viernes, 12 de julio de 2013

EL CAMBIO QUE QUEREMOS VER…por Tahíta



Tenemos el potencial innato que reside dentro nuestro, para cambiar y cambiar todo lo que nos rodea.


Lo experimento cada día, no es algo de lo que escribir sin haberlo experimentado.


Muchos están esperando ansiosamente los cambios acerca de los que, sin duda, hemos estado oyendo. El mundo está en un cambio crucial, pero el secreto es, que no es el mundo el que está cambiando en realidad. Nosotros estamos evolucionando, y creando esos cambios en la Tierra…¿Qué creían? ¿Que la Tierra lo haría, sin sus principales actores y co-creadores?

Ella es el escenario vivo de un cambio. Que no protagonizamos solo leyendo o escribiendo sobre él, sino SIÉNDOLO.

Hay una cita que recorre todos los espacios "Sé el cambio que quieres ver". Esta declaración es muy precisa, y ojalá comprendida y llevada a la vida del día a día.

A medida que el mundo está cambiando, el tema del equilibrio y permanecer balanceados es cada vez más importante, porque nos dirigimos juntos, no a un final, sino a un nuevo comienzo. Lo viejo debe ceder lugar a lo que nosotros estamos creando.

Vinimos a protagonizar, como almas, ese cambio, y no podemos responsabilizar a otra humanidad, ni a nadie fuera de nosotros. Si la Tierra cambia es por y con nosotros...en un plan perfecto, aunque no lo comprendamos.

Muchos se sienten impotentes en este momento, al ver que lo que los rodea se desmorona y cae. Los eventos son cada vez más extremos, pero no es porque todo esté empeorando, sino porque hemos pedido con intención vivir en un mundo mucho mejor. Eventos que puede parecer horribles, tragedias que parecen ser cada vez más frecuentes… no son una señal de que el mundo está en peligro.

Como siempre lo afirmamos, se está permitiendo a aquello que estaba oculto, salir a la Luz. ¿Qué es lo que queremos conservar y qué es lo que aspiramos cambiar? Es una gran oportunidad para decidirlo y optar por lo que soñamos para toda la humanidad y los reinos que nos acompañan.Todo tiene que llegar a la "superficie" para que podamos liberar lo que ya no está en resonancia con la Luz y para transmutar las energías según nuestro "nuevo" ser. En esa trasmutación, nos acompañan los animales, los vegetales y hasta las rocas.

Al elevar la vibración, siempre nos saldrán al paso las creencias y experiencias que hemos tenido pero que ya no resuenan con la vibración más alta. Todo es parte del flujo y reflujo natural de elevar la conciencia. Lamentarnos, o no creernos aptos no es la solución...veamos a los reinos!!!Ningún pájaro se deprime porque una tormenta eche abajo su nido, sino que una y otra vez lo reconstruye...ningún árbol deja de crecer porque el viento quiebre una de sus ramas...y las rocas se dejan convertir en arena, cuando así debe ser.

La aceptación, no la resignación...sino la aceptación continua, sumada a un propósito firme de colaborar con el plan evolutivo, nos ayuda a poner atención y esmero en lo que co-creamos, casi siempre inconscientemente.

Con el fin de cambiar el mundo, tenemos que comenzar con nosotros. Sólo entonces podemos impactar al mundo en la dirección de lo que aspiramos ver en él. Sabiendo que siempre hay un número infinito de realidades paralelas coexistiendo de manera simultánea, podemos comenzar a entender cómo los pensamientos, creencias y acciones que elegimos afectan directamente la realidad.

Por ejemplo, quienes están leyendo esto, han hecho que se manifieste esta realidad en este momento. O sea, este artículo parece partir de mí, pero fue también la decisión e intención de cada uno que lo lee. Por eso, no me maravillo cuando llegan mensajes de asombro acerca de un tema que les ocupaba y encontrar que es justamente sobre lo cual alguien está escribiendo.

De igual manera, estamos trayendo a la manifestación los cambios por los que la Tierra y sus reinos están pasando. No podemos decir que nada tenemos que ver, y vernos como víctimas u observadores. LO QUE VEMOS NOS REFLEJA…SIEMPRE… No porque tengamos control sobre alguien más, sino más bien porque estamos en la misma sopa energética, interactuando como UNO, y promoviendo con el Planeta, los movimientos de todo orden que promoverá lo nuevo.

Si sentimos que el mundo está avanzando a un ritmo demasiado rápido, sepamos que en realidad no es el mundo el que avanza, sino nosotros. Por supuesto que la Tierra sigue un ciclo evolutivo…mas ¿no creen que si ella fue manifestada por nuestra parte divina para la evolución de los seres, ese ciclo realmente es afectado por todo lo que hacemos, pensamos, sentimos y hablamos?...Más allá de cualquier creencia, posición, filosofía…nuestra energía co-crea sin interrupción.


Reflexionemos entonces sobre la importancia de esa frase tan repetida y aún poco efectivizada…

SÉ EL CAMBIO QUE QUIERES VER.


MI CORAZÓN LES ABRAZA SIEMPRE

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario