martes, 13 de septiembre de 2011

PENSAR CON EL CORAZÓN...




En nuestra sociedad es común reverenciar la inteligencia del cerebro y ver las emociones como balas perdidas que tenemos que controlar. Esta visión nos ha hecho olvidar otras formas de inteligencia a las que no podemos acceder a través del cerebro.


El cerebro es incomparable en su habilidad para analizar y clasificar la información, mas prefiere mantenerse en lo conocido, en lugar acceder a nuevos contenidos. Entra en pánico cuando traemos a colación el tema del Amor, porque experimentar el amor requiere al cerebro entregar el control. El cerebro odia la vulnerabilidad, en cambio… el corazón valiente tiene una inteligencia propia que nos lleva a donde el cerebro teme pisar.

Los neurólogos han descubierto el corazón contiene por lo menos cuarenta mil neuronas, que rivalizan con los centros del cerebro. A todos nos han enseñado que el cerebro es el centro de mando del cuerpo, pero los científicos han descubierto recientemente que el corazón también envía señales al cerebro. Cuando el corazón envía un mensaje al cerebro, éste obedece. Cuando el cerebro envía un mensaje al corazón éste sopesa el mensaje del cerebro y luego decide si responde o no.

La inteligencia del corazón actúa como un impulso para lo que algunos científicos llaman qualia, que es la experiencia de sentimientos y cualidades tales como… amor, compasión, no juzgamiento, tolerancia, paciencia y perdón. Sin embargo, la inteligencia emocional del corazón no tiene nada que ver con el sentimentalismo.

La inteligencia emocional no se trata de ser emocional. Ser emocional se entiende como el polo opuesto de la lógica extrema. Cuando el cerebro está a cargo, estamos lógicos, racionales, analíticos, y ponemos nuestros sentimientos a un lado. Cuando estamos siendo emocionales, la energía corre por todo el cuerpo, incluso más rápido de lo que podemos pensar, y provoca una reacción física compleja. Cuando las emociones toman el mando, estamos erráticos e irracionales y percibimos todo a través de nuestros sentimientos…lo que es muy peligroso para nuestro equilibrio.

Muchos de los que creen que están siguiendo su corazón se han convertido en esclavos de sus emociones. Obviamente, los extremos de la lógica y el sentimentalismo,ambos causan muchos problemas. Todos hemos observado personas que parecen estar atrapados en los dos extremos del péndulo o aquellos que oscilacilan violentamente ida y vuelta entre los dos. La mayoría trata de encontrar un equilibrio entre el cerebro y las emociones, pero eso es como tratar mezclar agua y aceite .

El corazón no puede hacerse oír,a menos que tengamos el propósito de escucharlo, más allá del parloteo continuo de la mente,y los cócteles químicos que nos acarrea la desbordante emotividad.

Recordemos que…la inteligencia emocional que está disponible a través del corazón no tiene nada que ver con ser emocional. Se trata de acceder a una inteligencia que va más allá de la lógica, una que está conectada con lo Divino.

Rumi lo explica así…: "Hay una cuerda de luz entre tu corazón y lo divino que nada puede debilitar o romper, y está siempre en tus manos.
El cerebro nos mantienen arraigados a la tierra, pero la inteligencia emocional a la que accedemos a través de el corazón… es la puerta al amor trascendente. Este amor no es una emoción o una mercancía que damos o recibimos, es UN ESTADO QUE TODO LO ABARCA Y NOS CONECTA A LO DIVINO-

Los maestros espirituales han enseñado siempre que "Dios es amor", y que estamos destinados a experimentar ese amor en su plenitud. El amor del que ellos estaban hablando se ofrece sin condiciones ni limitaciones. Podemos conectarnos con ese Amor Divino cuando el cerebro calla y comenzamos a escuchar lo que el corazón tiene que decir. No importan las protestas del cerebro. En su esfuerzo por protegerse a sí mismo,y considerando todo dese el nivel humano, el cerebro nos ha enseñado que el amor duele. Escuchar al corazón y descubrir que el Amor Divino no incluye dolor alguno…es un velo más que dejamos caer,en nuestro camino de aprendizaje.

EN ESE CAMINO,SIEMPRE SIGO TENDIENDO PUENTES DE AMOR HACIA USTEDES!!!
Su Hermana Tahíta-

No hay comentarios:

Publicar un comentario