viernes, 2 de marzo de 2012

COMO EL AMOR EMPIEZA POR CASA…UN BAÑO DE AMOR





Nuestros cuerpos físicos son sólo un aspecto de lo que realmente somos.
Nuestros cuerpos y mentes son moldeados por nuestra Conciencia,  pensamientos e  intenciones.
Son los conductos de la maravillosa energía vital que fluye a través del Universo. Al agotarse esa energía de vida, ya sea por bloqueos, porque la malgastamos o direccionamos inadecuadamente con negatividades…nos desvitalizamos, y con el tiempo  enfermamos.
Así como  materia y energía son lo mismo,en distinto estado,  pensamiento y  energía también lo son. Al igual que la energía tiene una frecuencia específica (como sintonizar una estación de radio a una frecuencia determinada), los pensamientos tienen frecuencias diferentes también que se difunden más allá de nuestros cerebros, afectándonos y afectando al entorno.


La realidad es el espejo de nuestros pensamientos. Cuidado con lo que ponemos  delante del espejo .

 Los pensamientos y las intenciones generan campos energéticos que tienen efectos positivos o negativos sobre nuestras vidas. Algunos de los pensamientos e intenciones que tienen efectos energéticos negativos en nuestra mente y nuestro cuerpo son el odio ,el rechazo, la vergüenza, la culpa, la ira, el miedo, el falso orgullo,etc. Estos incluyen actividades tales como criticar, culpar, juzgar,  ocultar, castigar,actuar con violencia, y una larga lista más….que dirigimos no solo a los demás sino hacia nuestros aspectos humanos.
Algunos de los pensamientos y las intenciones que tienen efectos energéticos positivos en nuestros vehículos son la aceptación, la apertura, el amor, la alegría, la paz, la compasión y el respeto.  Incluyen actividades tales como  el perdón, la bondad,  la conexión , la comprensión y la empatía.



Hay ciertas personas de las cuales todo el mundo quiere estar cerca. Solemos decir: "Me gusta su energía". Estamos absolutamente en lo correcto acerca de esto. Estas personas nos transmiten buena energía. Hay otras personas de las que  todos huyen, por la razón opuesta. Todos somos conscientes de ello. Pero es mucho más profundo que esto de lo que tenemos que hacernos conscientes…y es lo que emanamos hacia adentro y fuera de nuestro campo de energía.
Cuando nos permitimos  criticar, juzgar y culpar a otros o a  nosotros mismos, se debilita nuestra energía vital. Cuando vamos por la  vida enojados y negativos con los demás o con  nosotros mismos… generamos también energía negativa que nos hace sentir mal y nos hace sufrir. El impacto de esta energía continúa afectándonos por mucho  tiempo. Finalmente, estos patrones de pensamiento negativos crean campos de energía negativa que perturban el funcionamiento físico del cuerpo y pueden crear ,en algunos casos, enfermedad.


Por otro lado, si creamos energía positiva en nuestra mente-cuerpo, dando amor y volcamos esas energías en nosotros mismos y en  los demás… la vibración de amor literalmente creará curación física en el cuerpo. La energía más amorosa tienes que enviarla hacia tí mismo, para estar saludable y abundar en energía para compartir e irradiar
Ha sido científicamente demostrado que la vibración del amor  altera la forma y estructura de las moléculas físicas, tales como las del agua. De acuerdo con los estudios científicos actuales, las moléculas de agua son directamente afectadas por las palabras, los sonidos y los pensamientos a los que están expuestas. Debido a que nuestro cuerpo físico está compuesto de más del 70% de agua …deduzcan que esa agua está continuamente siendo afectada por las vibraciones de las palabras negativas o positivas que emitimos o recibimos.Lo mismo  con las intenciones y el pensamiento.
Saber eso nos hace cien por ciento responsables de cada emisión…¿recuerdan el libro de Masaru Emoto y sus experimentos con el agua a la que se hablaba amorosamente y otra a la que se proferían insultos? Una creaba patrones de moléculas bellísimos y la otra,  grotrescos.


Enviar conscientemente energía amorosa a nuestros propios cuerpos  crea cambios sorprendentes  a nivel molecular.
Si cuando iniciamos  el día enviemos pensamientos de amor y sentimos  ese AMOR  en cada célula de nuestro  cuerpo, comenzaremos a sanar  mente y cuerpo, y experimentaremos un cambio enormemente positivo en nuestro  campo de energía.
Bañemos entonces en las energías curativas del Amor por nosotros mismos cada célula física, mental y emocional…para comprobar directamente que el AMOR empieza por casa y luego …
SE EXPANDE A TODOS LOS SERES CON LOS QUE NOS RELACIONAMOS.
Nadie puede expandir lo que no ha experimentado en sí mismo…por mucho tiempo nos hicieron creer que  dejarnos de lado era espiritual y que podíamos servir mejor…pues …lo apropiado es saber que SOMOS UNO y que si nuestro fragmento de ese Uno está enfermo, infelíz, descuidado, etc…
ESO MISMO APORTAMOS AL TODO.
No estamos ponderando el egoísmo ,ni ponernos por  delante de las necesidades de los demás…solo
INCLUÍRNOS EN LA ENERGÍA DEL AMOR…PARA BRILLAR Y SANAR TODOS JUNTOS.


Con el tiempo se llegaremos a comprender que el amor lo cura todo…
INCLUYÁMONOS EN ESE AMOR…POR AMOR AL TODO

Mi corazón les abraza!!!
Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario