martes, 20 de agosto de 2013

EL JUEGO Y LA PARTIDA


Nunca observo tanto miedo como cuando publicamos artículos que tocan el cuerpo de dolor de tantos ángeles humanamente disfrazados.

Cuando ahondamos en el tema del aborto, del suicidio, y aún los que no tocamos, como las violaciones o la fresca y verídica no existencia de un Dios hecho a la imagen del hombre.

¿Tienes la capacidad luminosa de leer, abierto el corazón y aceptar el juego lleno de facsímiles de éste aprendizaje en que almas perfectas asumen sombra y aparente maldad para que la obra tenga sentido?

Si es así…has avanzado mucho y comprendes que nunca podemos juzgar el papel que con amor o por otra causa, un alma está interpretando. No hay pecado. No hay faltas imperdonables. El suicidio no condena al alma a ningún fuego eterno, y en aborto, desde el plano del alma, no es un asesinato, solo una manera en que el alma a nacer, decidió sacrificar un cuerpo, para el aprendizaje de muchos. Mas esa alma, al instante entra en otro útero, verdaderamente elegido para encarnar.

Todo esto no es una justificación de ningún hecho, ni un ponernos a favor o en contra de quien, movido por el viento de leyes que no siempre reconocemos, se deja llevar para ser efecto, hasta que en un luminoso día emprende la tarea de ser “causa” de otras opciones menos dolorosas.

ACEPTACIÓN Y FE.

Aceptación de que a ninguna alma se la daña, ni se la incluye, sin su permiso a participar en el juego de la vida humana.

Fé en que somos parte de un plan, no impuesto, sino auto co-creado para manejarnos como podamos, según los dones y habilidades que vamos desarrollando, y que lo que aceptamos experimentar es el trampolín para trascender todo esto que tanto miedo nos causa.

ACEPTACIÓN Y MIEDO de que MUERTE es solo un aspecto más de la vida, un modo de salirnos de cada obra para iniciar otra, como lo escogemos…y de que la demonizamos y tememos tanto, que cualquier cosa que tenga su recuerdo, la apartamos de un empujón fuera de nuestro pensamiento o sentir.

Cuando alguien parte casi todos dicen…”pobre”…en lugar de decir “Bienaventurado”

Muchos se visten por fuera y por dentro de negro y de tristeza en lugar de festejar la liberación del cuerpo físico de los atributos más altos que se elevan sin límites a otra aventura.

La mayoría entra en el recordatorio de su propia partida, y eso es lo que le agobia, no la partida del otro. Cada ser que deja la escena, que ha cumplido su ciclo y tiene la oportunidad de un mejor papel, según haya desempeñado el otro, no representa una alegría para el que queda en escena, sino un desprendimiento de su propia idea de inmortalidad humana…esa que no existe.

Mas…ser eternos en la eternidad de Dios, es liberarnos de la idea que la forma limitante es el Ser, de que necesitamos la densidad para seguir manifestándonos, de que ésta escena que conocemos es el principio y fín de nuestra potencialidad espiritual.

De nada pretendo convencerlos. Porque no se trata abrazar creencias sino de abrirnos y percibir lo que SOMOS…escuchando al maestro de los sueños, inclinándonos a la “corazonada”( intuición) y no a la mente concreta, comprando un pasaje de ida en el tren del eterno presente para estar cada vez más conectados en atención y presencia, con esa realidad que no teme a la muerte, que no se escandaliza con el aborto, con el suicidio, con el error propio o del otro, sino que los acepta como una parte del juego necesaria y acordada por todas las partes. ASÍ ES!..Mas tienen que permitirse la posibilidad de acceder por ustedes mismos a la esencia que les revelará todos sus tesoros.

Vuelvo a hacerte la pregunta…

¿Tienes la capacidad luminosa de leer, abierto el corazón y aceptar el juego lleno de facsímiles de éste aprendizaje en que almas perfectas asumen sombra y aparente maldad para que la obra tenga sentido?.

QUE ASÍ SEA!!!

MI CORAZÓN TE ABRAZA, CUALQUIERA SEA TU RESPUESTA!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario