domingo, 27 de enero de 2013

INMUNES A LA OSCURIDAD


La luz entra en nuestro corazón cuando nos amamos sin objeción y amamos a los demás seres incondicionalmente, tanto como podamos.

La oscuridad se instala, cuando cerramos nuestro corazón dejando crecer dentro la ira, el miedo, la vergüenza, el juicio o el dolor

La ira, el miedo, la vergüenza, el juicio y el dolor son los rincones intocables de nuestro campo de energía, en los cuales juega la sombra, un juego permitido por la Vida, llamado “aprendizaje

Todos nosotros tratamos de estar físicamente sanos, y luego, tratamos también de convertirnos en una persona más amorosa…ahora la tarea es llegar a SER INMUNES A LA OSCURIDAD.

Ser inmune a la oscuridad no significa estar libres completamente de la ira, el miedo, la vergüenza, el juicio o el dolor, sino intentar movernos en esas emociones tan pronto se presentan, identificándolas desde la atención, y aprender a liberarnos dejándolas amorosamente en manos del Espíritu, nuestro Yo cósmico o mónada.

Es un aprendizaje, y un reto.

Si nos purificamos a nivel físico y emocional, alimentándonos adecuadamente y observando emociones y pensamientos para sanarlos, podemos llegar a vibrar en una frecuencia suficientemente alta como para estar cada vez más conectados a nuestra parte que “todolosabe” y recibir orientación todo el tiempo . Estar en conexión consciente (y en diálogo) tanto con nuestras emociones como con nuestro guía espiritual en todo momento, es uno de los objetivos del proceso de Unificación.

Al sentirnos heridos, enojados, críticos, avergonzados, culpables, con depresión o en temor, podemos dialogar y descubrir y liberar nuestras creencias y comportamientos que están causando estos sentimientos. Estas emociones dolorosas provienen de nuestro propio comportamiento, creencias limitantes y falta de amor hacia nosotros mismos. Sin embargo, cuando actuamos la mayor parte del tiempo desde nuestro yo herido, no podemos de repente iniciar ese proceso de diálogo y liberar las emociones dolorosas .Porque nos manejamos en una dualidad de no aceptación, en la cual, por ejemplo, comemos en exceso para sentirnos mejor, y por otro, nos condenamos terriblemente por lo no lograr controlar esa compulsión.

No podemos llevar la luz a la oscuridad desde las tinieblas. En otras palabras, no podemos sanar nuestras sombras si estamos furiosos con ellas, si las atacamos y violentamos. Podemos transformar la oscuridad en luz sólo por conocer y amar a la oscuridad.

SANAMOS LA OSCURIDAD, SOLO CON LA LUZ DEL AMOR.

Nuestro desafío es reconocer, acoger y abrazar la parte de nosotros que juzgamos como mala o indigna de ser amada, y es un reto que requiere que seamos un adulto amoroso. No es trabajo para nuestro niño, que tiende a ser el herido. Si aún no somos un adulto amoroso…tenemos que utilizar nuestra imaginación para comunicarnos con esa parte nuestra ,adulta y sabia que espera para orientarnos…he aquí que el dialogar solo con las emocionales, si no logramos conectarnos a la guía interna, lleva al fracaso de la sanación a la que aspiramos….Tenemos que CONFIAR EN ESA GUÍA…

Yo no creo que mis visiones, mis escritos, o incluso las palabras que fluyen de mí, vengan de mi mente individual. A éstas alturas, experimento mi mente más como un receptor de información Divina, que puedo transmitir a través de mi escritura, palabras, etc No cuesta demasiado identificar cuando algo parte del ego o del SER…lleva persistencia, atención y paciencia.

Me ha llevado tiempo y práctica confiar en la información que llega a través de mí. He aprendido con los años que cuando yo no confío en mi guía espiritual, las cosas no me van bien. Hay que cuidar la soberbia, y obrar tal como se nos indica…es una lección de humildad, fe y entrega…que está disponible para todos .

Es sólo a través de la práctica diaria que aprendemos a escuchar constantemente y confiar en la orientación y nuestro verdadero Yo. El problema es que el yo herido no practica, por lo menos, conectándose a diario para llegar a ser ese adulto amoroso que anule el dolor del niño herido, que continúa luchando con su sombra, en lugar de amarla!!!

Esa doble comunicación con nuestras emociones y nuestra guía interna es imprescindible…y a medida que cada día tratamos de sostener a ambas, el toque del espíritu sana las heridas y sin que nosotros hagamos nada sino PERMANECER CONECTADOS CON AMBOS ASPECTOS!...Esto con el tiempo se vuelve tan natural que seguimos conectados… en la ducha, mientras preparamos las comidas, haciendo las tareas, en la cola del mercado o en un atascamiento de tránsito.

Entonces…la ira, el sufrimiento, una adicción, y todo tipo de sombra…se trabaja conectándola a lo alto, o sea, siendo CONSCIENTES de ambas corrientes de energía

ESO ES TRAER EL CIELO A LA TIERRA!…

Y es el camino para hacernos INMUNES A LA OSCURIDAD

Una vez que logramos enlazar esas sombras a nuestro Yo “quetodolosabe”…podemos ir al encuentro de las sombras de los demás…recordando que ELLAS NOS REFLEJAN!!!

Por lo tanto, abrazando las nuestras…LAS ABRAZAMOS Y SANAMOS TODAS ¡

Todos somos inmunes a la oscuridad, en esencia. Solo tendamos los puentes necesarios entre “lo de abajo y lo de arriba”…cada día, hasta que se hagan permanentes…ésta es la respuesta a todos los hermanos que me están escribiendo constantemente pidiéndome que les dé una fórmula para la angustia y la ansiedad…MANTENGAN LIBRES DE COSAS INNECESARIAS LOS CANALES INTERNOS…PARA QUE LA LUZ QUE SON…SE HAGA CARGO!

MI CORAZÓN LES ABRAZA SIEMPRE!

Tahíta

6 de Enero de 2013 ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario