jueves, 5 de diciembre de 2013

NO HAY VIAJE


No necesitamos viajar a “nuestro yo superior” para conocerlo.

¿Si estás en un sitio hablarías de viajar a ese mismo sitio para conocerlo?.

El malentendido surge porque vivimos escindidos,fragmentados. Esto nos demuestra que verdaderamente NO ESTAMOS SIENDO LOS QUE SOMOS. Cuando compartí el artículo sobre la importancia de no poner a los niños el nombre de su padre, su abuelo, etc, pues para el inconsciente, la tarea de un Juan, por ejemplo, sigue en el otro Juan…muchos se contrariaron.

Sepan sin lugar a dudas que el inconsciente tiene principios de no tiempo…para el inconsciente todo es real, y todo lo que tuvieron como proyecto de vida las generaciones pasadas de nuestra familia se vuelca en nosotros por nombres, fechas claves, profesiones, tareas…inconscientemente. Entonces para sanar, solo hay una clave :CONSCIENCIA.

Para obrar en consciencia, a su vez, la clave es la coherencia…pensar, sentir, hablar y obrar en sincronía, sin contradecirnos…y aclarar y quitarnos de encima todo lo que no nos pertenezca, lo que venga de la familia, la educación, la raza, que está impidiendo que brille LO QUE SOMOS realmente.

No necesitamos ningún viaje ni adentro ni a ningún sitio fuera.

Para conectar con nuestro SER solo tenemos que SERLO lo más libremente posible. No es fácil ponerlo en palabras

Nos levantamos…¿nos levantamos ya disgustados?...Eso es una programación del ego. Deséchenla. Vamos a desayunar ¿nos quejamos de algo o no podemos estar agradecidos, atentos y alegres como sea? Esa es otra programación. Deséchenla. Vamos al trabajo o nos disponemos a trabajar en casa…¿nos disgusta el tránsito o que nuestra pareja haya dejado pelos en el lavatorio o que nuestros hijos tengan todo desordenado?.Esa es otra programación que de tanto repetirla día a día la haces tuya y no te deja SERDesecha todo cuanto surja coimo reacción, no como respuesta escogida.

Cada vez que resurge inconscientemente(como reacción no escogida) una emoción o un pensamiento que no querríamos sentir o cargar, esa es una programación egoica que nos impide SER.

Somos libres, cuando en atención plena del momento, no accedemos a reaccionar por hábito, sino que podemos escoger, sonreír, estar calmos, agradecer, tolerar, no enfadarnos, etc….porque nos sentimos sin esa carga programante que proviene del NO SER…de la figura creada mecánicamente desde miles de condicionamientos.

Entonces…no crean que la tarea es siempre meditar, estar dentro apartados, rumiar un mantra. No conviertan las herramientas en dioses.

Maestros…lo de adentro y lo de afuera son uno en la tarea, y nada refleja más lo Interno que una relación, una emoción que se desborda, un pensamiento que repetitivamente nos aborda para que saquemos a la luz cuánto de verdadero y de nuestro posee, …y todo esto ESTANDO CONSCIENTES EN LA UNIDAD …DENTRO Y FUERA.

Haciendo todo cuanto tenemos que hacer, mas ESTANDO CONSCIENTES Y ATENTOS DE LO QUE SOMOS.

No hay viaje alguno. Tenemos que sostener la conexión espiritual con todo lo que de nosotros está por encima y dentro de los cuerpos, y a la vez con la parte del Uno que desde los demás, ilusoriamente separado, nos proyecta la tarea de cada instante.

¿Dónde ven ustedes un viaje? No lo hay, ni siquiera podemos decir que tengamos que viajar a otras dimensiones o densidades, pues en el momento presente, si actuamos con coherencia, atención y estamos al mando, ESTAMOS ACTUANDO EN TODAS LAS ESFERAS DE LA EXISTENCIA.

Mantenerse centrados, sabiendo que todo cuanto experimentamos refleja la tarea de vivir en consciencia, es todo lo contrario a un viaje…ES PERMANECER ALLÍ…EN ESE ESTADO DE CONSCIENCIA EN QUE SOMOS…y desde ese centro proyectarnos energéticamente SIENDO.

Esa proyección es la Vida…y recuperando la maestría ...SOMOS

En el Uno les abrazo.

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario