miércoles, 24 de abril de 2013

TRES BENDITOS MENSAJEROS DEL ESPÍRITU


El Universo, Indudablemente nos ama, pues dentro suyo, tenemos el ser.

Para ayudarnos a retornar a ese estado de consciencia que llamamos EL HOGAR…el Universo nos otorga tres bendiciones que si estamos atentos y abiertos, sabremos emplear.

Para identificarlas de alguna manera podemos llamarlas…

Gracia

Guía

Regalos

Son como nuestra brújula interna, la Luz guiándonos, e incontables dones y recursos internos que el Alma puede tomar como herramientas para volver a Casa. Siempre recuerden que “volver a casa”…no lo tomamos como partir hacia otro plano o sitio, sino como alcanzar el estado de consciencia en el que RECONOCEMOS SER LO QUE SOMOS.

La Gracia

La primera bendición es la gracia. La gracia es un don, es una energía que interviene en nuestras vidas, más allá de cualquier merecimiento personal.Es algo que la divinidad hace por nosotros, cuando nuestra parte humana no está aún despierta como para hacerlo por sí misma. Puede incluir o no una curación, o cualquier otra cosa que se da “como por milagro”. Es la fuerza sagrada que nos saca del caos interno y externo, de un de estancamiento, que ilumina nuestros puntos ciegos, que nos da poder y fuerza para superar el dolor, la lucha, y las noches oscuras del alma, llevándonos a caminar en la Luz hasta descubrir nuestra naturaleza espiritual.

El Espíritu derrama su gracia sobre nosotros todo el tiempo, pero sobre todo cuando nos entregamos y la pedimos. A medida que nos hacemos más conscientes de la gracia…ella aumenta más y más y la emanamos, siendo co-ayudantes divinos. Con la gracia en nuestras vidas, se hace cada vez más fácil conectar con nuestro espíritu, deslizarnos en calma y avanzar con el flujo de la vida como un Ser Divino, un hijo de la luz, en lugar de vivir como un alma confundida y perdida luchando en el mundo.

Guía

La segunda bendición que el espíritu nos concede es orientación o guía . Cada uno de nosotros tenemos una brújula interna energética, conocida como intuición ( "maestro interior"), que está ahí para guiarnos momento a momento, día a día, para que mantengamos el rumbo hacia nuestro mayor bien. La intuición es la sutil y omnipresente fuerza vibratoria que nos conduce hacia lo que más conviene al crecimiento de nuestra alma y nos aleja de todo cuanto impide esa evolución. Por eso es necesario ponerla por sobre las voces del ego.

La intuición verdadera siempre nos lleva a una mayor creatividad y capacidad de amar, y nos aleja del miedo y la limitación. Conectar con nuestro guía interior es esencial para conectar con nuestro Espíritu y conectar con nuestro poder auténtico…ese que olvidamos, y que nos redescubre como seres co creadores, empoderados y santos.

Regalos

La tercera bendición que nos otorga el Espíritu es la de los regalos. Ellos aparecen en nuestras vidas de cuatro maneras.

La primera es otorgándonos ciertos dones, puntos fuertes, talentos y virtudes de los que estamos dotados personalmente cuando nacemos y que podemos desarrollar a medida que crecemos. El uso de nuestros dones ayuda al mundo a convertirse en un lugar mejor, más pacífico y más hermoso … y ​​ en última instancia, es el propósito de nuestra alma. Una vez que empezamos a buscar nuestros regalos, a identificarlos y desenvolverlos, comenzamos a reconocer que poseemos muchos más de lo que somos conscientes. Solo tenemos que buscar con atención para encontrarlos.

La segunda forma incluye los regalos que otras personas traen a nuestras vidas. Estos regalos llegan en forma de la ayuda, amor, apoyo, e incluso, a veces, desprecio, agravios y molestias. No importa si estos dones aparecen en forma indeseable, lo importante es que cuanto nos llega es un regalo que favorece nuestra experimentación y crecimiento.

La tercera forma en que los regalos se presentan en nuestras vidas proviene directamente del Espíritu. Sincronicidades, sorpresas , giros positivos inesperados de los acontecimientos, y lo que el inconsciente llama"suerte".

Por último, los regalos también aparecen en nuestras vidas a través de nuestra entrega a los demás. Cuando nos abrimos y compartimos de corazón…cuando ayudamos a los que nos rodean, cuando nos convertimos en apoyos, y cuando todo lo hacemos sin esperar nada a cambio… recibimos dones y bendiciones provenientes de esos actos, como energía de regreso a su fuente.

La manera en que el Universo nos envía regalos todos los días es abrumadora. Solo tenemos que estar atentos, conscientes y agradecidos…para que se multipliquen en nustras vidas y en las de los otros…pues estamos interconectados

Así…sabiendo y reconociendo que contamos con los milagros de la Gracia, con la guía de nuestra intuición o maestro interno…y con dones para el despertar…podemos confiadamente sentir que nunca estamos caminando en la oscuridad, ni abandonados ni limitados a lo que humanamente percibimos.

Pongámonos de punta de pie en nuestra consciencia…y percibamos cómo éstos mensajeros del espíritu llegan en nuestra ayuda.

MI CORAZÓN LES ABRAZA SIEMPRE!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario