jueves, 28 de febrero de 2013

“Este pájaro…siempre seguirá cantando en libertad”


"¿Cómo saben los gansos cuando volar hacia el sol?
¿Quién les ha enseñado sobre las estaciones del año?
¿Cómo nosotros, los seres humanos, podemos saber cuándo es el momento de seguir adelante?
Al igual que las aves migratorias,
seguramente hay una voz dentro de nosotros...si tan sólo escuchamos, nos
indicaría, sin duda, el momento de salir hacia lo desconocido. "
Elizabeth Kubler-Ross

Lo que me gusta de esta cita es el recordatorio de que en nuestro mundo, todos los seres sensibles conocen el camino. Saben cuándo es el momento de moverse hacia adelante, cuando es tiempo de descansar, tiempo de florecer y tiempo de soltar nuestras hojas ...

Estoy hablando de algo más allá del intelecto, por supuesto. Ninguna flor se sienta a razonar de antemano sobre lo que va a hacer o dice... "Oh oh oh .... rápido - el sol está brillando! Es hora de cuidar mis pétalos ".

Sólo hay un flujo. Algunos lo llaman instinto,otros lo llaman naturaleza.

 Es…la misma fuerza que fluye del Universo…y que todo lo guía.

 Y muchas veces (la mayoría), lo hace a través de señales solo perceptibles por un corazón abierto.
Escuchen…

Mi amiga Sara canta desde la cuna. Es su pasión. Nunca ha dejado de hacerlo, y casi nunca remuneradamente. Suele sentarse en una plaza, en un paraje aislado o en medio de un sitio concurrido…sacar sus panderetas, o su guitarra o lo que tenga a mano…y simplemente canta
Eso la hace felíz.

 Está viviendo ahora el sur de la Argentina…pero seguimos comunicadas por internet.
Hace unos meses conoció a un hombre con el que se sintió completamente a gusto…tanto, como para pensar en convivir juntos.

La semana pasada me envió un email hermoso en el que me decía

 “Este pájaro…siempre seguirá cantando en libertad”
En el mismo ,con alegría, sin nostalgia, me relató que su pretendida pareja tenía cualidades que toda mujer desearía encontrar…mas le había puesto como condición para vivir juntos, ya que él tenía una posición económica y social holgada…que dejara de cantar…
Me decía…
“Por un momento me sentí confundida…creí que realmente era alguien con quien compartir todo…incluso mi pasión, que es el canto…mas no era así. Me senté a la orilla del río cerca del cual suelo caminar, y lloré un rato preguntando qué esperaba mi alma que hiciera…Al momento un hermoso pájaro de muchos colores se encaramó en la rama de un árbol cercano cantó y cantó y cantó, con tanta fuerza, como si fuera para mi!!! Y sabes que juntas hemos aprendido, hermana, que lo que sientes, es así…no tuve duda de que ese era el mensaje y me dije…pues nadie va a quitarme la libertad de cantar…“Este pájaro…siempre seguirá cantando en libertad”
Pues así es que sigo sin pareja, pero con la alegría de saber que con entereza, no doy mi poder a nadie…y que quien ame, debe hacerlo incondicionalmente, aceptando, no tomando del otro lo que le gusta, como en un puesto de comida la paso, sino TODO.
Hombres hay muchos, libertad y poder interior uno solo.”
Y sé…porque conozco a ese pájaro…que cantará hasta el final…y me siento honrada de haber compartido con ella tantas reflexiones sobre el empoderamiento interno…que día a día dan sus frutos, no con soberbia, sino con el convencimiento de que…no hay jaulas que retengan por mucho tiempo los reclamos del Alma.

 Podemos inhibirlos, lo que nos enfermará, podemos desoírlos, lo que nos cerrará a la intuición, o podemos dejar que fluyan, atenderlos y seguir su infalible guía…aunque duela!!!

El niño susurró: "Dios, háblame"
y cantó una alondra.
El niño no escuchó.
Así que el niño gritó: "Dios, háblame!"
Y el trueno retumbó en el cielo ,
pero el niño no escuchó.
El niño miró a su alrededor y dijo: "Dios, déjame verte"
y una estrella brilló.
Pero el niño no se dio cuenta.
Y el niño gritó, "Dios muéstrame un milagro!"
Y una vida nació,
pero el niño no lo supo.
Así que el niño lanzó un grito de desesperación, "Tócame Dios,
y hazme saber que estás aquí!"
Por lo cual Dios se inclinó y tocó al niño.
Pero el niño rozó la mariposa
y se alejó sin darle importancia.

Ravindra Kumar Karnani (Old poema hindú)

MI CORAZÓN LES ABRAZA HONRANDO SU LIBERTAD!
Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario