domingo, 11 de diciembre de 2011

MOMENTOS CRUCIALES Y ARMONÍA-



Hoy más que en anteriores etapas de nuestro proceso humano, tenemos que sostenernos en la Armonía.

Una hermana  me comentó los titulares de los diarios con  los “dramas” familiares en los que miembros de una misma familia cortan la corriente de vida de otro, que cumple el rol de hermano, hijo, esposa…y me decía que algo teníamos que hacer y comentar.

No. No tenemos nada  que hacer ni comentar, sino sostenernos en la Armonía como siempre se nos ha inspirado a hacer.

 Recuerden que estábamos avisados de estos hechos por nuestras contrapartes divinas disfrazadas de distintos maestros y luces…y hasta la Biblia, con todas sus tergiversaciones humanas, nos dice que en los “últimos días “se levantará hijo contra su padre, padre contra su hijo y hermano contra hermano”…Son los últimos días de una consciencia fragmentada, como la conocemos.

Por más que nuestra parte humana pueda verse  sacudida por la brutalidad, no tenemos que envolvernos emocionalmente en  todo lo que está manifestándose. Somos espíritus pacificadores, que internamente  despertamos a un núcleo fuera de esa violencia…aunque nos azote, o aunque a veces en pequeños actos cotidianos, la manifestemos…pues somos Uno…y esa violencia también la portamos en nuestros genes .

Benditos si solo somos observadores y no partícipes…y si ocurre en nuestro ámbito: más centrados y en paz tratamos de mantenernos…pues ese es el único modo en que se trasmute, en que se agote luego de experimentada, y liberarnos..

El lado involutivo de éste juego de fuerzas, ese que nosotros mismos creamos para jugar este juego dual, cumpliendo a la perfección su papel, está tratando de detener a toda costa mayores despertares. Por supuesto, no lo logrará ,pero somos parte activa de éste reequilibrio…y  logramos trascenderlas, no luchando contra ellas, ni lamentándonos por cada echo  luctuoso del que nos informan los medios, sino sumando solo a LA ARMONÍA…que no es huir de la Realidad, como muchos dicen, sino apartarnos de la “aparente realidad”… que nos jala hacia abajo.

Ahora es el momento de alejarnos de todos aquellos que no suman  armonía en nuestras vidas…cada uno en lo particular tiene que estar sintiendo si tiene una tarea con un ser desarmonizador, o es costumbre, o es apego…o simplemente una ”tapadera”  para no avanzar.No quiere decir con esto que todos debamos dejar a la deriva a aquellos cuyos contratos de almas  participan del nuestro…pero sí entregar esa duda, si la tenemos al Espíritu, para que remueva de nuestro lado las relaciones desarmonizantes que pueden ya  ser cortadas

 Todos aquellos que aspiremos a expandir la Armonía, tenemos que considerar lo siguiente…

 • 1- Tratar de permanecer en un estado de armonía la mayor cantidad de tiempo posible, con toda la creación y  la naturaleza. Porque sin armonía, hay discordia. La discordia  nos destruye emocionalmente y nos impide avanzar o hace más lento el proceso.

•2-Sostener ésta Armonía, no importa lo que nos digan o hagan. Si alguien nos daña, lo bendecimos y nos apartamos de su camino…que no es el nuestro.

•3- Si nos  encontramos en  una  situación discordante…  tomar distancia. No tenemos la  obligación de permanecer en donde la armonía no reina.

• 4-Buscar la verdad y la armonía en todo momento y no permitir se nos desvíe de nuestro curso. Los que se siguen resistiendo a las nuevas energías que ahora inundan nuestro  planeta, no serán capaces de hacer esto por mucho más tiempo. Las nuevas energías que estamos recibiendo ahora tan fuertes e intensas, son  para lograr los cambios y transformaciones propias de todo cambio consciencial.

• 5-Salir de  sentimientos de  discordia y  culpa. Nunca dudar de que  lo que es o lo que está pasando ocurre para equilibrar  energías, y es siempre correcto.

•6-La Armonía debe ser prioridad en nuestra vida, y estar seguros de que allanará el camino de nuestro correr de velos.

• 7-Aspirar a  manifestar  total armonía  siendo  feliz con la Creación y aceptando  totalmente  lo que es. No es obsesionarnos con lo perfecto, sino abrirnos a la armonía que llegue y estar atentos para no caer en sus opuestos.

No esperemos a “estar listos” para vivenciar esta armonía, pues la mente nos convencerá de que nunca lo estamos, y el único momento para hacerlo es AHORA



QUE EL AMOR Y LA ARMON
ÍA SEAN  NUESTRA ELECCIÓN  DE CADA DÍA!

Tah
íta-

1 comentario: