lunes, 25 de diciembre de 2017

LA ENERGÍA DE LA AMABILIDAD


El mundo puede parecer cruel a veces, pero es importante aprender a no vivir desde su aparente crueldad, sino impregnarlo de bondad y amabilidad para con toda Vida, y todo la tiene…aun lo que llamamos objetos.

¿Puedes donar al Campo energético  la amabilidad suficiente y prestar atención a la belleza y los pequeños o grandes actos de Amor a tu alrededor?  Es un paso importante.
Mientras más nos centremos en los aspectos negativos del mundo más alimentaremos  este tipo de energía. En cambio, necesitamos enfocarnos en lo positivo y alimentar esta energía para que crezca y se expanda.

Esto no significa ser absolutamente indiferentes a lo que pasa en el mundo, sino que nos centramos en el cambio y los resultados positivos, en lugar de quedarnos atrapados en a quién culpar y cuán corruptas están las cosas.

Esto no es algo fácil de hacer, especialmente cuando nos activan el botón de pánico, dolor, indignación, etc. las noticias de los medios masivos de comunicación. Atención con ese término que es tan insinuante…MEDIOS MASIVOS…para las masas que actúan en piloto automático, para los que no se detienen a reflexionar y a buscar mejores perspectivas.
Personalmente creo que mirar las noticias puede ser muy tóxico para la mente y el corazón. Lo mejor que podemos hacer es salirnos y hacer un cambio, y el primer paso es comenzar con nosotros mismos.

Todos estamos conectados y todos somos Uno, lo que significa que cuando trabajas en ti mismo y comienzas a ser moroso, compasivo y amable contigo mismo primero, creas una onda expansiva que se envía a todo el Universo.

Cuando trabajas en ti mismo, tu familia siente los beneficios, tus amigos sienten los beneficios e inspiras a otros a hacer un cambio.
Como dijo una vez la Madre Teresa:
"Es fácil amar a la gente que está lejos, no siempre es fácil amar a los que están cerca de nosotros. Es más fácil dar una taza de arroz para calmar el hambre que aliviar la soledad y el dolor de alguien que no nos ama en nuestro propio hogar. Trae amor a tu hogar porque aquí es donde debe comenzar nuestro amor mutuo”.
Esas palabras son poderosas porque son verdaderas. Crear un mundo positivo comienza contigo, justo donde estás ahora.

¿Qué significa ser amable?
Ser amable es tratarnos a nosotros mismos y a los demás con respeto.

Ser amable es una calle de doble sentido, no nos podemos perjudicar a nosotros mismos y ser amables con los demás al mismo tiempo.

Cuando eres amable, una energía amorosa surge de lo profundo de tu corazón y fluye hacia afuera. Esta energía tiene la capacidad de nutrirte y curarte, y nutrir y sanar a la persona o situación que estás enfrentando.

La bondad no solo se limita a nuestras interacciones con las personas, sino que también incluye cómo tratamos a los animales, las plantas, el medioambiente y a toda la Madre Tierra.

Ser amable viene de amarnos a nosotros mismos y comprender que todos estamos conectados. Porque es solo con esta conciencia, que puede surgir la verdadera bondad.

Ser  amables incluso si los demás son no lo son. He aquí el don a cultivar.

Puede ser fácil enojarse o tomar represalias cuando alguien hace algo desagradable, pero esto solo baja su vibración y causa sufrimiento.
La forma en que las personas nos  tratan es su responsabilidad  y ​​de la misma manera cómo tratamos a otras personas es nuestra responsabilidad.

Independientemente de lo que otros elijan hacer, siempre tenemos la opción de actuar desde un lugar de bondad y respeto. Muchas personas ven este tipo de respuesta como debilidad, pero no es así.

Ser amable no significa que no te defiendas y expreses tu verdad, solo significa que lo haces con amabilidad, con compasión.

La vida no siempre te relacionará con personas que estén dispuestas a hacer lo mismo por ti, y eso está bien. De hecho, no es el punto.

El punto es que hagamos lo correcto en nuestro corazón tanto como sea posible.

Este es un juego complicado de jugar y habrá momentos en que la ira se apoderará de nosotros, pero si recordamos  tratar a todos con amabilidad expandiremos una energía de calidad en el planeta.

Primero…tratemos de tomar las cosas con buen humor ante las irritaciones de la vida
Como dice Rumi, si te irritan todos los roces, ¿cómo te van a pulir?

Es fácil irritarnos por los demás y por la vida  si estamos vulnerables. Lo mejor que podemos hacer cuando nos irritamos es tomarlo con humor, verlo del lado amable.

Hay tanto poder en aprender a reírse de uno mismo y reírse de situaciones que ni siquiera recordaremos dentro de unas semanas.

La vida es demasiado corta como para estancarnos en cosas pequeñas, y muy a menudo, tomamos las circunstancias en la vida demasiado en serio. Entonces, en lugar de irritarnos podemos optar por reírnos con la situación.

Segundo…Aprendamos, si no lo hemos hecho ya, a perdonar.
Esta es una de las lecciones más poderosas que podemos aprender en la vida. Cuando puedes aprender a perdonar, puedes aprender a hacer cualquier cosa.

El perdón incluye la aceptación y el dejar ir. Cuando perdonamos, en realidad estamos liberando a esa persona o esa situación de nuestra vida por lo que ya no es una carga que tengamos que llevar.
Cuando perdonamos también comenzamos a liberarnos de la ira o cualquier otro resentimiento (re-sentir).

Con el tiempo, el perdón nos permitirá abrazar la bondad como una respuesta  genuina  cuando la vida nos  sorprenda con una situación hostil o difícil.
Tercero…Encontremos al fin la Luz en Otros.

Wayne Dyer  dijo una vez: “Ve  la luz en los demás y trátalos como si esa luz fuera todo lo que ves".
Todos tienen sus propios dolores y batallas, y no podemos  imaginar lo que alguien ha pasado o lo que está pasando. No es que esto disculpe el mal comportamiento, pero a menudo la forma en que alguien nos trata tiene muy poco que ver con nosotros y todo que ver con ellos, con sus heridas no sanadas.

Las personas que infligen dolor a los demás a menudo se dañan a sí mismas. Las personas que son  dañinas y hostiles con los demás a menudo son dañinas  y hostiles consigo mismas.
En lugar de juzgar o permitir que se activen tus propios dolores, responder con amabilidad puede aportar una nueva energía a la situación y puede ayudar a cambiar las cosas de forma natural.
Ser amable con alguien que está lastimado es actuar sin juzgar y considerar su punto de vista con respeto.
También es útil recordar que siempre hay dos lados en cada historia, así que estemos abiertos a escuchar el punto de vista de la otra persona y reconocer  cómo se siente.

A veces, una simple sonrisa y un signo de reconocimiento o respeto es todo lo que necesitamos ofrecer. De hecho, una sonrisa genuina, un asentimiento o un saludo simple pueden recorrer un largo camino…o sea…mover positivamente la energía por mucho tiempo y  en muchos sitios.
Al tratar a los demás con amabilidad y compasión, podemos causar un efecto dominó en el Universo.

Incluso si ser amable no parece llevarnos a ningún lado desde el principio, eventualmente esta energía  creará una nueva ventana para que puedas ver a través de ella.

Ser amable, compasivos, amorosos… es una de las vibraciones más poderosas que podemos ofrecer al mundo. 

Cuando tengas la oportunidad, sé amable y observa cómo cambia el mundo en el que vives.

¡Las bendiciones fluyen amorosamente!!!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario