lunes, 2 de mayo de 2011

LA CURA QUE NECESITAMOS- por Tahíta



El mundo no está necesitando tantas nuevas religiones o grupos,sino CURACIÓN Y REGENERACIÓN.

Necesita personas que sean instrumentos mediante los cuales tengan lugar esa cura.Todos, si estamos encarnados,necesitamos cura.

Hasta el siglo pasado, la curación era asunto de los médicos, pero en los últimos años, individual y grupalmente, nos estamos abriendo a la posibilidad de curación mediante la oración,la meditación,la apelación a nuestras células,el envío de energía, y otros medios.Cada vez más, la curación espiritual se acepta como posible.

Tal vez pronto la medicina encuentre la cura para casi todas las enfermedades ya conocidas, y entonces habrá poca necesidad de curadores de fermedades físicas. Eso, sin embargo, no resolverá los problemas de la vida y del mundo, porque el problema no es realmente un problema de enfermedad.
La enfermedad es sólo una de las muchas facetas de la falta de armonía y discordia.

La medicina no eliminará la necesidad de sanación espiritual, pues no le revela al hombre las necesidades de su propia Alma.. Esa será la función de quien se preste,en servicio, a la curación espiritual.

El hombre se dará cuenta de que aun cuando toda la discordia física, mental, moral o financiera se haya eliminado todavía habrá una inquietud interna. No estará todavía en paz consigo mismo.

Nadie va a estar completamente curado hasta que encuentre su lugar en lo Divino. Nadie va a sentirse totalmente satisfecho, incluso con buenas condiciones económicas, hasta que logre su comunión interior con Dios. Ver la televisión no satisface all alma del hombre. Ver partidos de fútbol no es el camino para encontrar la paz de la mente o la paz del alma, ni afianzar la paz en la Tierra.No hay nada malo en estas cosas - que tienen su función -, pero nadie ha encontrado la armonía permanente en un partido de fútbol o en un aparato de televisión, o en el baile.

La armonía del ser del hombre se logra sólo cuando descubre su parte Divina,y la realiza, cuando llega a una comunión interna con lo que es más grande que él. Esa es la verdadera curación y la única duradera.
Aunque fuera curado de todas las enfermedades físicas y mentales, incluso si su situación económica o las relaciones personales fueran satisfactorias, todavía habría un malestar interior, y un descontento, porque hay algo dentro de cada uno de nosotros que anhela volver a casa, a vivir con su Padre-Madre Divino.—y para ello,no es necesario dejar el cuerpo,sino VIVIR CONSCIENTEMENTE NUESTRA DIVINIDAD…y no tanto en lo mundano.

ESE ES EL CONTACTO PRIMORDIAL AL QUE TENEMOS QUE ASPIRAR Y NO TANTO AL DE SERES EXTRATERRESTRES,INSTRUCTORES, Y EXPERIENCIAS AJENAS.

Cuando establezcamos un contacto consciente con la Fuente de nuestra existencia, no sentiremos descontento, insatisfacción o carencias, independientemente de cuánta salud o la riqueza tengamos.

La curación es mucho más que una experiencia física o incluso mental: Es encontrarnos a nosotros mismos en Dios, en una paz espiritual…que a la vez es PRESENCIA Y PODER

Descansando en esa la paz, el cuerpo vuelve a sus funciones normales y comienza a manifestar salud, juventud, vitalidad y fuerza…como dones de lo Divino que nos pertenecen,solo que aún tal vez no revelamos.

La curación espiritual es el toque del Espíritu de Dios en el alma del hombre que le despierta a una nueva dimensión de vida, la espiritual: "Donde está el Espíritu, hay libertad" - no es que el Espíritu actúa como un medicamento, no es que el Espíritu actúa como un golpe de electricidad o cirugía, sino que el Espíritu nos eleva a un nuevo estado de conciencia que un Maestro describió como "mi reino", que no es de "este mundo".

NECESITAMOS ESA CURA ESPIRITUAL…Y DESCUBRIR NUESTRO PARTICULAR MODO DE ACCEDER A LO DIVINO EN NOSOTROS.
Algunos a través de la instrospección, la meditación, la plegaria ,el abrirse, el servicio,el fluír, el vivir en el Ahora, el ser testigo de sus procesos,el pedir guía o el SILENCIO…

CADA UNO ENCONTRARÁ EL CAMINO DEL CORAZÓN…A SU MANERA,PARA QUE ESA CURA LLEGUE CUANDO TENGA QUE LLEGAR Y NOS ENCUENTRE DISPUESTOS A PERMITIR QUE OBRE Y PODAMOS RE-DESCUBRIRNOS …TAN DIVINOS Y PERFECTOS…COMO NOS ANIMEMOS A …SER.

EN ESA PERFECCIÓN…LOS AMO Y RE-CONOZCO.
Su Hermana Tahíta ♥

1 comentario:

  1. Cada uno encontrará el camino del corazón, cuando esté preparado para ello.

    ResponderEliminar