lunes, 30 de octubre de 2017

LA LUNA NEGRA Y EL CENTRO GALÁCTICO DEL UNIVERSO- por Tahíta


 

El Centro Galáctico es el área central de la Vía Láctea con un agujero negro supermasivo en el centro, que está a 4 años luz de ancho. Nuestro sistema solar entero orbita alrededor de él con los otros muchos millones de sistemas estelares (según la estimación de los astrónomos, hay entre 200 y 400 mil millones de estrellas en nuestra galaxia). Está ubicado en dirección de las constelaciones Sagitario, Ofiuco y Escorpio, donde la Vía Láctea parece más brillante.

 Es un vórtice de energía inmenso, el "punto de quietud de nuestro mundo que gira". (¿Punto Cero?)

Éste punto se puede considerar como una especie de “estación de control” de la misión para la humanidad. Considerado un súper sol,en astrología juega un rol importante, su influencia es de armonía, control o poder, especialmente de índole espiritual y/o universal.

 

Por otro lado, en el marco de la astrología la Luna negra es un punto  que se produce cuando la luna se encuentra en su apogeo (punto en el que está más alejada de la Tierra).

La «Luna negra» simboliza el inconsciente más profundo del ser humano.

Así como generalmente cuando hablamos de Luna Negra nos referimos a esa posición, también existe un asteroide Llamado Lilith o Luna Negra, cuya ubicación en la carta astrológica de personas, lugares, países, etc. da ciertas connotaciones de aperturas espirituales importantes o portales. Los  asteroides parecen operar en un "nivel superior" de la conciencia en comparación con los planetas.

La Luna Negra hace la conjunción exacta con el Centro Galáctico por sólo tres horas y media una vez cada nueve años. La Luz tiene oportunidad de iluminar todas las sombras, si se lo permitimos. Y esa conjunción de Lilith con el Centro Galáctico ocurrirá este sábado 7 de octubre de 2017 entre las 2: 30 pm y  6:00 pm, hora del meridiano de Greenwich.

¡Esto es motivo de celebración! Puede parecer exactamente lo contrario porque las energías serán desafiantes.

Estallidos explosivos, enojo generalizado, berrinches, supresión de emociones y su impacto en el cuerpo físico…

 La Luna Negra, así como el asteroide que materializa su energía, describen nuestra relación con lo absoluto y nos muestra cómo nos apegamos, dónde nos cuestionamos a nosotros mismos, nuestras vidas, nuestros trabajos, nuestras creencias. Nos da la oportunidad de "desapegarnos" de algo dejando que la Totalidad fluya dentro de nosotros, sin levantar un muro en forma de ego. Al mismo tiempo, no indica pasividad: al contrario simboliza la firme voluntad de estar abierto y confiado, de dejar que el Mundo Trascendental fluya a través de uno, confiando enteramente en las grandes leyes del universo, en aquello que llamamos Dios. A fin de prepararnos para esta apertura, la Luna Negra crea un vacío necesario.

No sé si perciben la importancia de esta conjunción que se da cada 9 años…es un espacio de tiempo en que las barreras del ego pueden caer para acceder al Campo Punto Cero más fácilmente con lo que en nosotros es habitual…oración, meditación, contemplación, códigos numéricos, reiki, sanación…Dije una posibilidad, no su manifestación instantánea. Cada cual sabrá cómo emplear estas  4 horas de energías de aperturas así cómo cuidar dejar de lados la negatividad y atender a las energías procedentes de la sombra que aparecerán fuertes y sutiles…hay que captarlas, y restarles importancia a la vez que las observamos salir en estampida…sin que nos arrastren.

Nunca propiciamos la creencia en portales inventados por el hombre...en éste caso, nos informamos de posiciones astrales  estratégicas que nos permiten un impulso, sabiendo desde ya que los autores y actores somos nosotros, en cooperación o no, con las energías que entran.

Sugiero que comencemos a pensar en lo que haremos con ese fragmento de tiempo del sábado, cuando la Luna Negra haga una conjunción con el Centro Galáctico. Los ideales de la verdad y el amor son parte inherente de esto.

¿Qué harías en un contacto con el Cielo?

Sea lo que sea, dejará huella, así que utilicemos nuestro discernimiento para elegir sabiamente.
Siendo Amor-

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario