domingo, 5 de febrero de 2012

ENTRE EL SER Y LA PRISA





Estamos siempre tan ocupados intentando resolver nuestros asuntos… inmersos en una vida que se desarrolla sólo en lo superficial, que dejamos de VIVIR cada segundo desde lo que nos llevaría a la elevación diaria, y a hacer innecesaria otra práctica.
Les contaré cómo era mi día antes de comenzar a practicar el ESTAR PRESENTE y cómo fue cambiando.

Hace unos 20 años..cuando el tiempo no estaba tan acelerado…yo ya lo estaba.Me levantaba, una ducha muy apurada y una planchadita a las arrugas de la ropa sobre la misma cama …un trago de cualquier cosa al paso y a la calle…Gracias a merecimientos antiguos…vivia en un pueblo, y a 2km de mi empleo ,en pleno campo, en la oficina de personal de una Empresa Alimentaria.

Media dormida subía al óbnibus,trac trac trac y estaba en la oficina.Diversidad de tareas, y como todos, contestaba automáticamente al teléfono, a la radio operadora, a mi jefe, a los empleados que desfilaban por la oficina, al medico al cual oficiaba de secretaria, al pago de sueldos…mirando el reloj para retirarme.
De allí abordaba otro micro que tras hora y media me dejaba en el centro de Buenos Aires…allí me relajaba un poco ya que hiba en busca de libros esotéricos, cursos, encuentros…mas seguía solo en el plano de lo mental, salvo las experiencia en estado de sueño o visiones que siempre me acompañaron…porque hacía una división entre un momento de vivencia o práctica espiritual…y lo cotidiano.
Trac trac trac…un tren y a mi casa casi de madrugada,por lo largo del viaje…despertador y al trabajo otra vez.

No sé como…el trabajo interno se intensificó…y comencé a darme cuenta de que no quería vivir dividida…y aún con desafíos,logré acortar la brecha entre o de arriba y lo de abajo. Entonces…
Comencé a levantarme con más tiempo y a dejar la ropa planchada desde la noche anterior.Una ducha y un desayuno acorde,frutas con almendras y pasas, nueces, avena con miel y semillas…

FANTÁSTICO COMO CAMBIA LA ENERGÍA!...

Me sentaba fuera o dentro,según el clima, unos diez minutos a interiorizar o a darme un masaje en los pies, para poner alerta mi energía y mi cerebro…y caminaba disfrutando paso a paso hasta la estación de óbnibus…escuchando los pájaros, cada ruido, acariciando un perro que se aparecía o saludando, con amabilidad, y mirando a la cara…a cualquiera que se cruzara en mi senda.
En el óbnibus prestaba atención a los rostros cansados de los viajantes y trataba de mantener una sonrisa o un saludo de cabeza…ya nos conocíamos de encontrarnos cada día.

El principal desafío…siempre es nuestro empleo.Cuando la tarea apremia, es cuando más tenemos que recordarnos…no contestar ni con indiferencia, ni con apuro…A NADIE…lo que es una practica de mucho tiempo…tolerar las quejas del jefe, las de los empleados que se lamentaban de su salario, de aquellos que recurrían al médico de la empresa..a veces sin enfermedad, para ser escuchados…entonces me escurria en el consultorio antes de llegar el médico…y les prestaba atención o solo les ponía una mano sobre la de ellos…

Realmente todo cambió en ese lugar…y allí comencé a abrir el corazón a cada ser y a sentir los cambios que podemos hacer en un sitio de trabajo…solo comenzando a estar disponibles en el presente, amorosamente- Habitualmente me quedaba un poco más de tiempo…dejando mi tarea organizada para no correr al día siguiente…pues queria sacar la prisa de mi vida…si o sí.
Tomaba el mismo obnibus a la Capital..pero lo hacía sin correr en los semáforos ni en la calle, no importa cuan apurados y ofuscados estuvieran todos…daba mis charlas, recibía otras…recorria las ferias artesanales escuchando a cada persona que me acercaba su historia…disfrutaba sentándome en una plaza y escuchando tanto a un mendigo como a un abogado apurado que ofuscado me preguntaba por el libro que hojeaba…o simplemente descargaba su estrés…y nuevos cambios se efectuaban en mí y en el entorno.

Creo que asi aprobé el aprendizaje y pude dejar de trabajar y mudarme a Capilla del Monte, a cumplir otra etapa…mas no crean que le gané fácil a la prisa…No…muchas veces resurge…solo que la atrapo en el aire y la suelto luego de haberla hecho consciente.
LA PRISA ES IRREVERENTE me dijo un día Trigueirinho…y siempre se quedan en mí las frases importantes.

Tal vez en ese momento no valoré la enseñanza…porque no me habia comprometido de lleno a quitarla de mí.Luego comprendí que la prisa es tremendamente irreverente…porque nos hace andar a los tumbos, inconscientemente, dejar de sonreír a los que amamos o a los desconocidos, dejar de escuchar, dejar de tener un minuto para nuestros hijos, dejar de darnos una tregua para estar solos y en silencio…
La prisa…nos priva de SER y nos aparta de nuestro veta sagrada.

Continuamente dejamos que se nos escapen la Paz y la quietud,mientras la prisa de nuestra mente nos entrampa en círculos de respuestas y acciones automáticas, indiferencia, sopor…

Cuando logramos estar en el AHORA a cada instante , en atención, recogemos como fruto VIVIR…no pasar por la vida. Aunque no hagamos mucho…lo importante es ESTAR CONCIENTES..cuando comemos, cuando hablamos, cuando escuchamos, cuando silenciamos, cuando nos sumegimos en el dolor o la dicha…solo SER Y ESTAR.
Eso nos lleva sin darnos cuenta a realinearnos con el fluir de la vida, a aceptar de frente y en paz los Vientos del Cambio…en equilibrio y alegría, y borra las viejas tendencias que nos esclavizaban a seguir corriendo a ningún lugar.

La Conciencia nos religa a la alegría de sentirnos completos y de Ser y Conocernos en la fuente y origen de todo.

Una fuente que se manifiesta en cada hecho concreto.

Disolvamos, sin prisa, las últimas resistencias que impiden que la Alegría de SER a cada instante se manifestase.



LES AMO!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario