martes, 20 de agosto de 2013

La Experiencia del otro no es tu Verdad...solo es creencia!


La verdad…tu verdad, no puede basarse en tradiciones o creencias.

La palabra “tradición” proviene de “tradere” que significa “algo dado por alguien a otro”. Nadie puede darte la verdad…la verdad solo puedes experimentarla y así reconocerla. Es como la espiritualidad, o como el contacto interno…no pueden enseñártelo, ni vendértelo en un curso, ni en un libro. Esos son toques de consciencia para preparar el camino a la experiencia propia de la verdad.

A la verdad la tienes que hacer florecer, desde donde sea que lleguen a tí las semillas.

Por eso fallan las religiones…las religiones dogmáticas están llenas de tradiciones…de cosas que se presentan desde fuera como verdad, no como semillas.

La verdadera religión, el arte de re-ligarte con LO QUE ERES no puede basarse en tradiciones, sino en miles de posibilidades de florecimiento que corren por tu cuenta.Jesús floreció, Buda floreció, Krishnamurti floreció, no para que copiaras su manera de florecer, sino para mostrarte cuan posible deseable y necesarios es que tu florescas, independientemente de su peculiar manera de realización.

Cada búsqueda que haces, es un viaje hacia tu centro. Cuanto más te adentras más sagrado percibes el camino…un camino en el que las experiencias de los demás solo sirven para preparate y mantenerte en espectativa…nunca para que las tomes como verdades. Así…si lees mi experiencia…ella es solo una experiencia para mí, mas para ti…es una creencia sobre algo que otro experimentó…y eso, no es tu florecer…eso es el perfume del florecer de otro que te recuerda que tú puedes acceder a lo mismo.

Tu verdad no viene de afuera, no puede hacerlo.El mundo interno crea y recrea el exterior...y así como no eres el reflejo en el espejo, nunca encontrarás en en camino de la verdad más que huellas... mojones...semillas.

La semilla puede viajar en el viento, mas la semilla, si se queda así cerrada, no puede convertirse en flor, por eso tienes que volverte vulnerable, abrir el corazón y así, abierto…PUEDES FLORECER!

No te digo que no tomes en cuenta el toque de otro maestro…sea uno personal, un libro, un árbol, un niño…solo recuerda que ese maestro refleja la verdad interna de tu espíritu como jardinero maestro de todo tu florecer.

La verdad es una danza que debes danzar…y quien frente a ti baila te la muestra, mas no eres un bailarín porque veas a otro bailar….

Recuerda...Lo mejor de tu vida, no pueden transferírtelo desde fuera.

Recuérdalo cuando leas a Jesús, a Buda, a Krishnamurti. Observa cómo danzaron, como florecieron, como perfumaron…y luego experimenta tu propia danza, tu propio florecer, tu propia fragancia.

No permitas que su aspecto sagrado se convierta para ti en un dogma, en una creencia, sino en un impulso energético que te encienda y te queme en la verdad, porque la verdad, la verdad no puede más que ser experimentada.

Cuando te encienda…suelta todo lo demás. Nunca te conformes con el fuego ajeno.

Si lo haces, la verdad permanecerá como teoría, y ninguna teoría quema, ilumina, florece, perfuma o abre tu corazón.

No te conforme con menos que la experiencia. Nunca te conformes con nada.

Conformarse: con-forma…algo que te moldea, que te limita a una forma.

Revolotea sobre todo eso y experimenta la gloriosa libertad del SER. No venimos a copiar fórmulas generales, ni a adoptar lo que otros predican como "el camino"...vinimos a crearnos uno propio y a la medida de nuestras aspiraciones únicas e infinitamente libres.

Si te ayudan...acepta los indicadores del camino, acepta la mano que se tiende para ayudarte en el ascenso, acepta el recordatorio de otras almas que ya recorrieron, a su manera, el trayecto que está frente a ti, y hasta acepta que un maestro pueda poner tus pies en la senda y darte un envión…mas ten en cuenta que nadie puede caminar por ti, ni vivir por ti. Es tu viaje. No cargues con verdades ajenas...solo considéralas...y suéltalas!

EXPERIMENTA TU VERDAD…Y LA VERDAD TE HARÁ LIBRE!
MI CORAZÓN TE ABRAZA.


Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario