sábado, 28 de septiembre de 2013

ASPIRACIÓN Y CONSTANCIA


*A quienes recién llegan les recomiendo leer los artículos anteriores publicados en éste grupo, que están numerados.♥

No somos seres tridimensionales, sino que actuamos en todas las dimensiones.Cuando dejamos el cuerpo al dormir, seguimos despiertos en otros planos, fuera de ese cuerpo físico. Los sueños son el recuerdo de esas vivencias.El trabajo en Sueños, es esencial hoy día. Especialmente porque los campos electromagnéticos están sobrecargados a raíz del uso excesivo de telefonía celular, WiFi, etc, porque el hombre vive corriendo y emplea mucho de su tiempo actuando de lleno en ésta dimensión densa, y porque el silencio y la meditación no tienen demasiado lugar en el día a día de la mayoría. Esos y otros factores hacen que la conexión consciente con nuestro maestro interno sea muy difícil durante la vigilia.

Lo paradójico es que muchos de quienes me escriben porque no obtienen resultados con su trabajo en sueños, pasan mucho tiempo e Facebook, o mirando televisión o haciendo vida social.

Entonces, voy a ser clara, como siempre he sido…el maestro (la enseñanza, la experiencia , la apertura), llega cuando el alumno está preparado…mas todos tenemos a ésta altura que estar preparados, solo que dormimos el sueño de la comodidad. La mayoría, como antes lo mencioné, han pasado de una religión asfixiantemente doctrinaria y rígida, a una parte del movimiento New Age que es muy dañina :la que proclama que nada es necesario hacer.

Siempre el camino intermedio es el adecuado…no son necesarias prácticas exhaustivas ni talleres ni movernos en diez caminos distintos, pero la perseverancia en algunas técnicas simples de reconexión son necesarias para la mayoría de nosotros, salvo que hayamos nacido ya con un don despierto que nos permita trabajar en otros planos a consciencia.

Quienes entran a éste grupo llegan cargados de sueños para contar o interpretar…eso, no es importante. Lo importante es abrir sus canales internos para que estar en otros planos y en éste, sea para su consciencia, casi lo mismo, con la diferencia de que en otros planos, no tenemos un cuerpo físico que cargar, que nos limita, y el ego permanece más atenuado, por lo tanto, somos más libres. Por otro lado, un sueño, no tiene como finalidad su interpretación, que la mayoría de las veces es mental…en esas experiencias, liberamos karma rápidamente, aprendemos en Templos de Sabiduría a los que no podemos acceder con el cuerpo físico, y comprobamos que para movernos en éste proceso de vida, en otros planos, no necesitamos el cuerpo físico.

Pero nada es gratuito, lo que recibes tiene que estar equilibrado con lo que das…es decir, puedo trasmitirles cuanto es necesario para que vayan por esas experiencias conscientes, mas sin su constancia y aspiración, nada lograrán. Alguien me dijo una vez…”hasta que tu aspiración por lo sublime sea como el agua en el desierto, no se te abrirán las puertas del saber y el poder”…mientras un aspirante no necesite esa agua espiritual y ese anhelo sea el motor que lo impulse, la mundanalidad tapará toda brecha que su alma trate de abrir hacia la libertad espiritual.

Y esa aspiración tiene que llevarles a una tarea simple pero constante. Algunos me han dicho “hice dos veces a la semana el mantra HU pero no pasa nada” (jaja) Perdonen esa risa…pues puede llevar meses y aún años abrir ese canal que cerraron con inconsciencia. Si piensan que dedicar 20 minutos al día de todo el tiempo,que emplean en cosas a veces sumamente innecesarias, es demasiado…no están aún aspirando a una vida consciente responsable .Es su elección. No se les pide dos o tres horas de prácticas estrictas cada día, como antes…pues siempre tuvimos que abrir con nuestra constancia esas vías, sino mucho menos. Mas si no están decididos a hacerlo todos los días hasta reconectarse con esas energías que esperan su apertura…no culpen a las herramientas, sino a la poca persistencia del que las olvida o las usa con desgano.

El discípulo está listo para las ilimitadas posibilidades de la Luz, cuando pone por sobre toda tarea mundana, la potente aspiración y la perseverancia para ir por los dones que le pertenecen, mas no al ego que desea permanecer en una zona de confort pensando que la espiritualidad es una mercancía a su alcance. Sean conscientes de que es necesario encender el fuego del espíritu, para realizar la alquimia en la cual podamos percibirnos y actuar como el ser multidimensional que somos.

El Maestro de los sueños, permanece siempre esperando su disposición y entrega.

LES ABRAZO SIEMPRE!!!

Tahíta-

No hay comentarios:

Publicar un comentario