domingo, 25 de noviembre de 2012

COMPRENDER LO QUE SOMOS Y REFLEJARLO


No hay ninguna nueva filosofía, sistema, religión, grupo o libro que nos dé el conocimiento de nosotros mismos…por eso es una tarea que nos lleva siempre hacia adentro, hacia el conocimiento que tenemos en nuestro SER.

Es destructivo seguir la Verdad de otro u otros .Mientras no comprobemos algo experimentándolo, siempre navegaremos en un mar de dudas.

SOMOS EL MAESTRO Y EL DISCÍPULO, según el plano en el que nos ubiquemos.

Tenemos la necesaria tarea de dudar de cuanto nos llega de los otros, para encontrar las respuestas internamente. Lo que otros nos dicen es de segunda mano, aún así, si lo consideramos válido, de ayuda o importante para nuestro despertar, .llevémoslo ante nuestro Maestro, y escuchemos la voz de la propia conciencia despertándonos y dándonos los signos que necesitamos.

Ya no nos escondamos ante nuestras aparentes faltas, que solo son pasos necesarios.
Hay una Luz tan grande esperando que dejemos de escondernos y la asumamos.


Ir adentro, no es egoísta, sino sabio. Sin desconectarnos de la realidad de cada plano, sin dejar de considerarnos parte de todo y todos…dejemos ya la lucha.

Seguiremos luchando en tanto sigamos considerándonos separados.

No nos perdamos como parte, pero asumámonos en ese TODO que todo lo sabe

Cuando trascendemos nuestra individualidad, sin perderla…HAY UNA GRAN LUZ QUE NUNCA SE APAGA, DISPONIBLE.

Para empezar a conocernos,…observemos nuestras relaciones, pues en ellas se manifiesta mucha parte de lo que SOMOS. Es la forma más directa de escanear cómo nos estamos re-conociendo. Si nuestras relaciones son caóticas o conflictivas, hay partes desconocidas de nuestro propio Ser que no hemos puesto a la Luz…que no estamos teniendo en cuenta, observando, y se reflejan en nuestras relaciones, para que iniciemos con entusiasmo ese viaje de reconocimiento.

El conocimiento acumulado…es siempre pasado. AHORA…abrámonos a la comprensión, que no es una función intelectual, sino del corazón (intuitiva).
Comprender es más que conocer o saber. Es abarcar y darse cuenta.

Comprender es un proceso infinito, un proceso inacabable, que fluye a cada instante..y esa comprensión hace que podamos ir cambiando el AHORA y nuestras relaciones.
Por otra parte, comprender no involucra el pasado.
El verdadero aprender, se realiza en el HOY…
Para ello…el lema para todos es “VIVE CONTIGO MISMO” …librando la mente de opiniones,(nunca son certeras) de estructuras (se caen),…observándola…y también a nuestro corazón.
SINTÁMOSLO

Sin aprobar o desaprobar…solo movámonos al ritmo del flujo…sin juicio ni valores…sin condenas…sin justificaciones. Todo eso confunde…y sobre todo, confunde la idea que tenemos de nosotros mismos. DESECHÉMOSLA.

Perdimos la capacidad de vivir fuera de la mente…perdimos la sencillez de mirar la naturaleza sin medir, sin comparar, y hemos perdido la capacidad de observarnos sin distorsión, sin mentirnos,
POR TEMOR A NO ACEPTARNOS.

Probemos hoy, otra forma de apertura…con humildad, partamos del “ NADA SÉ”.
Todo lo demás es un condicionamiento del pasado. Ese condicionamiento hace que reaccionemos ante una situación, en lugar de responder desde nuestro centro más profundo.
LA REACCIÓN SURGE DEL EGO, LA RESPUESTA BROTA DE NUESTRO CENTRO CONSCIENTE.
¿Desde cuál de los dos queremos vivir y experimentar?
AHORA YA SABEMOS QUE NO SOMOS EL QUE REACCIONA
PODEMOS ASUMIRNOS COMO EL QUE RESPONDE…DESDE EL CENTRO NO DESDE LA SUPERFICIE.
Somos conscientes de que ubicarnos fuera del centro nos trae sufrimiento, y que dentro del centro solo existe LUZ.

Cuando reaccionamos…estamos presos.
Cuando respondemos…somos libres.
La reacción es hija del pasado muerto…que solemos ponernos encima, como vestimenta dolorosa, con los bolsillos llenos de miedo, de lo que no somos, de sombra por iluminar.
La respuesta, en cambio, es VIVA. Es hija del AHORA INFINITO en el que no hay lugar para el sufrimiento del pasado, ni la indecisión por el futuro.

Si estamos aún luchando, ansiosos, preocupados o defendiéndonos de alguien o algo…ESTAMOS REACCIONANDO DESDE EL CONDICIONAMIENTO.
Para eso sirven las experiencias conflictivas…cuando todo va bien, nada nos lleva a re-vernos…mas cuando surge el conflicto: huimos y lo tapamos o nos centramos yendo en silencio al interior y RESPONDEMOS DESDE ALLÍ
EN NUESTRO INTERIOR ESTA LA LIBERACIÓN.

Cuando nos dañan, cuando llega la enfermedad, cuando cae un sistema u ocurre una catastro-fe ( algo que registra nuestra FE)… ¿nos angustiamos como la mayoría? ¿lo cargamos mucho tiempo, como un dolor reumático? ¿Lo usamos como excusa para la infelicidad o la angustia?¿culpamos a la situación o a otra persona de no sentirnos plenos? ¿tomamos una droga? ¿ingresamos a una ,grupo, religión, club de caridad?¿buscamos en un templo externo?

ENTONCES…ESTÁMOS EMBOTADOS.

No escapemos…ni aún por miedo. No huyamos…AFRONTEMOS LO QUE SEA.
Afrontar es ponerlo enfrente, VERLO… no luchar.
Para afrontar un hecho, sí o sí nos tenemos que situar en el AHORA…eso no le gusta a ego, por eso huye…porque sabe que en el AHORA se nos revela nuestro poderoso SER y él comienza a perder poder. Estamos enredados en el hábito de huir de lo que SOMOS.
Si nos mantenemos aunque sea por instantes en ese AHORA , de a poco lo que SOMOS emerge y no buscamos saber lo que SOMOS a través de otros.

No caminemos por la Vida distraídamente…eso es olvidarnos de QUIENES SOMOS… y no nos lleva a conocernos.
Y SI YO TE DIGO QUIEN ERES…DUDA…PARA ASUMIR TU PROPIO RE-DESCUBRIMIENTO… OBSERVA…OBSÉRVATE…SIÉNTETE

Esa observación si es verdadera y profunda, se manifestará en cambios…si no…no sirve…y esos cambios, incluyen tu relacionarte con el TODO

En éste punto volvemos al principio…las relaciones.
Concedámosle la importancia que tienen en reflejar nuestro estado de consciencia…pero mantengámonos desapegados. Si las relaciones que mantenemos nos dañan…las mejoramos, o las terminamos…pero de manera consciente, sin el facilismo de la huída. O sea…si tenemos una relación conflictiva con un hijo, padre, hermano…no podemos cortarla por no enfrentarla…sino que tenemos que sanarla poniendo amor y observando nuestra responsabilidad, no la del otro.

Podemos usar Hooponopono, o simplemente poner infinitas raciones de amor.

Ese es el elixir sagrado que todo lo cura…eso es poner la otra mejilla, al conflicto le regamos con amor, y se diluye…SI PERSISTE…LLEVARÁ MÁS TIEMPO, NO MUCHO POR ÉSTOS DÍAS…MAS ES INFALIBLE.
No tenemos necesidad de ir a un consejero de familia, ni al psicólogo, ni al sacerdote.
Tenemos que ir adentro, cargarnos de paciencia y amor las mochilas, descargarnos primero del pasado, y emerger…renaciendo cada día, dispuestos a conocer cada vez más lo que SOMOS y si lo estamos reflejando o no.

Sin juzgar o juzgarnos, pues no sabemos el karma que mueve los engranajes de cada relación…pero confiando en que la cancelación del karma, solo la realizan los numerosos actos de conciencia y amor, que siempre van juntos.

PORQUE SOMOS CONSCIENCIA Y SOMOS AMOR…

Lo demás, es un espejismo.

LES AMO SIEMPRE!!!

Tahíta-

No hay comentarios:

Publicar un comentario