viernes, 12 de agosto de 2011

EL CAMINO ESPIRITUAL VERDADERO





Cerca de seis mil años atrás, en la India, la Ciencia Espiritual era practicada por los reyes, militares, emperadores - personas con un enorme poder terrenal que vivía en la sociedad. Eran personas de gran actividad externa, sin embargo, practican el Camino Espiritual totalmente. No separaban sus ocupaciones mundanas de la vida espiritual.

Luego, alrededor de tres mil años atrás surgió la incongruente idea de que para convertirse en un ser iluminado - un yogui, místico o un santo - teníamos que dejar el mundo atrás, dejar  la familia, trabajo,deberes, y encerrarnos en un ashram o en una cueva. Escogíamos  anular por completo la  mente, las emociones y el cuerpo y desconectarnos de la sociedad

.Ésta enseñanza equivocada se convirtió en el camino espiritual ideal … y  todavía se practica hoy en día. Todo el mundo comenzó a sostener la  idea de que para ser espiritual había que deshacerse de nuestra parte personal y desconectarnos del mundo…estar  en el vacío, con una absoluta aspiración por Dios, y utilizando todo tipo de técnicas para lograrlo. Desafortunadamente, esa idea  invadió el Oriente, así como en Occidente. 

Para vivir una vida espiritual, no necesitamos  renunciar a nuestro empleo o convertirnos en un monje o una monja. La vida espiritual está donde estamos, sea que tengamos o no un trabajo, estemos o no casados, o tengamos o no hijos hijos. No necesitamos  tirar de repente todo y salir corriendo para unirnos a un monasterio tibetano, una secta, un grupo separado ,etc. De hecho, lo más probable es que encontremos que no podemos llevar la vida que lleva un monje budista tibetano.

Es una tontería tratar de convertirnos en algo distinto de lo que somos. Siempre tenemos la idea de que al convertirnos en algo más ,vamos a  ser más espirituales. El Reino de los Cielos está dentro nuestro. No tenemos que viajar a ningún lugar para encontrarlo.

Podemos encontrar el Reino de Dios dentro nuestro, ahora mismo. A los buenos cristianos se les dice que vayan a la iglesia a rezar porque "ahí es donde Dios está". Es lo mismo para los Judíos con  la sinagoga, o los musulmanes con la mezquita. Pero la idea de que Dios está en un lugar determinado es falsa, porque el Espíritu está en todas partes. Así que el truco de la vida espiritual es darse cuenta de que lo que buscamos, está donde estamos..AHORA..

Si estamos en el jardín o en la cocina, podemos  encontrar a Dios allí. Es muy simple , si nosotros entendemos que el Espíritu es omnipotente, omnisciente, omnipresente, y que nuestra alma es omnipotente, omnisciente y omnipresente. Si Dios y el alma son omnipresentes, deben estar en el mismo lugar - y lo son. No podemos encontrar lo que está dentro si estamos  continuamente mirando hacia fuera.

Cuando observamos una hermosa flor, es la belleza dentro nuestro la que reconoce la belleza de la flor. Sin ese sentido de la belleza dentro, la flor no sería hermoso para nosotros. Del mismo modo, cualquiera que sea la música que escuchemos,,, refleja lo que vibra en nuestro interior…pues solo atraemos lo semejante. 

No hace ninguna diferencia si vivimos en un apartamento o un palacio, Dios está allí donde estamos .

Además, cada encuentro que tenemos en la vida es un aspecto de Dios, porque todo es una manifestación de la naturaleza divina - ya se trate de una vela, una flor, nuestro hijo, nuestra abuela,  un gran sistema estelar o una galaxia. Todos ellos son simplemente partículas del gran océano de la Vida.
Somos  parte de ese gran océano ... ¿por qué inmiscuirnos en los pequeños detalles de la vida? Alguien puede habernos insultado hace cuarenta años y todavía estamos molestos con esa persona, . Pero desde aquella ocasión …hemos cambiado, han cambiado las energías, el Universo entero ha cambiado, y  todavía nos aferramos a un incidente tonto del pasado.

Aferrándonos al pasado - ya sea como individuos, familia, nación religión …estamos frenando el progreso del planeta. Olvidemos lo que sucedió en el pasado, siempre mirando hacia adelante. 
La única verdad está AQUI Y AHORA.

No digamos: "No puedo ser espiritual  trabajando en la oficina, pero cuando estoy meditando soy espiritual." Somos  espirituales todo el tiempo! El Espíritu está, literalmente, en todas partes: se puede recoger una flor y está allí, podemos mirar el rostro de una persona y está allí, podemos ver  el cielo o el Sol y  está en ellos. Podemos  encontrar a Dios en todas partes.

La próxima vez que estemos discutiendo con nuestro esposo, esposa, hijo o jefe, sólo pensemos en él como imagen de Dios. Si podemos ver a la otra persona de esa manera, de repente, el argumento se desvanecerá y esa persona se convertirá en algo mucho más grande porque sintonizamos con al alma de la persona. Cada alma es una absolutamente hermosa y  brillante entidad, un ángel de luz, literalmente.

 La palabra latina persona significa "máscara", y la personalidad no es más que una máscara. Lo que vemos en nosotros y los otros, es sólo la máscara. Si pudiéramos ver nuestro verdadero Yo, entraríamos en shock! Nos veríamos como seres hermosos, radiantes de luz.

Dejemos caer la máscara de la personalidad de vez en cuando y empecemos a vivir como un Ser Divino, en lugar de identificarnos con lo que la gente cree que somos.

Olvidémosnos de lo que dicen acerca de nosotros -  si somos buenos o malos. Es sólo un punto de vista basado en la personalidad, la máscara con la que actuamos en el juego humano.. .

SOMOS ESPIRITU DISRAZADO…VIVIMOS EN ESPÍRITU Y NO TENEMOS QUE IR A NINGÚN LADO PARA RE-CONECTARNOS SALVO DENTRO…ESE ES EL CAMINO ESPIRITUAL VERDADERO.

DE MI CORAZÓN AL SUYO…SIEMPRE UN PUENTE DE AMOR INCONDICIONAL TIENDO!

Su Hermana Tahíta 

No hay comentarios:

Publicar un comentario