domingo, 18 de mayo de 2014

FLORECER ENTRE VOLCANES Y HERIDAS


 

Cada persona que nos daña deja una herida abierta…Abierta al fin… lo que quiere  decir que por ella saldrán a la Luz viejos dolores para escurrirse, limpiarse y sanar…solo si no pretendemos poner sobre ella algo que la cubra o  sabotear al alma, que dirige el proceso, tratando de  dar la espada al dolor, en lugar de asumirlo.

Cada persona que nos daña, provoca la erupción de alguno de nuestros chakras, que como volcanes vierten su ardiente energía en la sangre y  aún en los elementos sutiles de nuestros cuerpos…

BENDITO VOLCÁN QUE TAL VEZ CREÍMOS APAGADO! Bendita energía que  acumulamos dentro produciendo  solo tensión y  un falso sentido de separatividad, que ahora ya no acepta barreras y sale purificando con su fuego los límites que  le impedían  encausarse en creatividad y Amor.

Nuestra verdadera naturaleza reside más allá de las heridas, de las erupciones energéticas y de cuanto  duela…Mas es el dolor el que tal vez hoy hemos  elegido y bendigo, hasta que aprendamos a ser solo incondicional Amor…y ese día, ya no estaremos creando a nadie que llegue a la nuestra realidad humana a herirnos, ni  habrá dentro nuestro más fuego que el del Espíritu, que no erupciona, sino que  emana libremente, si no lo bloqueamos

 Nada está dañado. Nada REAL está dañado.

Lo comprenderemos al fin y soltaremos esa vocación al drama que sigue trayendo a nuestras vidas  a quien nos lastima una y otra vez…y echa leña al fuego de nuestros chakras para que  saquen fuera de vez en cuando tanta presión contenida. 

Hay una puerta, que hemos cerrado. Pero no hay nadie fuera. Nos la cerramos.

 No hay nadie fuera  que nos dañe. Somos nosotros, guardando viejos conceptos de separatividad. Puede ser que aún no podamos comprenderlo bien, pero intuirlo comienza a abrir la puerta.

Nadie de fuera alimenta  los volcanes  en los que depositamos lo que quema y preferimos  ocultar, hasta que  toda esa energía es expulsada por una cuestión de supervivencia psicofísica.

El Amado, el Padre, la Matrix Divina, Dios…dale en nombre que  sea, pues no lo tiene,  nos deja a cada instante  escribir el próximo capítulo, abriendo  un poco más  el canal, la puerta, el hilo conductor y reconector…mas lo que escribimos, lo hacemos de puño y letra, cada uno de nosotros.

Hoy tal vez permitimos la herida…BENDITA SEA Y QUE SALGA BASTANTE PUS DE ELLA!!!

Mañana estaremos atentos y ya no necesitaremos una herida nueva que  saque a la superficie las más antiguas…esas que salen con ganas para sanarse AHORA…

Cuando revisemos  nuestro cuerpo de dolor y ya no las  palpemos, nadie se acercará  amorosamente y por acuerdo a herirnos, para ayudarnos con las que cargábamos…TAREA CUMPLIDA!...

Hoy erupcionamos y nos enojamos y no pudimos  las 24 horas del día ser  “El pacífico Ser que Soy”…pues mañana ,y pasado mañana o el mes siguiente, crecerán flores en las bocas de los volcanes que hoy  derraman  esa ira  olvidada en la línea del tiempo,  que surge y resurge, para que  al fin agotada la energía primera que la creó e impulsó, pueda surgir esa Flor de Amor  que SOMOS y no una rugiente criatura  pidiendo  reiteradamente la atención  del Universo, y de SI MISMO…para apagar todos los fuegos, salvo UNO.

Entonces comprenderemos al fin  todas las palabras que gastamos para  convencernos de lo que tiene que experimentarse, no solo teorizarse.

SOLO QUEDA EL AMOR. SOLO EL AMOR ES REAL.

Abierto el corazón y expandido…ya no nos apena fallar en nuestros intentos de santidad…pues no hay falla posible. Solo una mudanza continua que nos  hace co-crearnos nuevamente cada día, dejando sangrar heridas, bendiciendo  la fuerza de los volcanes internos, y amando más a quienes creemos que están provocando esos movimientos…

ELLOS SON LOS AMADOS FRAGMENTOS DEL UNO QUE POR AMOR SE COMPROMETIERON CON NOSOTROS A HACERLO…

DIVINOS ACTORES QUE SE SUMARÁN AL GOZO DE VERNOS FLORECER TRAS CADA DRAMATIZACIÓN. 

Algún día, ellos y nosotros… nunca más volveremos a creer ser quienes no somos.

 ¡La puerta queda abierta cada vez que un Alma comprende ésta maravillosa trama…y otros…abrirán otras y otras y otras puertas!

¿Puedes hoy bendecir las heridas, las erupciones, la trama y los actores?

Abre  esa puerta HACIA TI MISMO.

LA FLOR YA ESTÁ SURGIENDO AÚN ENTRE SANGRE Y CENIZA!

ASÍ ES!!

Abrazo tu florecer continuo!!!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario