sábado, 7 de septiembre de 2013

LA TRISTEZA , LA RESPONSABILIDAD Y NOSOTROS


Estas últimas semanas se nos zarandea de un estado a otro por potentes energías que llegan. A algunos los hacen más violentos, a otros los hacen más sensibles, a unos pocos los hacen más fuertes, aceptando y sosteniéndose en el convencimiento de que todo es necesario y que nos refleja. Es en última instancia, una toma de responsabilidad y consciencia.

Las energías son tan intensas, que mi cabeza, por ejemplo es recorrida por una especie de tensión que sube y baja por los canales energéticos provocando sensaciones ora de tensión, ora de agotamiento. Otros, tratan de soltar esa tensión fuera, volcándola en conflictos y violencia, aunque sea verbal. Es importante no dejarse llevar por la tensión, sino centrarse y relajarse, recordándonos.

Los acontecimientos externos nos reflejan. ¿Creen que la Guerra en Siria y la matanza de Delfines en las costas de Japón no lo hacen? No podemos ser hipócritas al respecto. Los que abrazamos el camino evolutivo en el que todo ser humano está, a consciencia, nos hemos visto arrasados por noticias que nos devastan. ¿Creen que hace treinta años no se mataba a esos delfines o no había guerra en los mismos países una y otra vez, según su propia elección? Sí…se mataba a los delfines y había guerra. La diferencia es que muchos se encargan de ponernos eso constantemente en nuestra mente a través de los medios de comunicación y redes sociales. Está correcto. Hay un Poder mayor observando cada paso que cada ser en evolución da. Lo que tenemos que cuidar es no caer en manos de desgarradoras emociones…si no estamos preparados para no crear más drama, no sigamos alimentándonos de esos medios. Entremos en el silencio, en la oración, en lo que sintamos, y abracemos la situación que sea.

Ayer, como casi nunca hago, estuve en las redes sociales para observarlos y observarme. Muchos de ustedes pusieron fotos contra la guerra y la matanza de los delfines..Todo eso, lo estamos provocando nosotros. Así de simple.

Una de las fotos que circuló era un cartel referido a la guerra…la pancarta decía, negando y contrariando las palabras del maestro Nazareno…”Padre, no los perdones porque sí saben lo que hacen”. Una persona despierta no debería propagar ese cartel. Pues lo que Jesús decía…PADRE…PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN…es tan actual como hace 2000 años. ¿creen que quienes matan en una guerra o masacran delfines están despiertos como para saber lo que hacen? No…pero eso no los hace peores que nosotros, que nos desgarramos las vestiduras, sin comprender que todo eso nos refleja y que solo cuando no tengamos ni pizca de violencia y agresividad dentro, podremos ver fuera reflejada esa no violencia que tanto proclamamos.

Ojalá tengan de valor de seguir leyendo los que les acerco, pues es lo que me han inspirado a decirles y a tocar sus corazones muy profundamente.

¿Cuál debería ser nuestra actitud ante éstos hechos? Primero, saber que todos estamos implicados y no juzgar ni desear el mal a nadie, a ningún ser. Podemos orar, meditar, entrar en el silencio, mas abriendo el corazón al amor incondicional y la compasión hacia todos los implicados, aparentes víctimas y aparentes victimarios. Muchos seres han venido a sacrificar su forma física, humana o animal, para que sintamos lo que sentimos y el dolor traiga a la compasión a flote. A la compasión…no al rencor, al odio o al juicio. Aceptación es la clave…no resignación. Aceptación…y que ella nos lleve a cambiar por dentro para que fuera se refleje ese cambio.

Voy a ser más dura con respecto a la matanza de los defines. Millones de ellos siguen siendo muertos así como ballenas y tiburones…no solamente los miles que se matan esta temporada. Los matan para ponerlos en latas de alimento que todos comen en oriente y occidente, sin culpa. Claro, la lata para todos no es un delfín o una ballena viva sangrando, y el famoso cartílago de tiburón que tantos compran para sanarse de los problemas de huesos…ni lo asocian con la muerte de miles de tiburones. ¿No sienten dolor ni indignación al comerlo o al usar el cartílago por el cual se matan a los tiburones?

Vayamos más adentro aún…¿ustedes no han visitado ni visto en video cómo se matan a millones de animales que alimentan a los que no son vegetarianos? Cuando subo aquí una nota sobre la importancia para la ascensión que tiene la compasión…la compasión que significa también renunciar a comer a nuestros hermanos… casi nadie comenta el artículo, lo que me lleva a deducir que vestidos de espiritualidad aún son la causa de la muerte de los millones de seres, por no quitarlos de su plato. Tampoco yo estaría en ley si por eso los odiara o los creyera peores que yo. Les amo, les comprendo su etapa de difuso despertar…les honro…mas sí tengo que hablares de todo esto para que abran sus corazones y dejen de practicar la hipocresía, aún inconscientemente. Lloran y salen a proclamar repudio por la muerte de los delfines…pero no así por los millones de animales cuya muerte propician quienes siguen comiendo carne animal. ¿Comprenden?

Entonces…céntrense en su corazón espiritual, no en sus emociones éstos días y los siguientes. Mediten, oren, reflexionen o salgan con pancartas activamente a protestar por lo que les duele…mas tomen la responsabilidad interna de reconocer que es lo que creamos, lo que nos refleja…y traten de llevar la compasión a sus vidas, a su alimento, a la tarea que creen tener como seres que están despertando. Es ese despertar el que provoca el dolor y la indignación…y es lo correcto. Más no entremos, ninguno de nosotros en la hipocresía de rasgar nuestras vestiduras por un hecho aislado, cuando día a día se transgrede constantemente la Ley del Amor y de la no violencia, no solo en Japón o Siria, no solo fuera, sino dentro de nuestras casas, de nuestros corazones…de nuestra consciencia.

Abracemos como podamos lo que llega, y que el cambio provenga del interior de cada ser que está despertando y al decir NO!!!...no solo sea ante lo que los demás muestran…sino a lo que dentro seguimos conservando con justificaciones poco luminosas.

MI CORAZÓN LES ABRAZA…LA TRISTEZA ES UNA HERRAMIENTA DE CAMBIO TAMBIÉN…LA INDIGNACIÓN…EL DOLOR.

SOSTÉNGANSE EN AMOR Y REFLEXIONEN COMO PODEMOS CAMBIAR NUESTRO REFLEJO FUERA.

TODOS SOMOS UNO COCREANDO JUNTOS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario