domingo, 9 de octubre de 2016

EL DOLOR Y SU DON - Tahíta


Estos días de dolor intenso reafirman y confirman el don oculto que cada dolor  otorga a la vida. Claro que no es agradable, y que ninguno de nuestros personajes humanos ha elegido el dolor para evolucionar, y mucho menos el sufrimiento…pero sí  lo ha hecho nuestra Alma, y a ella va todo el agradecimiento por ese portal a lo más profundo de lo que SOMOS que ha abierto, sin consultar al ego.

Y es que ese acuerdo de aprendizaje se realiza antes de cada encarnación y en plena consciencia, trazando los mapas y caminos que más nos liberen y equilibren, y  podemos decir sin dudar que siempre el plan del alma es perfecto, está en nosotros elegir cómo lo vamos a transitar, si con resistencia e ira, con enfado, negación, resignación, más sufrimiento, o si podemos observarlo como un don de sanación extraordinario. Les dejo mi experiencia de estos momentos…cada vez más imbuidos  de gratitud, amor y aceptación…

Mi columna vertebral ha sido el principal tema a trabajar desde que nací en éste personaje…y los métodos de sanarla  o al menos aliviar el dolor  fueron cambiando de mi infancia a mi adolescencia y a la edad madura. Cuento en éste momento con un fisioterapeuta, quiróprata y  hermano espiritual que la va moviendo, reacomodando y haciendo duros “racks” cuando lo considera necesario. La semana pasada advirtió una especie de “joroba” en mis dorsales y  una costilla que se abre hacia afuera desde una vértebra  afectada oprimiendo  mis músculos torácicos, además claro de mis cervicales que  se posturan de forma muy particular desde que nací… Así que decidió evitar ese impedimento de apertura de mi tórax e hizo ese “crack”.

Lo realizó muy bien…pero el dolor se movió completamente al lado izquierdo de mis cervicales y baja hasta los dedos de mi mano izquierda de una forma muy intensa impidiéndome los primeros días incluso dormir…menos escribir en el ordenador, ni realizar tareas e incluso doliendo tremendamente en posición de descanso. Después de dos días me aplicó una sesión de acupuntura asegurando lo que yo ya sabía: todo reacomodamiento provoca re acomodamientos en cadena, a nivel físico, mental y emocional…también espiritual.

Decidí aceptar, abrazar, no esconder y asumir el dolor en todo su proceso. Al principio fueron solo palabras ya que buscaba mil posturas o maneras de que no doliera. Mientras me reconectaba con el Espíritu Santo buscando guía y Luz. Decidí no quedarme en cama si no levantarme y realizar más lentamente y con total consciencia las tareas de la casa, y con amor y gratitud, no evitando el dolor. Cada vez que aparecía el dolor, y aún hoy, cuando reaparece, sigo con lo que estoy haciendo diciéndome:”Es sanación…Gracias amado Espíritu”…entonces pongo toda mi consciencia en el punto de mayor dolor sintiéndolo y diciéndole al Espíritu…”Envíalo todo…envía todo, que lo acepto”. Luego permanezco en silencio sintiendo completamente el dolor pero atendiendo la tarea en la que estoy…hasta que el dolor mengua y  muchas veces cesa. De a ratos reaparece y sin apartarme de lo que hago, repito con gratitud y sentimiento lo mismo.

De ese modo, tras algunos días, unos durmiendo por las noches, otros repitiendo el “experienciar” el dolor durante  varias veces y en el día también, noto que todo se va desplazando cada vez a un área de menos dolor y de mayor paz y beatitud. En éste caso ya puedo escribir en la pequeña Netbook de mi hijo apoyada en la silla, sin que el brazo duela…cosa que hasta ayer era un sueño.

Aceptar y no huir del dolor es un portal de sanación mayor el que imaginamos, por más que muchos me digan que no es necesario ya sufrir, y que yo misma se los haya dicho…y es que no comprendemos que el ego cree que puede manejar la Vida y decidir, cuando en realidad el Alma traza un plan perfecto, en el que casi siempre está incluido el dolor, para que despertemos a la sanación y esa, puede ser vivida por el ego como sufrimiento, aunque el Alma este gozosa de su triunfal plan…pues ese, siempre se cumple, ahora, o ahora, o ahora…en la línea ficticia del tiempo lineal.

Lo más maravilloso es que  desde mi anterior Noche del Alma, no podía ya llorar. Después del “crack” en mis dorsales no  solo puedo caminar con los hombros hacia atrás, aún con dolor, como hace mucho no podía, sino que se ha abierto mi chakra cardíaco y mis órganos digestivos se han descomprimido, por lo que he sentido, primero oleadas de ansiedad y emociones encontradas que confluyeron en un estado de paz y aceptación muy particular, y luego, noto que respiro profundamente sin limitaciones y que mi estómago y mi colon se reequilibran día a día…TODO ESTABA RELACIONADO…todo respondía a un bloqueo emocional en las dorsales que con el “crack” sacó la sombra fuera para ser sanada y TODO PERFECTO. Trabajé con mis antepasados, lloré, agradecí y los despedí dejando en claro que no cargaría con sus cuentas pendientes sino que ellas sanarían a través de mi consciencia.

En éste momento vuelve el dolor intenso en el brazo…no le temo. Sé el proceso, aunque lleve tiempo. No huir del dolor como mensajero…aceptar su don de sanación, agradecer y bendecir el plan del Alma y permanecer consciente de que todo se trata de SANAR…aunque duela…es el recordatorio de que la elección la hacemos desde el Ser Interno, no desde el ego que puede tomarlo como sufrimiento, o apartarse del camino para que el proceso se realice, DE MANERA PERFECTA

GRACIAS!!!

Tahíta

4 comentarios:

  1. TODO...TODO FORMA PARTE DEL PLAN!!
    Hasta permitir que una amiga que te ama te ofrezca, de común acuerdo en tiempo lineal participar de un momento luz de Sanación Reconectiva, NO ES REIKI!!...Si me lo permites, aporto desprendida y amorosamente mi energía para que se opere en tu holograma divino que lo que tu Alma permita se suscite para tu más alto bien....servir me hace dichosa y agradezco cada oportunidad en que la vida y mis hermanos me permiten la reconexion consciente de m luz con su luz ,,,,,mi cuenta de correo kalasha07@gmail.com (una aclaración, no soy canal, soy observadora del proceso y servidora de lo que "indica" la luz)...bendigo tus días!!! En Consciencia de Amor, tu hermana en la Unidad...Katty

    ResponderEliminar