jueves, 20 de febrero de 2014

NO DESCARTES LA SOMBRA!!!


Con todo lo que nos ha llevado crearla ¿cómo pretendemos ignorarla o dejarla?

Ese no es el camino…nada de lo que hemos creado lo hemos creado porque sí.

No existe tal cosa en Dios, o el Universo o el Espíritu. Se nos ha dado un libre albedrío partiendo de la inocencia y hemos especulado tanto en él, que no pudimos soportar el peso de lo creado, y lo depositamos en la caja de Pandora del Inconsciente, pensando que allí, ya no pesaría ni molestaría. Pero la sombra es algo vivo, diría que lo más vivo en el proceso humano…y nos demuestra que lo invisible es poderoso. Que tenemos que ser más cuidadosos con lo que no percibimos, que con lo que se muestra.

LO QUE SALE A LA LUZ DE LA CONSCIENCIA SE TRANSFORMA, DILUYE , EVOLUCIONA…CAMBIA EN MULTIFACÉTICAS POSIBILIDADES

En esa dinámica deja a cada tramo de ser lo que es, de pesar, de cristalizarse, en cambio, lo que seguimos tapando, pone tono a todo lo que vemos. Detrás del telón, nos susurra un libreto viejo, lleno de dolor, de culpa, de vergüenza, de desvalorización…y alimentándose allí, oculto, ese fantasma de lo que fuimos en la inmadurez del proceso, nos hace creer que las cosas son como entonces…que no podremos soportar sacar a la luz lo que nos dolió hace tiempo, en la linealidad.

Les dije antes que había que levantar la alfombra y no seguir poniendo basura debajo…pues es momento de revelaciones, de “nada de jugar a las escondidas” de asumir que el crecimiento es inevitable y lleva a un nivel de consciencia en el que , sin culpas, juicios ni quejas, sacamos los trapos al sol para que desaparezca el moho de las acciones pasadas, y reciban el aire vivificador de lo que AHORA estamos creando, cada vez más conscientemente.

No hay otra tarea, con la sombra. Es una parte nuestra que merece atención, la demanda insistentemente, porque la co-creamos para eso…para darnos cuenta de que comprometer nuestro libre albedrío temporal acumulando cosas no resueltas es más doloroso que enfrentar situaciones, decir lo que tenemos que decir, y no tomar nada desde las insinuaciones del cuerpo de dolor, que cuando limpiamos la caja, se desinflará como un globo… mientras tengamos la valentía de ponernos bien alto y no dejarnos intimidar por nada de lo que llegue. Al menos…que lo que llegue nos impacte con menor frecuencia. Ésta es una gran paradoja…estamos limpiando profundo y bajo…y a la vez nos mantenemos alto, trascendiendo.

No es una utopía…es una tarea constante y nunca acabada, hasta que manifestemos nuevos aspectos de nuestra maestría.

Y no se trata de ponernos mal cada vez que una corriente de emoción nos lleva ese propósito río abajo del ego. Es darnos cuenta y observar para que cada vez, suceda con menor frecuencia. Sin dejar de amarnos, de amar, por extensión a todos los demás, comprendiendo que están en el mismo tapiz, tejiendo y destejiendo con cada toma de conciencia, con cada momento de atención plena o semi plena…como podemos.

Nos dejaremos llevar por la reacción inconsciente una y otra vez hasta que aceptemos que es parte del juego, que aprendemos a cada paso…y que la próxima vez, la corriente nos encontrará más conscientes, atentos, vigilantes pero relajados y amorosos al mismo tiempo

Ese es el río de la vida consciente…y no logramos nada con luchar, oponernos o tratar de ir contracorriente. La corriente, aunque dual, es Una , y cada piedra aún la más grande, la creamos para trascenderla, pasarla por encima, y a la vez jugar con los pares de opuestos hasta que el curso se unifique y podamos percibir el poder de la Unidad.

Mientras tanto…no peles con tu sombra…inclúyela en el tapiz de la existencia, que sería muy monótono solo con tonos suaves y claros…

ÁMATE EN ELLA!!!

Y PERMÍTETE AMARLA EN CADA FRAGMENTO DEL UNO, COMPASIVAMENTE!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario