jueves, 23 de febrero de 2012

LA FE EN NUESTRO CHAMÁN INTERIOR



En éstos tiempos en los que un Chamán, ya no es,como  en realidad ES…una persona perteneciente a un pueblo originario (sea americano o tibetano), que tiene conocimientos profundos del mundo espiritual y sana y a la vez guia a su  gente..sino que se ha convertido en una galería de personajes que se pintan la cara,se visten con indumentaria nativa o sacude sonajas para espantar espíritus…con el fín de  vender sus servicios…quería hablarles de dos chamanes muy poderosos.

Uno vivió hace 2000 años,y le conocimos como Jesús.Ese sí era un chamán, un sanador de almas y cuerpos, que nos dejó el legado de nuestro propio poder interior…Nuestro Chamán Interior…que es el segundo al que me referiré.

Ese Chamán de hace 2000 años…sabía que para incentivar nuestro propio Chamán, solo hacía falta FE…no una creencia, sino fé.

De hecho,si te sabes un Chamán poderoso…no importa si tienes o no una creencia…sino  FE EN QUE LO ERES.

Recuerden lo que Jesús decía a quienes sanaban…”VETE EN PAZ..TU TE HA SANADO”..no le decía Dios te ha sanado sino TU FÉ TE HA SANADO.

Y recuerdan cuando les decía” SI SU FÉ FUERA DEL TAMAÑO DE UN GRANO DE MOSTAZA,MAYORES COSAS QUE ÉSTAS HARÍAIS”?...

La semilla de mostaza es una de las más pequeñas que se conocen…o se que ni siquiera les estaba diciendo que tenían que tener una Fe inconmensurable.Solo un poco de FÉ…Tal vez ahora que estamos esperando graduarnos en ésta dimensión, necesitemos una FE mayor…mas allí dentro nuestro está el verdadro Chamán que somos,regando la semilla para que de sus frutos.

Recuerdan…cuando Kryon nos hablaba de Pedro y la escena en la que  Jesús probando su emponderamiento y Fe le pide que vaya hacia él caminando sobre el agua?...
“Algunos dicen que la historia es real y otros que es metafórica. No importa, es la enseñanza espiritual la que es profunda y real, independientemente de la exactitud del hecho.
Pedro tuvo un maestro, un chamán. Según se cuenta, allí está Pedro con sus amigos en un barco, deseando encontrarse con su maestro, que está en la orilla.  * El discípulo Pedro está decepcionado. Quiere estar junto a su maestro. Oímos que el maestro dice: Pedro, no te preocupes. Mira. Y el maestro comienza a caminar sobre las aguas. Pedro siente que no puede hacer lo mismo, también, pero necesita permiso. Le pide al maestro: Dime que vaya hacia ti. El maestro mira a Pedro a los ojos y le dice: Pedro tu puedes hacerlo también. ¡Ven hacia mí! ¡Y Pedro lo hace! Se concentra en su maestro y da los pasos, según la historia, y desafía la realidad tetradimensional y camina sobre las aguas, como su maestro. Entonces sucede algo interesante. Pedro mira hacia abajo y empieza a intelectualizar. Se dice a sí mismo: ¡No debería ser capaz de hacer esto! No me dieron las reglas. Y así Pedro comienza a hundirse.

Dejemos esta historia por un momento y hablemos sobre Pedro en general. Helo ahí viendo a su maestro caminar por encima de las aguas animándole a hacer lo mismo. Confía en su maestro, así que siente que lo puede hacer. Pero, ¿Podéis oír la mente de Pedro trabajando? Sabes que no tengo el manual para hacer esto. Querido maestro, ¿Cuántos pasos hay en este proceso antes de que yo pueda trasmutar la física de este modo? ¿Cuáles son las reglas? Creo que necesito saber esto antes de que pueda caminar sobre el agua. Pedro confía, no obstante cuando da su primer paso, siente el hormigueo en sus pies, siente como una dimensionalidad encuentra a otra, como la física de uno encuentra la física de otro a través de la creación espiritual de un Humano… y sus pies comienzan a sentir hormigueo.

Ahora, han oído decir a Pedro: Querido maestro, tengo que pararme por un momento y preguntarte ciertas cosas. Quiero conocer el desplazamiento atómico físico del diferencial de tiempo en mis pies.¿Es normal o no sentir este hormigueo?¿No debo entrenarme un poco en el barro?¿Debo retroceder o ir hacia delante?¿Puedes darme alguna información, por favor? No… El simplemente lo hizo.”

 A Pedro se le pidió que hiciera lo que los chamanes hacen. A Pedro se le dijo que lo que tenía que hacer era concentrarse en la divinidad que estaba ante él y dentro de él. No tuvo que pensar en ello sino simplemente hacerlo.

Hoy hemos caminado sobre muchas aguas…y no necesitamos manuales con procedimientos, solo
FE EN NUESTRO CHAMÁN INTERIOR…QUE SOMOS NOSOTROS EN DIMENSIONES INCALCULABLEMENTE MÁS ALTAS.

No necesitamos un chamán que se pinte la cara o se vista distinto, cobrándonos por dones que son nuestros. Puede ser que tarden en manifestarse, hasta que la Tierra sea limpiada de tanta  energía de negación que hemos ayudado a co-crear…pero SON NUESTROS Y TENEMOS QUE RECLAMARLOS.

Ya no es tiempo de pedir…porque pedir singnifica…dividirse entre el que pide,y algo externo que da…LO QUE YA TENEMOS!!!
Solo que nos hemos olvidado de que somos nuestros propios curadores…y que quienes  dicen sanarnos, solo propician el enlace para que éste actúe (MEDICOS,SANADORES,ETC).

Mas ahora…tenemos que avanzar…y abrir la puerta a nuestro verdadero Chamán…y esa puerta se abre con FÉ…con Fé en que tenemos que reclamar internamente esos dones, que es el momento de dejar de pagar por sanación..o al menos, cada vez menos…para comenzar a escuchar a nuestros cuerpos y a nuestro Espíritu.

No nos vamos a detener a calcular, como Pedro no lo hizo,…si es físicamente posible…No va a funcionar así.

VAMOS A LANZARNOS A ABRIRNOS DE LLENO A ESE CHAMÁN QUE SOMOS…A ESCUCHARLE..Y A ESTAR DISPUESTOS A QUE CUANDO NOS DIGA ALGO…
LO HAREMOS…Y CAMINAREMOS SOBRE LAS AGUAS DE LA DUDA, DEL TEMOR Y DE  MENTIRA DE LO QUE CREEMOS QUE SOMOS…

Y AUNQUE NUESTRA FÉ SEA AL PRINCIPIO DEL TAMAÑO DE UN GRANO DE MOSTAZA…ESCUCHAREMOS AL FÍN…
.
”TU FÉ TE HA SALVADO”


MI CORAZÓN LES ABRAZA Y RECONOCE  A SU PODEROSO CHAMAN INTERIOR …AQUÍ Y AHORA!

Tahíta

http://comunidadconciencia.ning.com

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario