no podemos detenernos es ellas.

Se dice que Gautama Buda enseñó a la gente la búsqueda de la Verdad solamente. También se nos dice que Jesús dijo, "la verdad os hará libres." Pero, ¿quién va a buscar sólo la verdad? En cambio la gente busca a Buda, a Jesús, o cualquier otro maestro que surja, en lugar de la Verdad. Creemos que la mente puede conocer la verdad cuando la mente humana es totalmente incapaz de llegar a la Verdad. Y por esta falsa creencia…construímos un muro entre nosotros y la verdad. Un muro que no vemos…un muro que valormos,haciéndolo cada vez más fuerte. Un muro que nos priva de experimentar lo divino…que es la única manera de llegar a un acercamiento de la Verdad.

Accedemos a la verdad de la vida sólo cuando soltamos todas las construcciones humanas , cuando damos descanso al filosofar y cuando la mente ya no nos inspira confianza como única fuente de conocimientos.
Cuando nos sintamos insatisfechos de todas las construcciones humanas de la Verdad, ya no las aceptaremos como sustitutos de Dios o lo Divino…entonces, nos abriremos internamente a SENTIR esa poderosa energía,solo experimentable por cada uno,…y estaremos ante la puerta de LA VERDAD…solos…únicos e irrepetibles…cada uno decidiendo cuando es el momento justo de abrirla o no.

La llave…no está en la mente ni en el exterior…ESTÁ EN LA TRASCENDENCIA DE TODO LO QUE CREEMOS QUE SOMOS.
TODOS TRANSITAMOS EL CAMINO HACIA ESA PUERTA INTERIOR…NADA PUEDE POR MUCHO TIEMPO OCULTARLA.
QUE EL ESPÍRITU NOS GUÍE CADA DÍA, EN CADA PASO…AUN EN APARENTE OSCURIDAD…HACIA LA LUZ EN LA QUE TENEMOS EL SER, QUE BRILLA INFINITAMENTE DETRÁS DE ESA PUERTA!
LES AMO-
Su Hermana Tahíta-

No hay comentarios:

Publicar un comentario