domingo, 1 de marzo de 2015

SIN BALANCES NI PROYECTOS


Por éstos días todos los espacios de comunicación estallan en consejos acerca de lo que realizar a fin de un año y al comienzo de otro, y casi todos consideran importante: hacer un balance del pasado y proyectar para el futuro.

Tal vez debamos transitar caminos menos trillados y dejar la mente de lado en lo referente a trabajar limitadamente en el tiempo. PASADO Y FUTURO.

En este momento opto por no hacer absolutamente ningún balance, y por permitirle a la vida vivirme desde espacios inéditos, no haciendo planes ni trazando trayectorias.

Es una forma de Fe en que nuestra parte espiritual o Divina traza los caminos y trae siempre lo que necesitamos, nos guste o no.

El espíritu que nos proyecta como humanos, a través del puente del alma, observa lo que vamos creando y  pone en la senda un aviso de “stop”….a través de una enfermedad, una pérdida, un corte de relaciones o trabajo…o nos dice ”sigue”…dándonos espacio para continuar por poco tiempo en aguas tranquilas .Mas solo un corto tiempo….si es que estamos aceptando transformarnos, pues el cambio y el atravesar situaciones  dolorosas, inesperadas o que creíamos trascendidas nos lleva a la profundidad oceánica, cosa que no sucede en las aguas tranquilas y superficiales del “todo está bien”. Desde esa profundidad, nos transformamos.

Por eso el mensaje de mi alma es : nada de balances ni planes…sino una entrega, en el nivel que se pueda, a lo que va llegando, para atravesarlo y seguir el paso de la transformación inevitable.

Es una ilusión la declaración de que la persona con Conocimiento y aspiración espiritual tiene todo resuelto o debiera. Somos UNO…y la única diferencia con las otras almas del Uno es que las demás ignoran lo trascendente o aún no se interesan…por lo que son menos los requerimientos. En cambio para quien tiene sed de otras fuentes más sutiles y reales…inevitablemente su alma orquestará una vida de experiencia tras experiencia para ir por más consciencia.

La Vida es el mejor Maestro…y el Alma la orquesta para la transformación.

Ella actúa en tiempo presente, por lo tanto, no necesitamos balances agudos ni proyectos que derribará de un soplo si no son congruentes con el camino evolutivo.

En éste día en que comenzamos, dentro del tiempo lineal, un nuevo año, les auguro que puedan soltar los balances y los proyectos y se dejen estar en el viento del Espíritu…que si bien a veces es vertiginoso, no acepta resistencias vanas.

 

Que la Luz envuelva cada instante de sus vidas, siempre.

Mi corazón les abraza!

No hay comentarios:

Publicar un comentario