martes, 28 de febrero de 2012

LOS CELULARES, NOSOTROS, LA CONEXION INTERNA…LOS DEVAS





Hace mucho tiempo he percibido la perniciosa influencia de los celulares en la vida de los seres vivos.Dejando de lado las investigaciones que algunos intereses y fuerzas retrógradas pretenden ocultar,acerca de los efectos tremendos en la salud,como el cancer de cerebro,sordera,anulación de neuronas, déficit de atención,etc…que se puede encontrar en numerosas paginas de internet, libros y adertencias de instructores serios…lo sutilmente preocupante del asunto no es solo lo que provoca a nivel físico sino de nuestra conciencia,cuerpos etéricos y conexión de nuestros vehículos inferiores (fisico, emocional, mental) con lo que SOMOS en planos Espirituales

Provoca tanta falta de “presencia”…que pueden, si son observadores, ver cómo el celular se ha apoderado,y las fuerzas retrógrdas por detrás,de nuestro estado de presencia, de atención al AHORA y del servicio con nuestas seres allegados en todo sitio. Me es común ver madres que con el celular en el oído hablan y hablan,desgastando y enfermando su energía,mientras sus niños lloran…por la calle, en plazas y hasta en sus hogares.Una que amamantaba en un sitio público metida en su innecesario parloteo…ni atendía que el bebé no podía alcanzar el pezón…ni se hacía cargo del llanto y del hambre de su propio bebé!!!

Eso…no es comunicación..sino “embotamiento de nuestra conciencia” a través de un dispositivo que por lo peligroso…sería uno de los primeros a considerar apartar de la vida de cualquier persona conciente, sea o no un Trabajador de la Luz…o al menos limitar su uso al mínimo.

Como corolario…estando haciéndome unos estudios..recurrí a una clínica médica y al ser llamada me encontré frente a un “médico” que me pidió le relatara lo que sentía como sintoma..mientras enviaba mensajitos por celular sin prestar atención a quien tenía enfrente…reía y tonteaba…completamente absorbido.Me callé hasta que me miró extrañado por no hablarle ..y le dije si no apagaba el celular me retiraba…lo apagó pero muy molesto y tampoco dio demasiado interés a nada que no fuera su apuro por volver a “salirse” de la realidad que le competía es su AHORA… No volví mas que a retirar el resultado de algún análisis.

Y asi…cada día se nos deshumaniza, automatiza y enferma.

Ni hablar que puesto allí nuestro oído,mente y energía etérica podamos hacer conexión con nuestra sabiduría interior ni con energías de cura.

Quítense eso de sus cabezas,pues es asunto es serio…y más cuando incorporamos el celular en la vida de los niños como si fuese algo como el agua o el alimento.Realmente..les pido que vayan a su interior y pidan guía. Eso hizo mi hijo adolescente. Hace unos dos años se le regaló un celular con todos los chiches…él nunca lo llevó encima.Lo dejaba en la casa por si sus amigos le enviaban un mensaje importante…mas se negó siempre a usarlo.

En cierta ocasión…le comenté sobre el artículo publicado por Trigueirinho en Señales…con un mensaje claro de las energías Dévicas pidiendo más Conciencia al respecto…y él que es más directo me contestó que esa noche pediría respuesta. Al levantarse, me dijo que un ser muy luminoso ante su requerimiento le había dicho en estado de sueño que era urgente que él se deshaciera de su celular.Y así lo hizo,al instante.

Nuestro despertar, no consiste en recibir conocimiento,,,,sino en QUÉ ES LO QUE HACEMOS CON ÉL…seguimos indolentes llenando de energía enfermantes,de disolución y que dificultan la ascensión de todos los reinos el eter ?...puesto que se ha comprobado que los celulares dañan a las abejas y otros seres que son indispensables para el equilibrio planetario…o DESPERTAMOS en serio considerando de a poco apartar esas cosas de nuestras vidas… que nos invaden quitándonos la posibilidad de recibir conexiones de sanación y guía?.

Cada cual en su corazón debe tomar la decisión que considere.

Termino ésta breve consideración…pues el tema da para mucho, con el artículo de la publicación de Señales…que nos deriva a una advertencia y pedido de las Energías Dévicas del Planeta..que cuidan nuestros aspectos inferiores y sutiles.Quien asi lo sienta…lo lee y va a su interior a confirmar lo que a
cada quien corresponde poner en acción en su Vida consciente.

LES AMO…Y ABRAZO SIEMPRE EN MI CORAZÓN!
Tahíta…


LOS DEVAS HABLAN SOBRE LOS CELULARES - Trigueirinho

Sabemos que los teléfonos celulares funcionan mediante ondas de radiofrecuencia.
La voz se convierte en señales eléctricas, que se propagan por el ambiente en forma de energía electromagnética y en su destino se convierten nuevamente en voz. Sin embargo, el proceso genera interferencias en el ambiente, incluso en el nivel físico molecular de los organismos vivos. El uso generalizado de estos teléfonos ha suscitado cuestionamientos sobre la integridad física, no sólo de las personas que los usan, sino también de los que se encuentran cerca.
Los estudios sobre los impactos ambientales derivados del uso de los teléfonos celulares han causado polémica entre los especialistas de la comunidad científica, quienes no aclaran cuál es la verdadera magnitud de los riesgos asociados a su uso continuo.
Además, no se divulga ampliamente la debida información sobre dichos aspectos, por lo que se requiere una mayor atención acerca de las consecuencias del uso irreflexivo de estos aparatos de comunicación.
Por un lado, algunos estudios muestran indicios de que los tejidos vivos absorben una parte de la irradiación electromagnética, lo cual provoca el calentamiento de las células, y esto puede producir daños biológicos. Dichos efectos se intensifican cuando la irradiación se encuadra dentro de la banda de las microondas, banda usada por los celulares.
Además, los trastornos causados por la radiofrecuencia dependen del tiempo de exposición a las señales electromagnéticas y de la distancia entre las personas y la antena del aparato. Entre los trastornos que pueden generar, se encuentran desde la fatiga y la pérdida de la concentración, hasta la formación de tumores.
Por otro lado, no son concluyentes las investigaciones que intentan establecer correlación entre los efectos de la irradiación electromagnética y los daños en la salud en un gran número de usuarios. Sin embargo, cualquiera sea la vertiente de las investigaciones, se recomienda el uso prudente del teléfono celular.
Independientemente de las conclusiones de la ciencia tradicional, un comunicado reciente de una Jerarquía Dévica, que se transcribe a continuación, llama nuestra atención hacia los efectos insalubres que acarrea el uso de esos aparatos telefónicos.


Si ustedes pudieran ver los efectos de la onda generada por el uso de los teléfonos celulares, no querrían utilizarlos más. La presencia de esa red telefónica dificulta e incluso imposibilita la acción de los devas en el ambiente, y esto perjudica los procesos de cura y restauración en el nivel celular.
Los efectos sobre el ambiente y el organismo humano no dependen de que el aparato esté en funcionamiento, o sea, de estar realizando una llamada telefónica. Evidentemente, esos efectos no se comparan a los que ocurren cuando se hace o se recibe una llamada, ya que durante una conversación, la potencia irradiada en el ambiente es mucho mayor. La destrucción molecular causada por esta irradiación se compara a un incendio en un bosque.

En un radio de diez metros, todos sufren con la irradiación. Quien está más cerca sufre más. Estos estímulos, generados regularmente en los seres que utilizan los aparatos, crean una especie de campo que no permite el acercamiento de la energía dévica, pues sus instrumentos no funcionan allí de la misma forma. Es como si fuese un campo radiactivo.
Aunque no haya comunicación, si el aparato se en cuentra encendido, emite ondas de menor intensidad.

Por lo tanto, es más difícil trabajar con seres que tengan el aparato encendido.

En las áreas en que el trabajo dévico debe expresarse en su totalidad, no debería haber ese tipo de interferencia tan burda. Y alertamos a los seres que utilizan dicho aparato: lo que hoy parece estar bien, puede ser irrecuperable en el futuro, ya que con esos estímulos constantes no hay espacio para el trabajo de los devas. Los cuerpos están quedando como terrenos desolados, como tierras secas. Poco a poco pueden abrirse huecos y cráteres, y la recuperación será cada vez más difícil.
Acuérdense de que esa irradiación llega hasta el nivel celular, y provoca confusión en las células. El uso de ese aparato no es compatible con los seres que trabajan para sutilizar la materia y para despertar la luz en las células.
No les decimos todo porque no queremos asustarlos; provocaría desarmonía. A medida que sus consciencias se vayan ampliando, les daremos más detalles, si así lo quisieran. Estamos a disposición.


De manera clara y enfática, ese comunicado refuerza la determinación existente en Figueira de no hacer uso de los celulares, salvo en viajes o en emergencias. Intentamos, de todas las maneras, encontrar otros sistemas de comunicación. Con esto, contribuiremos para mantener el ambiente en armonía energética, libre de interferencias externas, y propicio para el trabajo sutil que se realiza aquí.

PUBLICADO EN SEÑALES DE FIGUEIRA

PENSEMOS EN LA LUZ QUE NUESTRO ADN PULSA HACIA EL EXTERIOR...EN LAS SANACIONES Y CAMBIOS QUE ESAS IRRADIACIONES CREADAS POR EL HOMBRE LIMITAN...SEAMOS LUZ PARA TODOS...!!

2 comentarios:

  1. Nunca hubiera creido un efecto parecido a un incendio y menos estando tan sólo prendido, ¿o entiendo mal? ¿Quiere decir que en zona urbana todos estamos afectados? aunque no prendamos nuestro propio celular, ¿es así?

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar