domingo, 1 de marzo de 2015

CREENCIA, INTUICIÓN…ADENTRO Y FUERA


 

Creo en el Alma.

Creo en las Vidas Pasadas.

Creo en los maestros.

Creo en otros Planos de Existencia.

 

Solía usar frases como esas hasta hace unos años. Luego comencé a limitarlas hasta que ahora me cuido mucho de emplear  palabras que impliquen “creencia”…no porque necesariamente una creencia sea mala sino porque es muy poco confiable y siempre oscilaremos en su péndulo sin un asidero firme  que nos permita mantener cierto equilibrio.

¿Es más seguro el conocimiento intuitivo directo?

Al menos en nuestro, es natural y es LO QUE ES…o sea, es lo que sientes con seguridad, y sin necesidad de meter a la mente en medio. Así puedo afirmar que ME SIENTO Alma….SIENTO haber estado o estar experimentando vidas múltiples….o HE VISIONADO o VISITADO estados de consciencias y planos innegables. Aunque algunas personas no tienen en su parte consciente recuerdos de vidas o de visitas a otros planos,  tienen la absoluta seguridad de su existencia, y esa seguridad, grabada en su espíritu, no puede ser comparada ni removida por una creencia, que es siempre externa, aunque la traigamos de muchísimo tiempo atrás, sembrada por lo que leímos, nos enseñaron, grabaron o impusieron incluso.

Aunque no recuerdes una experiencia espiritual, es solo el personaje (ego) el que no la recuerda, mas siempre hallarás más adentro esa voz intuitiva que te dice que hay algo más que lo que “se vive” y que la eternidad no es solo una noción aprendida.

La intuición es el agente del “Reino”…ese interior al que debemos encontrar antes de que todo lo demás nos sea dado por añadidura…así que evidentemente, el conocimiento exterior es una parte importante del camino mientras conectamos con el agente. No es que debamos descartar libros,  maestros y  lo que llega…ya que la sincronicidad hace que llegue lo necesario en el momento adecuado. El agente, cuando se consolide como tal, irá descartando él solo lo que ya no necesite.

A todos los que se preocupan demasiado por estar aún dependiendo de cosas externas, de libros o enseñanzas y no tener contactos  conscientes …sepan que TODO ESTÁ PERFECTO…que el proceso lo manejamos desde la interioridad y  solo tenemos que abrirnos a la posibilidad de que  estamos siendo continuamente preparados para que el agente divino comience la tarea de darnos más y más vislumbres del Reino, comenzando a prescindir de mediadores.

BENDITO ES EL MEDIADOR!....pues si ha sido empleado :es  el medio del que disponemos hasta que  lo interno muestre todo el espectacular paisaje de posibilidades de SABER SIN SABER…como muchos maestros dicen….o sea saber algo con total certeza aunque no lo hayamos pasado por la mente…sintiendo esa certeza.

Si existe el Alma, si existen multiplicidad de vidas o la vida después de la muerte, es irrelevante que creamos en ello. No necesitamos la creencia…solo SENTIMOS la seguridad de que así es, y ello es porque lo experimentamos, conscientemente o no.

Muchos nos hemos sorprendidos incapaces de sostener el interés por un libro o por  artículos o técnicas…como en un NO MÁS!!! Pero puede ser una parte del proceso, un receteo, un impass…NO SABEMOS SOBRE ESOS PAQUETES DE ENERGÍAS, COMO HUMANOS.

A un nivel profundo, todo lo sabemos…solo es necesario un acto de REMEMORACIÓN…y en ese acto ayuda el agente de la intuición, pero muchas veces también el toque certero de una enseñanza externa. Parece paradojal, mas TODO ES DIOS. ADENTRO Y AFUERA  SON SOLO PERSPECTIVAS.

Lo que llamamos “externo” tiene que tocarnos la memoria eterna sin crearnos una creencia…solo tocarnos para que despierte el conocimiento dormido…para eso se nos acerca tanta información. Si no estamos en ese período de descanso en el que no queremos más de “afuera” con apertura y discernimiento, acopiemos solo  lo que nos “toca” internamente para la recordación, para  ponernos en contacto con el SER.

No hay tarea más importante que ese contacto interno…mas recordemos que es OMNIPRESENTE…por lo tanto en lo “externo” también se manifiesta, en una postura y perspectiva dual, mas siendo UNO.

 Permitámonos, si lo necesitamos, el toque de ciertas energías contenidas en la forma que sea. (contactos, experiencias, libros, maestros humanos, animales, presencias, artículos, visiones, imágenes, técnicas, hartazgo de todo, etc) No desechemos nada…solo estemos atentos y sensibles a lo que SENTIMOS cuando lo que llega nos toca…y al decir sensibles no me refiero a sentimentalismos ni entusiasmos, sino a un sentir realmente profundo

El maestro Interior nos asiste en ello.

MI CORAZÓN LES ABRAZA!

Tahíta

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario