sábado, 13 de agosto de 2011

SER UN JARDINERO EXCEPCIONAL


LA PIEDRA DICE..."A MEDIDA QUE EL JARDÍN CRECE...CRECERÁ EL JARDINERO"


Hay muchos jardineros en el mundo, pero pocos excepcionales

¿Qué es lo que hace que un jardinero particular se destaque de tantos otros? En primer lugar, es la relación que tiene con su jardín. Algunos jardineros disfrutan de cuidar el jardín, y tiene un jardín muy bonito, mientras que para otros muchos es una pesadilla cortar el césped, recortar los arbustos, arrancar malas hierbas - uh, ni que hablar de podar las rosas!

Seamos claros, se puede ser jardinero siguiendo las instrucciones de los libros. La repetición puede hacer de una persona … un buen jardinero…pero no un jardinero excepcional. Para eso se necesita algo extra…algo más que técnica, algo más allá del conocimiento. Aquí es donde la verdadera relación sale a la palestra… Amar el jardín, amar la tierra, amar las plantas,ser amantes de la naturaleza - esto crea una relación consciente con la naturaleza.

En una gran relación… el jardín es el lugar de encuentro con la naturaleza. Pero hay algo extra. La naturaleza vive en el momento eterno. Las plantas no están pensando en nosotros, o su lugar en el mundo, están simplemente creciendo y viviendo en el momento. Nosotros estamos tan ocupados pensando…que vivimos inconscientemente. Rara vez somos conscientes del momento.

Vivimos inconscientemente hasta nuestra relación con la parte de la naturaleza que lleva una vida consciente . La plena conciencia y el subconsciente no pueden actuar juntos - ni siquiera en el jardín.
No podemos amar a la naturaleza inconscientemente. El amor, el amor verdadero, requiere de plena conciencia.

No se puede ser un jardinero subconsciente y amar al jardín. Como jardinero, es posible a alguien discutir con su pareja, y recurrir al jardín como terapia, para calmarse. Para este tipo de jardinero, el jardín es un refugio de las explosiones emocionales…mas si utiliza al jardín como basurero emocional…no es un jardinero de Alma. Podemos tener el jardín más lleno de flores de todo el vecindario…muy bonito…mas eso no nos convierte en un jardinero excepcional. No se puede ser un excelente jardinero usando el jardín como una salida para las frustraciones o ambiciones, trasmitiéndole energías negativas.

Cuando uno entra en un jardín pensando en problemas, preocupaciones, enojado, o con cualquier otro tipo de carga negativa, nuestro campo de energía cambia, baja la intensidad y la calidad de la energía-Luz. Esto, a su vez, tiene un efecto negativo en el campo energético de la huerta o jardín…y nos convierte en un jardinero común, no consciente.

Un jardín es un gran campo de energía…NOSOTROS SOMOS UN GRAN CAMPO DE ENERGÍA .
Si físicamente pudiéramos ver ésta energía,la veríamos como LUZ..

Cuando yo era adolescente conocí a una señora mayor que tenía un pequeño jardín al que casi nunca llegaba el sol. A pesar de ello, la mayor parte del año estaba lleno de una gran cantidad de plantas con flores. Yo sabía que no había suficiente sol para que las plantas florecieran…por eso no me explicaba cómo lo hacían y abundantemente.Una tarde, observando cómo trabajaba, me dí cuenta de cuánto Amor irradiaba a su jardín…y éste se podía sentir permaneciendo un rato allí...percibiendo ese amor que ella tenía a su jardín. El Amor, reemplazaba el sol. Una persona así, puede tirar a la basura todos los escritos sobre jardinería… fue la primera jardinera excepcional que conocí.

Me enseñó que EN EL JARDÍN…SOLO SE PIENSA EN EL JARDÍN…NADA MÁS. Si estamos arrancando malas hierbas, estamos atentos a esa labor…conectados totalmente con ella…y de a poco tendremos conciencia de una mayor conexión con la naturaleza.

La naturaleza habla, pero pocos la escuchan. La Escucha solo tiene lugar en el momento presente. Jardinería consciente significa que estamos aprendiendo a ser conscientes en la vida, y nuestro maestro es la naturaleza. El jardín es el aula, nosotros somos los alumnos. La naturaleza nos ofrece un modo de relacionarnos que nos llevará más allá de lo mundano. Todo esto mediante el desarrollo de una relación profunda y creativa entre el jardín y el jardinero.

Algunas personas hablan del ESPIRITU DE LA NATURALEZA… que se encuentra como una energía elevadísima en los jardines de quienes verdaderamente aman trabajar en ellos. Sus jardines puede ser enormes y hermosos, o un plantío aparentemente desordenado, pero la energía inteligente del Amor, es el factor X que les da la magia necesaria.

Del mismo modo, un jardín puede ser pequeño, como el de la señora de la cual les conté, pero la relación con el jardín… enorme. Cuando se puede seguir la intuición y el sentimiento…colocaremos las plantas donde ellas tengan que estar, pues las escucharemos internamente, habiendo desarrollado esa capacidad,a través del Amor. También sabremos si podar o no,cuando y hasta donde... la necesidad de agua, de quitar espinas, hierbas, o dejar una zona natural para que los espíritus elementales se encarguen de la energía…en fín…ser un jardinero excepcional..es ampliar nuestra conciencia para concebirnos como parte del jardín.

Entonces…ya estamos preparados para ir más allá y ver las semejanzas que existen entre nuestro jardín y nuestra vida toda….eliminar nuestras actitudes espinosas…desarraigar hábitos nocivos…sembrar solo lo que queremos cosechar...hacer espacio…proteger nuestro potencial…permitirnos expansiones, y...

AMAR TODO LO QUE CRECE ALLÍ-

Les dejo ésta reflexión…sabiendo que todos estamos aprendiendo a florecer…en el lugar en el que estamos y en el AHORA ♥

Su Hermana Tahíta-




No hay comentarios:

Publicar un comentario