jueves, 28 de julio de 2011

DEJAR DE ELEGIR EL SUFRIMIENTO

 
El dolor es parte de la vida….pero el sufrimiento es opcional.
"Lo que resiste, persiste", dice un dicho muy antiguo tomado de las enseñanzas espirituales orientales…y hay una gran sabiduría en él. El dolor puede venir a nuestras vidas de muchas maneras. Resistinos es, sobre todo, negar  lo que sucede y luchar contra ello… y  no  lleva a ningún resultado positivo.
 El dolor es parte de la vida humana tanto como el placer y la alegría  y lo mejor que podemos hacer para evitar el sufrimiento es permitir que las cosas sucedan y abrazar nuestra vida.
Sin embargo, permitir que las cosas sucedan, no significa que nos resulten agradables. Tampoco significa que no tratemos de hacer algo para cambiarlas.Para honrar la vida y abrazarla, no es necesario que nos guste todo lo que nos sucede.Abrazar, amar y honrar a nuestra vida sólo exige  estar presentes…vivenciando, con la conciencia despierta, lo que sentimos en  cada situación, no pretendiendo detener la mente, sino observarla y desde ese lugar de contemplación y de presencia, aceptar la vida tal como es y no convertirnos en su enemigo sino en su aliado.
Aliarnos con el universo del que formamos parte, y con el flujo  incesante de lo que llamamos "nuestra vida", constituye un acto de profunda sabiduría

Cuando  nuestra energía  está alineada con el flujo de la vida, podemos sentir amor, poder y  libertad. Entonces somos como una gota de agua que celebra ser parte de Océano….saltando con facilidad de una experiencia a otra, sin sufrimiento-

Si sufrimos…nos estamos resistiendo a la realidad de lo que sucede.

 En “El poder del ahora”, Eckhart Tolle nos sugiere lo que podemos hacer cuando un problema o molestia afecta a nuestra vida. Él dice que cuando estamos en paz con nosotros mismos y fluímos con la vida, es porque hemos hecho alguna de éstas tres opciones de no-sufrimiento

Opción 1.
CAMBIAR LA SITUACIÓN INDESEABLE, listos para recibir un "No" y negociar, según sea necesario. Esto significa usar todos los medios posibles para cambiar la situación. Si tengo frío, me pongo  algo más de ropa o busco refugio, y si tengo hambre,  como, y si no tengo comida, pido o la busco, y si estoy enfermo, intento curarme , etc  Si tenemos  problemas de  relación con alguien, recurrimos a la comunicación consciente, hablamos con sinceridad, expresando lo que sentimos y  nuestras necesidades. Podemos hacer todas las exigencias requeridas a sabiendas de que la respuesta a todo lo que pedimos puede ser "No" o "Sí" .Implementamos todos los cambios necesarios, convencidos de que si los cambios son posibles, el universo hará  los cambios a través nuestro. Ahora bien, si aun haciendo todo lo posible  no podemos cambiar la situación, hay dos opciones más disponibles, sin perder la paz .

Opción 2.
ACEPTAR TOTAL Y COMPLETAMENTE LO QUE ESTÁ PASANDO sin culpar a nadie ni quejarse de nada, en paz nosotros mismos.
Esto no significa ceder o rendirse, lo que implicaría amocionalmente   llenarnos de tristeza, resentimiento, miedo o culpa . Cuando aceptamos la vida y nos alineamos con ella,  encontramos  maneras de disfrutar de ella tal como es.
En el caso de enfermedades crónicas o terminales, incurables discapacidades físicas, tragedias, accidentes o la muerte de un ser querido, esta actitud puede proporcionar mucha paz interior y fuerza. Además, aumenta la capacidad de nuestro cuerpo para curarse a sí mismo, porque no gastamos energía en sufrir innecesariamente,a pesar del dolor Hay innumerables ejemplos de personas que fueron capaces de mejorar su calidad de vida de una manera sorprendente con sólo encontrar  paz interior y hacer una alianza con la vida en lugar de resistirse a ella.
Pero si pudimos cambiar nada y nos es imposible  aceptar, todavía hay una opción más para no perder la paz.

Opción 3.
TERMINAR CON LA SITUCIÓN,SALIRNOS DE ELLA…en paz .
Vamos a dar un ejemplo: supongamos que me he dado cuenta de que una de las necesidades más importantes en mi vida es estar en paz y disfrutar de ella, pero mi trabajo me exige  permanecer encerrado dentro de una oficina todo el día, rodeado por un ambiente de trabajo tenso y ruidoso, donde la gente pelea todo el tiempo.
Entonces: recurro a mi primera opción y trato de cambiar la situación. Hablo de ello con mi jefe, solicito un traslado a otro departamento, etc Si aun así, no cambia nada, trato de aceptar la situación tal como es.
Sin embargo, no puedo, al final del día estoy agotado, de mal humor, y mi mente sin cesar se queja y juzga. En otras palabras,  sufro. En ese caso, pongo en marcha la tercera opción: dejar atrás la situación. Busco otra manera de ganarme la vida, que sea más coherente con mis principios, prioridades y valores. Lo importante es tener claro no negociar nuestra paz interior a toda costa

 Es más fácil decirlo que hacerlo, lo sé. El principal obstáculo que he encontrado en mí  y en otras personas es que estamos culturalmente programados para ser víctimas, quejarnos y sufrir-y esta es la cuarta opción que casi siempre elegimos…SUFRIR.  Hemos visto esta opción por todas partes…en  nuestra familia, nuestros maestros y en  muchas otras personas, que no gozan de sus vidas, y están convencidos de que es natural y normal sufrir..
"La vida es sufrimiento", dicen, y nos lo creemos y  lo convertimos en "verdad"-

SOLO PUEDE SER NATURAL Y NORMAL SUFRIR SI NO NOS DAMOS CUENTA DE QUIENES SOMOS EN REALIDAD….CO-CREADORES CON EL UNIERSO…CANALES DEL PODER DEL ESPÍRITU.

Cuando ignoramos que tenemos otras opciones y elegimos continuar siendo  víctimas , entonces es casi imposible estar en paz con nosotros mismos. En otras palabras… elegimos quejarnos,estar ansiosos,o preocupados…elegimos acumular  resentimiento,  acusar y culpar a otros, mentir y ocultar y utilizar muchas otras estrategias para no asumir la responsabilidad de nuestras vidas. …pues nos han progamado para seguir eligiendo el sufrimiento.

Ante una situación  no deseada es bueno preguntarnos…
1 - ¿Hay algo que puede cambiar en esta situación?
2 - ¿Estoy dispuesto a hacer el cambio?
3 - ¿Puedo aceptar esta situación como es o  estoy dispuesto a aceptarla?
4 - ¿Puedo salir de esta situación  o estoy dispuesto a dejarla  atrás ?

Para cada uno de nosotros…siempre hay una opción, que no es el sufrimiento.Solo tenemos que decidir  cuál de ellas es la más acertada para cada quien..y para cada  circunstancia-

No elijamos el sufrimiento…la Vida es un proceso que merecemos  experimentar en paz y alegría.
ASÍ ES-

QUE SIEMPRE ENCUENTREN LA OPCIÓN ADECUADA PARA SEGUIR HONRANDO LO QUE ES!!!

Su Hermana Tahíta-

No hay comentarios:

Publicar un comentario