martes, 19 de mayo de 2015

DEJAR QUE EL CORAZÓN SE ABRA Y FLOREZCA!


 Escrito el 4 de Mayo de 2015-

Hoy hemos  tenido mucho trabajo tratando de mantener nuestras emociones sin sobresalto…ya sea por la luna, o por la específica luna de Wesak…o por la energía que se sostiene pensando que es particular…lo cierto es que  vastas coyunturas energéticas se derraman sobre  nuestra parte humana haciendo vacilar todas nuestras estructuras. Por eso…

No importa que fecha sea, ni en qué situación vital transcurra  el momento presente.

No importa que duela profundo un acontecimiento de aprendizaje, anclaje o limpieza.

No importa que las energías que nos impulsan nos estén dando duro  en los cuerpos y en las emociones en especial…

Lo importante es abrirse para que todo ocurra sin resistencias que empeorarían, y de hecho lo hacen, cualquier suceso o estado.

Tenemos tanto miedo de no poder soportar más la carga, de volvernos más vulnerables y de tambalear…que nos cerramos impidiendo el paso energético y haciendo caso omiso de los mensajes que cada instante señala para ser revistos e iluminados con nuestro amor.

Es hora de apartar el miedo y dejar que lo que llegó cumpla su tarea y pase, porque…ESTO TAMBIÉN PASARÁ.

En un Universo signado por el cambio continuo, nada llega para quedarse, salvo la esencialidad que ES y esa, no llega…ES SIEMPRE…aunque haya que develarla y dejarla manifestarse.

Hoy especialmente…sea el momento que sea que estés leyendo éste mensaje es el instante  en que resuena el llamado para abrir el corazón y dejar que florezca.

Las aperturas no son todas fáciles ni instantáneas, pero con tu intención basta para que comience en tu vida un nuevo ciclo de florecimientos sin obstáculos que poco a poco permitirá el cambio que anhelas.

La no resistencia, la aceptación y la entrega siempre son la clave para lograrlo…y si a ellas le sumamos la aspiración y práctica, aún mínima, de vivir solo el presente y de poner en él plena atención…es seguro que una paz indescriptible comenzará a surgir y a envolvernos…y la gratitud y el amor serán el perfume obvio de tal florecer interior.

Un enorme potencial energético se derrama sobre la Tierra…cada vez más. Mantenernos lo más equilibrados posibles es necesario y casi imprescindible. Para ello…QUEDÉMONOS EN CASA…lo que significa tratar de estar CENTRADOS en nuestra identidad maestra interior, como observadores de cada proceso.

Cuando nos damos cuenta, usando una constante ATENCIÓN, que nos salimos y estamos reaccionando desde el amado y útil, mas no  omnisapiente ego, podemos VOLVER A CASA y reconocernos como el co creador de éste proceso que puede cada vez más involucrar  nuestros vehículos para que juntos se abran al AMOR que subyace de todo éste juego cósmico.

Les auguro, en Unión, una sutil y amorosa apertura al Mayor Bien que espera siempre una pequeña brecha en nuestra consciencia para filtrar la Luz en nuestra existencia humana…Y MÁS!!!

 

LES ABRAZO!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario