domingo, 24 de abril de 2016

TODO ESTÁ BIEN


28 de Febrero de 2016

Alguno de éstos últimos días… ¿se han sentido como con una resaca espiritual...O sea, no pudiendo gestionar sus energías ya sean por arriba o por debajo de lo “manejable?

Pues yo lo he sentido, y muchísimas personas ya sea que me lo hayan expresado o por lo que observo se están sintiendo muy sacudidas, conmovidas o hasta desencajadas de su habitual modo de reaccionar, responder o sentir ante las distintas circunstancias que también se aceleran como haciendo cola para presentarnos cada día un nuevo desafío.

No creo que las cosas vuelvan ya a ser como hace algunos años. Ni siquiera, y casi diría, menos que nadie, aquellos que estamos tratando de mantenernos conscientes y alertas somos inmunes a las ráfagas alborotadas de lo que llegan.

Las energías de luna llena fueron particularmente fuertes, y afirman que cada luna traerá más y más energía para alinearnos con aquello que aún no hemos alineado u ordenado…aunque en realidad son muchas cosas las que se confabulan para que nuestros procesos de vida ya no sean predecibles ni tranquilos. No lo sé si antes lo fueron, pero más suaves, sí…o no nos dábamos cuenta.

Observar lo que ocurre al nuestro alrededor puede ubicarnos si solo somos nosotros teniendo una etapa intensa, o lo demás también lo muestra…generalmente lo noto en los miembros de mi propia familia, los vecinos, nuestras mascotas y hasta en las noticias de los distintos medios de comunicación(bien manipulados), a las que cada vez doy menos entrada.

Mi hijo, muy bajoneado de ánimo, mucha gente siendo poco amable en las cercanías, por no decir agresivos…y los gatos, cada cual a su modo mostraron conductas exageradas, algunos exigiendo mucha compañía, otros replegándose o maullando como queriendo hacernos entender algo que no supimos bien definir…no olvidemos que ellos captan, al igual que los niños, mucho más las energías de todo el entorno e incluso planetarias…así que observen y estén atentos a la gestión de sus propias emociones, pues lo de afuera no puede ser sino espejo de lo de adentro en el Uno que somos.

Según dicen, físicamente estamos recibiendo descargas energéticas que actualizan todo nuestro sistema eléctrico. Para algunos esto trae problemas de estómago y síntomas de tipo gripal. Para muchos dolores de cabeza, zumbido en los oídos y mareos (en mi caso, bastante mareo) Considero que con o sin éstos síntomas, estamos limpiando líneas de tiempo, contratos, acuerdos y asuntos gruesos de vidas que llamamos pasadas, creamos en el tiempo o no. Las llamaradas solares parecen tener que ver mucho también con el efecto de pesadez en la cabeza y los estados de ansiedad o angustia que muchos tratan de gestionar como pueden.

Algunos se sienten completamente bombeados y felices, otros experimentan torrentes de energía y terminan como sobrecargados. Otros están apagados, deprimidos o al menos con una gran necesidad de descanso o de dormir…y es que cada cuerpo es único ante sucesos iguales. Algunos pueden sentir una profunda paz interior sabiendo que todo está bien y otros incluso aceptan rendirse a esa necesidad de liberar memorias celulares densas en la naturaleza o durmiendo…lo importante es que no comparemos por qué sentimos tal o cual cosa y otro siente algo diferente, y que confiemos que lo que sea, y el grado en que llega, es perfecto para cada quien en este momento teniendo la confianza de que todo está bien.

Siento que es un momento muy intenso que estamos atravesando y que se está limpiando todo lo más que se puede para la ola masiva de energía que se espera mucho mayor para la 2ª semana de marzo, con un pico en la 3ª semana hasta mediados de abril.

No puedo asegurar como tantos dicen que el fin de éstas oleadas sea despertar a los que aún duermen…No sé si ustedes o yo estamos despiertos siquiera, porque creo que somos parte de una sola consciencia que asciende desde siempre, pero que ahora se ve reflotando desde todos los aspectos y algunos parecemos percibir más y otros menos, desde nuestras limitadas individualidades.

Mi fórmula, que puede no ser la de otros es…entregarme y entregar lo que puedo, aún lo más doloroso de los que amamos, aún las tensiones y mareos de mis cuerpos y las conductas poco usuales de los que me rodean…perdonando con amor, a mí misma y a los demás por no poder aún saber con precisión cuál es el comportamiento adecuado si lo hay…Solo AMOR

Si todo está perfecto, solo esa convicción y la Fe en algo inmutable e ilimitado y eterno pueden sostener nuestro barco en la marea en la que navegamos cada AQUÍ Y AHORA.

Cada uno de nosotros estará sintiendo estas energías de manera diferente dependiendo de dónde nos encontremos en el proceso o juego que compartimos de forma tan disímil y a la vez tan “una”…y gestionaremos todo como podamos, sabiendo que somos sostenidos y amados, sea como sea que estemos pudiendo hacerlo. Al menos, es mi sentir…y también siento que no es tiempo de dejar que la mente nos agobie con duda, miedo y juicios, sino de abstenernos de ellos, y de comparar lo que experimentamos con lo que otros experimentan .Como dicen, y coincido, no hay dos viajes iguales en éste proceso…SOLO EL AMOR ES REAL…esa es la frase que uso cuando aspectos poco positivos tratan de convencerme de que me deje ganar por el miedo, la incertidumbre o la angustia…SOLO EL AMOR ES REAL…y el Amor, deja fuera de juego todo el drama que como humanos creamos….

Cambiar lo que pasa no podemos siempre, más a nivel global…solo nos queda cambiar la percepción de lo que sea que llega…y sentir dentro nuestro ese aire vivificante del Espíritu susurrando que TODO ESTÁ BIEN…que es LO QUE DEBE SER…no importa lo que el ego nos sacuda desde la mente pequeña, que aún no siente la completitud y la Unicidad que vinimos a recordar.

LES ABRAZO EN EL UNO!!!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario