sábado, 23 de marzo de 2013

¿Necesito Protección Espiritual?



No es necesario ningún tipo de protección espiritual.

No hay nada que temer en todo el Universo que no sea a nosotros mismos – a algo que creamos a partir de nuestra propia imaginación, o desde una vibración más baja que estamos transmitiendo o hemos trasmitido. Y si hemos creado un problema, pedir protección del mismo, no va a ayudar, sino que por el contrario, le vamos a dar a ese problema más realidad y poder.

Cuando pedimos "protección", estamos esencialmente diciendo, " Hay algo de lo cual debo ser protegido ", y en realidad…lo estamos creando en ese momento, cuando lo consideramos una amenaza. Sería más productivo darnos cuenta de que nuestro mundo se percibe como seguro cuando estamos en sintonía con el gran flujo de la vida.

La misma idea de protección se centra en un aspecto negativo, lo que nunca es recomendable. Estamos luchando contra algo, y aquello a que nos resistimos, persiste . Solo debemos centrarnos en que el universo es un lugar seguro…concentrarnos en lo que queremos que se manifieste.

No estamos, ni nunca hemos estado a merced de espíritus malvados, entidades, azar, estrellas o fuerzas misteriosas, a menos que firmemente creamos que así es. Si creemos que somos una víctima, entonces lo materializaremos y lo experimentaremos como "realidad". Una realidad que hemos creado.

La misma creencia en la necesidad de protección crea algo que proteger, a donde anteriormente no había nada para proteger. Si nos sentimos seguros caminando por las calles, durmiendo en nuestra cama, y haciendo cualquier tarea, ese sentido de seguridad será real. Si tenemos un momento de miedo, nos pertenece como campo de trabajo, como nuestra propia creación y así lo tenemos que reconocer lo antes posible para conservar nuestro autoempoderamiento.

Ninguna ceremonia, invocación, o "burbuja de luz " va a protegernos de nosotros mismos.
Porque el enemigo está dentro. Tales rituales nos quitan poder y responsabilidad. Pidamos siempre claridad acerca de esto.

Las personas más empoderadas nunca sienten necesidad de hacer un llamado a los ángeles o la luz o algo de protección, nunca oran por "protección". Y es que no es cuestión de sentirnos "protegidos" – sino seguros. Si aún sientes esa necesidad, no te preocupes, solo examínala y suéltala…pronto vas a entrar de lleno en esa consciencia de seguridad autocreada.

Observen que quienes viven pidiendo protección son acosados constantemente por lo que lo que los lleva a pedirla, así se trate de problemas, robos, demandas legales, conflictos, mala salud, miedos, o ataques físicos.

Los pedidos por protección espiritual a menudo giran alrededor de encuentros problemáticos con "entidades", "espíritus malignos", "fantasmas", " implantes extraterrestres", "personas tóxicas", o "mal". Todas estas cosas…llegan a quienes creen que pueden caer en su campo de realidad, o a quienes kármicamente lo han creado.
Es hora de tomar aire y hacernos cargo de todas esas creencias y energías que tal vez mal usamos…reunirlas y observar que bajo la mirada de la Luz, solo es un poco de energía a iluminar…eso, le quita poder a la parte oscura que tanto suele preocupar a casi todas las personas, incluidas las que dicen caminar en caminos espirituales (?)

Aunque algunas de éstas entidades existen ( la mayoría de las veces las creamos juntos)…recuerden que el Amor, el amor practicado…crea alrededor de nosotros un “círculo no se pasa” que no permite infiltraciones de tal tipo…especialmente si estamos sirviendo…si así sucede, es porque lo permitimos creando agujeros de miedo en el aura…y se nos deja experimentarlo para aprender a no sostener por mucho tiempo ese sentimiento, o porque acordamos que en éste trayecto de vida enfrentaríamos (que no es luchar sino mirar de frente) lo que haya llegado, para liberarnos de antiguas prisiones energéticas del pasado. El modo de liberarnos siempre es energético…y ya sabemos cual energía es la más poderosa.

Ningún maestro les dará un amuleto, talismán, palabra o lo que sea, que les resulte, si es que acordaron esa experiencia…y si no la acordaron…NO LA VIVIRÁN. Por eso…a algunas personas les funcionan muy bien los mantras elevadores de energías y a otros no…si acordaron pasar por una experiencia, solo el Amor y el Servicio la trasmutarán para liberarlos

Volvamos a retomar la clave…

NO ES NECESARIO NINGÚN TIPO DE PROTECCIÓN ESPIRITUAL

Parece descabellado…mas hablo de nosotros como ser real, conectados a un océano infinito…si nos consideramos nuestra parte humana…seguramente recordaremos que antes dijimos que la clave es: permanecer centrados, sin temor y en Amor activo.

Tratar de protegernos espiritualmente es eludir lo que vinimos a trascender como humanos…retarda la liberación de esa parte nuestra dual y hace que giremos continuamente a merced del objeto irreal de nuestros miedos, por intentar evitar lo que hay que afrontar. Eso…está en manos de la Gracia…y ella…está disponible siempre para quienes con un corazón abierto, empoderan en sí mismo el Amor y la SEGURIDAD INTERNA de un Ser que es eterno, en la eternidad de Dios.

RECUERDEN-SE…RECUÉRDENSE COMO LO QUE SON…ESO ES SABERSE SEGUROS Y A SALVO!

Mi corazón les abraza!

Tahíta

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario