miércoles, 3 de agosto de 2011

TODO ES ENTRE TÚ Y DIOS



Muchas veces nos encontramos en situaciones en las que  nos sentimos internamente impulsados a hacer o decir algo, lo hacemos, y recibimos de nuestros allegados  una especie de reproche, por haber hecho lo que creíamos conveniente, o lo que la situación demandaba, como lo sentimos.

Cuando es así,generalmente recuerdo las palabras de Teresa de Calcuta…"Mira, en el análisis final, todo es entre tú y Dios, nunca fue entre tú y ellos de todos modos."

Eso suelo considerar si se me presenta una persona con una necesidad y puedo ayudarla “ de corazón”…y no importa si esa persona alguna vez obró para conmigo de otra manera,o si se trata de alguien que  mendiga en lugar de trabajar. No es mi asunto el juzgar, sino abrir mi corazón y obrar como sienta internamente.

La  verdadera práctica espiritual es  hacer todas las cosas permitiendo la conexión con un nivel superior y recibir orientación sobre el manejo de cada situación.

La forma en que se logra  incluye algunas prácticas simples.  La entrega es la más importante y quizás la más difícil
En la entrega,  simplemente si no sabemos cómo resolver una situación, tratamos,en lugar de seguir  momento a momento dando vueltas y vueltas con la mente, de pedir una solución todas las noches cuando vamos a  dormir, para acceder a soluciones espirituales.

Acceder a soluciones espirituales significa …aceptar que se logre  “el mayor bien para todos los involucrados” ​​ en cada situación-
Con este entendimiento  reconocemos  que tenemos  la opción de permitir que el Espíritu se manifieste y trabaje a través de nuestro,con más sabiduría que nuestra  parte humana,que casi nunca es emocionalmente neutra,calmada y sabia.  

NUESTRO ESPÍRITU ES INSEPARABLE DEL PODER INFINITO.

Tener una relación con la parte INFINITA de nosotros, nos lleva al  reconocimiento de soluciones espirituales. Una condición necesaria es cultivar una mente silenciosa. En ese espacio escuchamos, y nos permitimos tener una fe completa que servirá de guía hacia la solución.

Es importante desprenderse de las ideas acerca de cómo algo debe ser resuelto.  La búsqueda de soluciones espirituales  siempre implican  desentenderse de cómo el Espíritu solucionará las cosas a través nuestro.

Ésto significa entregar nuestra vida al  propósito del alma y estar agradecidos por la oportunidad de hacerlo. 

CULTIVAR UN SENTIDO DE CONEXIÓN CON TODO Y TODOS  es otra práctica que nos acerca a soluciones espirituales. Cuando nos consideramos “conectados” no estamos pendientes de la menos  molestia para sentirnos ofendidos o juzgar.

Yo no vean a nadie como  enemigo ni a nada como un obstáculo. Renunciando al diálogo interno negativo nos conectamos a las soluciones que están disponibles. 

En los momentos de desesperación  traten de afirmar, "Yo no veo nada, no oigo nada, ni sé de nada que esté separado de mí…POR TANTO TODO PUEDE SER MODIFICADO ESPIRITUALMENTE”

No se dejen llevar por lo que los demás piensen …ESCUCHEN A SU ALMA…tomen cada  situación como entre ustedes y su conciencia espiritual - entre tú y Dios. 

Consulten  a su alma, y hagan lo que internamente sientan, sin enojarse o juzgar a quienes les tratan de convencer de otra cosa,ofreciendo a todos una bendición silenciosa…mas sosteniendo siempre que…

TODO ES ENTRE TÚ Y DIOS…COMO SEA QUE LLAMES O CONCIBAS AL ESPIRITU EN EL QUE VIVES,TE MUEVES Y TIENES EL SER-.



RECUERDA QUE…DE MI CORAZÓN A TUYO…SIEMPRE HAY UN PUENTE TENDIDO,PARA QUE NOS CONECTEMOS

Tu Hermana Tahíta-

No hay comentarios:

Publicar un comentario