sábado, 20 de julio de 2013

AMAR ES ESTAR RELAJADO


Dentro de tantas definiciones del amor, les parecerá ésta una muy poco profunda…sin embargo es una clave psicofísica para que el Amor…que simplemente ES en toda criatura, pueda fluir hasta nosotros abriéndose paso por los canales nerviosos y etéricos.

No en vano, tantas veces se nos die “aquiétate..y sabe que Yo, soy (soy en ti)…Dios”

Muchas veces tomamos el relajarnos como el aflojar la tensión física, porque estamos tan identificados con nuestro vehículo físico, que nos olvidamos que “relajarnos” implica relajar nuestro cuerpo etérico, en que florecen nuestros chakras, almacenes y distribuidores, de energía, a la vez que puntos de contacto con nuestra parte Divina, y también relajar nuestra mente, dejando fluir, estando atentos pero sin tensionar, los pensamientos que surgen, no siempre de nuestra creación.

¿Qué ocurre cuando no relajamos el cuerpo físico?...las tensiones continuas forman un “nudo” que se torna doloroso, duro, que no deja fluir adecuadamente la sangre, la linfa, los impulsos nerviosos y musculares, y tenemos que recurrir a masajes, el calor o incluso drogas para desanudar esas tensiones.

En el campo etérico, que es más importante, ocurre lo mismo. El campo etérico, al que tendríamos que mantener adecuadamente limpio dejando de lado alcohol, tabaco, carne y drogas…recibe las energías de la tierra y del Cosmos, del inconsciente colectivo y de muestra mente que recrea constantemente. Si no estamos relajados, los nudos que advertimos en el cuerpo físico, se transforman en verdaderos “bloqueos” de energías entremezcladas que atentan

1- En la comunicación entre cuerpo y cuerpo

2-En la comunicación entre la tríada inferior de cuerpos y el Ángel Solar, Cristo Interno, yo superior, como le llamen

3- En la comunicación entre ese Yo superior y la Fuente.

Observen la Importancia de lo que estoy considerando.

¿De dónde proviene el Amor?...No es algo que venga de nuestros corazones, ni de otro Ser…ES UN PRINCIPIO CÓSMICO QUE FLUYE DESDE EL COSMOS Y ENCONTRANDO CANALES SE EXPANDE.

Nosotros somos canales impresionantes : las piedras, el reino vegetal y los animales, lo son también…mas nosotros tenemos un principio crístico que instalado en nosotros nos está tratando de hacer recordar que vinimos a expandir ese principio de Amor que es sustancia esencial del Universo, y que no podemos hacerlo si tenemos los canales físicos, etéricos y mentales tensionados.

Los canales mentales se “inflaman” y bloquean cuando los pensamientos dominan nuestra vida consciente o inconsciente.

Toda esa tensión de cada cuerpo hace que el Amor no pueda fluir, manifestarse y expandirse, que es nuestra misión.

Si vagaron por años preguntando por su misión pensando en largos viajes sagrados, iniciaciones, encuentros con un maestro que les tome a su cargo, activación de cristales, etc…ya pueden descansar tranquilos y descartar todos esos sueños quiméricos con que el ego les distrae.

La misión, siempre comenzará por relajar la trama físico-etérica -mocional para ser verdaderamente CANALES DEL ESPIRITU…que es Amor. Hasta que no comencemos a cumplimentar eso, no se nos harán claras otras tareas, que siempre, surgen de dentro, y no implican nada extraordinario…aunque sí lo es.

Cuando Osho dijo que amar es relajarse…miles de mentes adoctrinadas le difamaron…esto nos enseña cuan adentro tenemos que llevar algo y conservarlo allí hasta que manifieste la verdad que se nos quiere trasmitir. Pues tenía razón…cuando estamos relajados completamente…el Amor está fluyendo…y a la vez, el Amor relaja más la trama, para expandirse.

Nadie te trasmitirá una verdad absoluta…mas todos pueden trasmitirnos un grano de mostaza de la verdad para que lleguemos al tesoro que encierra, y que solo descubren quienes, permaneciendo abiertos, recorren el camino de la experiencia…no solo el de acumular datos mentales.

Hoy…recuerden eso y traten de relajarse cuando descubran que tanto física, etérica o mentalmente no están dejando que el Amor llegue y cambie su experiencia.

MI CORAZÓN LES ABRAZA!!!!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario