sábado, 11 de mayo de 2013

EL SALTO DE LA MENTE AL CORAZÓN


8 de Mayo del 2013

Acostumbrados como estamos a que la mente lleva la delantera y con ella nos arrastra a un continuo parloteo, no es raro que nos enredemos en sus soluciones, que nunca son tales, y olvidemos la sabiduría que puede llegarnos por la vía del corazón, que es intuitiva.

El secreto es estar alerta y calmado lo más posible . Cuando sucede algo imprevisto o no que nos desafía...el estar calmos hace que la mente no nos enrede en tantos laberintos sin salida y nos mantenga así sin acceder a la respuesta intuitiva. Cuando lo logramos podemos solucionarlo casi todo.

Muchos creen que cuando muchos decimos que APARTEN LA MENTE, eso quiere decir actuar irracionalmente. Nada de eso. La mente debe registrar la situación...pero es el corazón el que discierne...la mente analiza, compara, pesa, que son funciones que automáticamente pasa a la central de Poder (el corazón) para que los tenga en cuenta dentro de la solución...por eso se dice que el corazón es el centro de SINTESIS del ser encarnado.

Soy famosa por encontrar objetos perdidos, desde un medicamento que rodaba al suelo cuando veía mal, hasta aros, dinero, y otras cosas. Cuando algo se me pierde o se pierde a otro, sigo la primera indicación que me llega, y acallo la mente. Creo que nunca ha fallado...a veces se tarde un poco. según mi estado de calma y receptividad, mas nunca falla.

Esa intuición suple las lagunas mentales y los estados de falta de memoria que están a quejando a muchos...incluso cundo me olvido de una cita o una tarea, pido que se me haga acordar, y me despreocupo...siempre llega de alguna forma el recordatorio.

Por su puesto, creo que eso no lo logramos en un solo salto, sino que con la práctica, como todo, adiestramos a nuestra personalidad a estar alerta y menos propensa a perderse en la mente. Desde ya, si nos desesperamos porque no recordamos donde dejamos las llaves, o el dinero, o los anteojos...nos bloqueamos, y el estado emocional impide la respuesta. Lo mejor...salvo que sea urgente el encontrarlos..es tomarse unos minutos para relajarse y dejar mentalmente la preocupación. Enseguida recordaremos o daremos con el objeto. Y aunque se urgente...hasta no calmarnos...los podremos tener frente a la nariz...que no los veremos.

Lo mismo en una situación en que debamos decidir algo. Si podemos tomarnos el tiempo, dejando tranquila lamente, las piezas se ponen en su lugar y vemos todo claramente .Si es una emergencia, actúen como sientan, no como piensen que deben actuar .Nunca estamos solos...siempre hay asistencia, y no se trata de actuar precipitadamente, sino acorde a la demanda del momento según lo que perciban profundamente.

Todo esto depende de cómo nos estamos relacionando con esa parte nuestra que nos sopla las soluciones, y si estamos abiertos, confiando plenamente en su asistencia y guía. Eso no puede dárnoslo nadie...menos prisa, menos reacciones desde el ego, más paz y "recordarnos" fuera de ese conflicto, va haciendo que cambiemos de la mente al corazón, y podamos sentir que trabajamos al unísono con nuestra parte Maestra.

Y es que eso es lo que somos. Éste cúmulo de materia ya sea física astral o mental es una creación nuestra para estar experimentando nuestra humanidad temporal, en la densidad...mas lo que somos es LA ESENCIA MAESTRA .Parece una contradicción que nos dividamos así, pero lo que ocurre es que al identificarnos con los cuerpos inferiores les hemos dado tanta energía, olvidando quienes somos, que se han independizado y actúan fuera del control de nuestra esencia.

Es imprescindible entonces ir traspasando energía de la mente al corazón (intuición espiritual), para retomar el poder y comenzar a co-crear más felizmente para nosotros y el entorno.

No hay otra tarea más que esa conexión. Con ella afianzada, la vida se vuelve más simple, y el viento el cambio nos besa las alas sin arrancarnos ayes de dolor.

Como siempre...el camino a practicarlo está abierto y es el único genuino...sea cual sea nuestra creencia.

La espiritualidad se vive o es una espiritualidad muerta, que no nos ayuda a transformarnos.

MI CORAZÓN LES ABRAZA SIEMPRE!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario