sábado, 30 de marzo de 2013

UNA MENTE ACTIVA Y…SILENCIOSA!!!


La mente automatizada es como un ordenador que trabaja todo el día…y toda la noche.

Suele estar permanentemente atareada, llevándonos a ritmos que nos resultan vertiginosos….y que rara vez tienen que ver con el ritmo del alma.

¿Podemos aminorar ese ritmo…ralentizarlo?

El conocimiento de nosotros mismos, solo llega en la quietud de la mente.

Mas eso, no significa que debamos forzar la mente a ir más despacio…nunca nada lograremos forzando…el forzar nos estanca en ella, pues es uno de sus métodos…no del SER.

Para aminorar el ritmo de la mente, la vigilancia relajada, la observación amorosa, son el camino que nos queda.

Suelen decir que la atención implica esfuerzo…no es cierto…hay una atención forzada y rígida…y una atención que es serena…un sereno estar conscientes…estar atentos sin intervenir….de esa atención es capaz solo una mente desocupada(no ocupada)…Entonces…todo, hasta la mente…están en la inmensidad del momento presente. La mente…no puede perturbar la inmensidad del presente, si estamos serenamente atentos.

Todo lo que llega aparentemente negativo o conflictivo, nunca podemos resolverlo imponiéndole su opuesto, como las leyes del mentalismo nos marcaron, sino comprendiéndole, y esa comprensión no llega, si estamos mentalmente ocupados en tratar de cambiar lo que ES.

Por eso, en alas de un cambio real, apartamos el juicio, dejamos la búsqueda de resultados…y nos lanzamos al viento del cambio sin conflicto, sin resistencia, para trascender sin oponer.

Tienes un hábito que te sujeta sin que puedas librarte de él?…déjale tranquilo…eso es todo…su energía, si no la alimentas, se escurre como agua entre los dedos..pero no te aferres a querer darle lucha…pues le haces grande y poderoso. No es negligencia…lo hacemos consciente y sabemos que queremos soltarlo, pero no le aferramos y fijamos mentalmente.

¿Tienes un pasado doloroso?...No lo traigas a conflicto…lo que no quiere decir esconderlo…cuando puedas observarlo, simplemente como quien ve el agua caer… él se fundirá a tu ahora como ayudante de tarea, no como verdugo.

Cuando la mente está atenta y activa en el presente…no da lugar a estar ocupándose de otra cosa.

Una mente pre-ocupada, nunca puede ser una mente libre.

La preocupación, no solo nos enferma los cuerpos, sino que estrangula los canales energéticos que mantienen fluido el acceso a la sabiduría…por eso…es bueno cuidar la salud y ocuparnos …pero no preocuparnos.

Existe una verdad que se nos escapa…que la mayoría vierte equívocamente…

UNA MENTE ACTIVA…ES SILENCIOSA.

Cuando la mente no está en su principal actividad, que es la atención consciente, los pensamientos automáticamente nos enredan…EL AMO, NO ESTÁ EN CASA. En cambio…cuando la mente está activa…consciente, despierta, atenta en el AHORA…es silenciosamente fecunda y la preocupación no nos toca…el bullicio se aplaca y la Voz única…surge de esa mente silenciosamente activa.

Muchos dirán que silencio y actividad mental son incompatibles.

¿cómo sabes que la principal función de la mente es pensar?

¿Quién te lo ha mentalizado?

¿Y si la función de la mente en esta era de Luz fuera la atención silenciosa y consciente?

Cuando se nos dice SUELTA LA MENTE…SAL DE LA MENTE…lo que se quiere decir es sal de la automatización y la inconsciencia de una mente no vigilada…se nos dice…NO TE ENREDES EN EL JUEGO MENTAL INFERIOR…mas la mente luminosamente activa en el silencio…ES UNA ALIADA DEL PODER INTERIOR.

Una mente activa y silenciosa…relajadamente…no está continuamente buscando…de allí que siempre prefiero a un ex buscador que se ha convertido en ENCONTRADOR…un silente y vigilante observador que recibe lo necesario sin estar oprimido por la tensión de la búsqueda.

Si no lo comprendes…déjalo pasar…no te pre-ocupes…cuando llegues a comprenderlo, sin darle muchas vueltas, sin buscar lo que se manifiesta solo…entonces…sabrás cómo una mente activa, más relajada…puede en el silencio encontrarlo todo, sin conflicto.

No puedes tener una mente calma, si eres un buscador.

Deja de buscar y serás un constante ENCONTRADOR.

Entonces un día…comprenderás que una mente activamente silenciosa, no tiene la misma cualidad que la mente inconsciente que por desatención deja que cualquier pensamiento tome el mando.

SALIR DE LA MENTE…SALTAR DE LA MENTE…es estar activos en el silencio, observando y atendiendo conscientemente el flujo del momento presente.

Ya está…da vuelta la hoja y deja que ese estado te toque…sin argumentos.

MI ABRAZO DE SIEMPRE!

Tahíta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario