domingo, 27 de enero de 2013

ABRAN SU REGALO!


El año pasado, mientras viajábamos, había una fecha definitiva, un marcador, un momento que parecía significar que el viaje se había completado ¿y ahora qué?

En realidad…”el viaje nunca se termina”…es Vida interminable... que sí tiene etapas que son superadas para llegar a estados diferentes en la espiral evolutiva.

En cada etapa…vamos descubriendo capas más y más profundas del Ser.

Hay un propósito tras cada aparente misterio, y no podemos conocerlo sin un corazón abierto y libre. Tenemos que estar dispuestos a arriesgarlo todo para descubrir el plan.

Somos mucho más de lo que creemos.

Nuestros cuerpos, trabajos, tareas y vidas son sólo vehículos para la exploración -. No nos dan respuestas. Las respuestas se encuentran más allá de ellos

Este es un viaje del corazón. No nos engañemos. Sabemos dónde está el verdadero regalo. Se encuentra en nosotros.

Imaginémonos desnudos como niños recién llegados… bañados, nada más que en AMOR. Imaginémonos…conocer cada pensamiento, recordar cada acción… y “Ser Amor”. Ningún lugar más en que buscar…nada que buscar…nada que ocultar…y nada en lo que esconder la desnudez. Esa desnudez en la que somos perfectos.

Somos retazos de la Fuente, con trajes humanos.

Tenemos todo lo necesario…y lo que no tenemos, es porque en el momento presente, no lo necesitamos…lo único necesario es acceder al gran regalo que aguarda en la cámara secreta del corazón…y ABRIRLO… ir quitando los lazos y el papel dorado que no es esencial y encontrarnos con las infinitas posibilidades de “los hijos de Dios”...que ya están despertando y reclamando sus dones…mas ellos…se manifiestan en un corazón puro, desnudo de todos los revestimientos debajo de los cuales nos hemos estado atrincherando.

Lleguen hasta al regalo!!! Solo…presten atención…escuchen.

En la quietud encontramos la sabiduría, el maestro, el guía – que somos.

Las vacaciones han terminado…y aún el paquete más extraordinario permanece para ser descubierto y disfrutado.

Sostenido por un Amor sin límites y brillando en una completa aceptación.

Pueden abrirlo…y encontrarse.

No hay salvador fuera…no hay maestro definitivo, no hay sanador milagroso, no hay un ancestro chamán que nos inicie…salvo en ese recóndito lugar en el que NOS RECIBIMOS COMO REGALO!

Pero no como nos consideramos habitualmente, sino desnudos de ilusiones, de dualidad, de miedo, de enfermedad, de limitaciones…

El regalo que el Espíritu ha escondido en el Corazón de cada Uno…es…

LO QUE SOMOS…Y

SOMOS AQUEL A QUIEN ESTUVIMOS ESPERANDO!

Mi corazón les abraza!

No hay comentarios:

Publicar un comentario