jueves, 28 de julio de 2011

LA ADORACIÓN DE LOS HIJOS DEL ESPÍRITU



Desde niños, tenemos una idea de adoración sostenida por el…”Oh Dios...te adoro!”…según la cual   creamos fuera de nosotros, casi inalcanzable,   un personaje enorme, independiente, habitando en las alturas.

Pero…ESTAMOS EN EL ESPÍRITU…SOMOS ESPÍRITU. Por lo tanto, si hay adoración, es mutua.
Nos creemos postrados ante  lo divino…mas en nuestra parte humana…somos atraídos y sumergidos en el corazón del Espíritu. SOMOS UNO CON ÉL.

Si hasta  ahora hemos desestimado esa posibilidad, es hora de abrazarla, como REALIDAD.
No se nos pide un sacrificio ante un altar…sino apartarnos de nuestra identidad mundana para re-conocernos en el Espíritu.

Re-absorbernos en él. Mezclarnos en su esencia de AMOR.

Es tiempo de abdicar  de la honra al ego, para hacernos cargo del verdadero Oro del Espíritu, pues…estamos incrustados en el corazón del Espíritu .

Allí… el AMOR se conoce en su esencia. Todo lo demás que llamamos amor…es imitación.
El espíritu es AMOR…y estamos en él. Éste AMOR lo abarca todo.Ya no queremos historias de amor incompleto.

EL AMOR HA CRECIDO…Y NOS ABRAZA EN SU TOTALIDAD.

Ante ésta posibilidad… ¿qué excusa podemos seguir esgrimiendo?..Todo príncipe tiene algún día que asumir el trono…dejar de andar errante y reinar.

Adora entonces…esa parte de ti  que asume el poder AHORA.-

El AMOR nos abraza…para que dejemos de adorar dioses externos, personas, lugares, experiencias y nos sentemos en el trono, como co-creadores responsables.

Un co-creador responsable…no culpa por  las condiciones que  se presentan en su vida a nadie, fuera de sí mismo…asume la total responsabilidad y comienza a alinear su conciencia con  el Espíritu-padre…para traer a la manifestación el cambio que hoy se perfila como urgente.

En lugar de temer …pone pensamiento, palabra y obra en acción constantemente…dejando fuera lo que no quiere para sí y para todo su entorno…y avanza en paz.

Y aunque no sepa bien cual es el siguiente suceso ni el paso a dar…confía en que el único camino para que todo se le revele es…

ADORAR SOLO LA DIVINIDAD QUE  ESTÁ EN SU INTERIOR PARA SER CANAL INCONDICIONAL DE LO QUE TIENE QUE MANIFESTARSE-

Atrévete, hermano, a sentarte en el trono…y deja de dar poder a los dioses que aparecen constantemente en el entorno de la dualidad ofreciéndote precarias  soluciones que te quitan el poder interior de SER CO-CREADOR-

Hay demasiado en juego…como para seguir ignorando  la tarea.

EN AMOR…LES TRAIGO ÉSTE RECORDATORIO DEL HOGAR…EN EL CORAZÓN DEL ESPÍRITU-

Su hermana Tahíta-

No hay comentarios:

Publicar un comentario