jueves, 1 de septiembre de 2011

INCONTABLES ACTOS DE GRATITUD

La gratitud tiene un inmenso poder para alterar nuestra conciencia y reformar nuestro mundo al instante.

 La gratitud es un nutriente esencial, un tipo de aminoácido espiritual para el crecimiento humano. Sentir gratitud a pesar de cualquier experiencia cotidiana, aligera las cargas y hace más llevadera toda circunstancia,aún la menos grata.. Al igual que un sistema inmunológico debilitado,nuestro yo, suele caer en las garras de enfermedades como, la ira, la depresión o la insatisfacción, que nos privan de vitalidad y alegría. Si en todas las ocasiones nos mostramos agradecidos, las negatividades pierden poder y de alguna manera la gratitud nos puede devolver el impulso ascendente que nos inmuniza..

 Con el fin de expresar sinceramente gratitud, tenemos que dejar todo lo que estamos pensando y haciendo, y estar totalmente presentes,entrando en contacto profundo con nuestra corazón y el del otro. Desde ese lugar de sinceridad y conexión, la gratitud auténtica lleva CURACIÓN.

 VIENDO profundamente, por debajo de las apariencias superficiales… dejamos la tendencia a ser absorbidos por el drama de nuestra vida y, en cambio, asistimos agradecidamente a la magia y belleza que nos rodean.

 “Cuentan de un monasterio que era muy estricto. Después de un voto de silencio, a nadie se le permitía hablar en absoluto. Pero hubía una excepción a esta regla. Cada diez años,a los monjes se les permitia hablar sólo dos palabras.
 Después de pasar sus primeros diez años en el monasterio, un monje se dirigió al monje superior.
 "Han pasado diez años", dijo el monje. "¿Cuáles son las dos palabras que deseas pronunciar?"

"La cama ... dura ..." dijo el monje.

 "Ya veo", respondió el monje superior.

Diez años más tarde, el monje regresó a la oficina del monje a cargo. "Han pasado diez años más", le dijo éste. "¿Cuáles son las dos palabras que deseas pronunciar?"

 "La comida ... apesta ..." dijo el monje.

 "Ya veo", respondió el monje superior.

Así,otros tros diez años pasaron y el monje, una vez más se reunió con el monje que le preguntó: "¿Cuáles son sus dos palabras ahora, después de estos diez años?"

 "Me largo!" dijo el monje.

 "Bueno, puedo ver el por qué", respondió el monje anciano. "Todo lo que haz hecho todo éste tiempo ha sido quejarte."

 La gratitud es una actitud de una mente movida e impregnada por el corazón…y es una opción hacia los otros, hacia las cosas,las circunstancias y un reconocimiento de la esencia que compartimos, a tal punto en que podemos hasta convertirnos en el recipiente de esa gratitud.

 Por supuesto…esto es lo que pensamos o sentimos acerca de la gratitud…mas a veces, fallamos por no manifestarla….fallamos al no poder expresar nuestro profundo reconocimiento de la santidad de la vida. Sin manifestación, sin acción, nuestra visión se pierde en la teoría …privados de la conexión que la gratitud crea. Por lo tanto, tenemos que ser practicantes.... cada vez que nuestro corazón se expanda…volquemos esa energía en una acción de gratitud.

 Si empezamos a hacer esto, en conjunto, diariamente… si empezamos a manifestar nuestra gratitud por las bendiciones que disfrutamos, nos sorprenderemos de los cambios que sucederán…aún a nivel mundial. 

Como el hermano Rumi dijo: "Para tomar un proyecto…hazlo a lo grande” Vamos a tomar el proyecto de transformar nuestro mundo mediante INCONTABLES ACTOS DE GRATITUD. INFINITAS

GRACIAS!!!
 Su Hermana Tahíta-


LA GRAN GRATITUD
(desde el Corazón de la Madre)
Desde lo más profundo de mi corazón,
al iniciar este nuevo camino,
sólo siento la gratitud más  grande, jamás sentida,
por todo lo acaecido y por todo lo que está por acaecer.
Gracias a la Vida y a la creación que lo hace posible.
Gracias al Gran Aliento que mueve esta Vida,
a nuestro Gran Padre Creador de este Universo.
Divino Amor es lanzado en esferas desde mi corazón sagrado,
hacia el tuyo. Unidos siempre el uno y el otro,
siendo dos y uno a la vez.
Gracias a todos los reinos que forman este planeta,
quien nos nutre la vida, para gozar de la voluntad del Creador.
Gracias Gaiatra, Gran Espíritu de esta esfera por tu sabiduría,
siendo dulce y lleno de paz el regazo que nos das.
Gracias al alma de este nuestro hogar por sus anhelos,
cuidados y sacrificios sin fin, por  todos nosotros.
Gracias  Christo, que nos preparas el camino para que todos
gocemos al  sentir  la Plenitud del Amor Puro del Creador
 en nuestros corazones.
Gracias a todos los Seres de Luz y Amor que sirven al Plan Divino
de todos los Universos, por su apoyo y dedicación a todos nosotros.
Desde mi corazón henchido, lanzó pétalos de Amor
 a Toda Luz y  a Toda Vida.
Es esta mi Gran Gratitud

Una Oración de Mª Carmen Millán

No hay comentarios:

Publicar un comentario