viernes, 26 de junio de 2015

¿Para qué querría alguien aprender a ver su aura?



 

Le hice ésta pregunta a alguien ésta mañana. Examinemos esas actividades psíquicas que en el pasado distraían y aún distraen a tantos de su verdadero SER.

¿Qué es el aura?...

Es la emanación energética del “personaje” que está manifestando al Ser en éstos cuerpos. Cuidado…no es nada del SER…sino que refleja los procesos de aprendizaje del ego humano.

Existe un aura superficial, muy adherida al cuerpo físico…un aura emocional, relacionada al mal mentado cuerpo de dolor, y un aura mental, correspondiente a la mente egoica fragmentada. También existe una vislumbre del cuerpo del alma, mas esa parte sutil del aura, no puede ser percibida salvo por un “personaje” muy avanzado…un iniciado de alto grado, por ejemplo, así que está fuera de ésta consideración.

Cuanto más superficial el aura, más engañosa y variable se presenta…tanto que en un momento de paz  presenta colores suaves y anergias ondulantes…y si al momento entras en ira…se colorea de tonos carmesíes y sus ondas se transforman en flechas, por así decirlo…esa es el aura que los psíquicos, a los que tantos pagan, ven…y no es de ninguna utilidad verla, puesto que cambia constantemente y no puede darte dato alguno de nada permanente. Es también la que seguramente puedas ver si pierdes el tiempo en algunos ejercicios de percepción (¿Para qué?)

El aura emocional es casi tan variable como la anterior, tal cual son de variables las emociones. El aura mental inferior, puede mantener por más tiempo un color o forma de energía…mas depende de la actividad mental de la persona…y hoy día…alguien de mente apacible, no se interesaría en absoluto en tratar de ver qué color presenta su energía, aun temporariamente.

Ningún vidente ve el aura mental, ni la inferior, ni mucho menos la superior…solo lo hace un clarividente, y depende del grado de clarividencia que tenga, que va engarzado a su trabajo espiritual anterior o actual, al nivel que llega. De todas formas…VER E INTERPRETAR ES MUY DISTINTO…por lo cual puede ver  tal vez muy bien el aura mental, mas no sabe qué elementos son propios de la fase evolutiva de una persona(nunca del Ser ya que este es PERFECTO Y COMPLETO) y cuáles son parte de un proceso corto de aprendizaje en el que predomina una energía como paz, devoción, apertura, etc. 

Por lo tanto ¿para qué querría una persona que aspira al  autoconocimiento  aprender a ver el aura o recurrir a que se la vean?

Como si las imprecisiones mencionadas fueran pocas…recuerden que somos CONSCIENCIA INFINITA…SER…YO SOY…y eso que somos se manifiesta en un calidoscopio de energías multifacéticas que solo tenemos que EMANAR EN AMOR…para que nuestra aura brille y resplandezca tocando la de otros fragmentos del TODO  y así encender su propia Luz…No necesitamos más…y muchos menos perder el tiempo en  actividades psíquicas de las cuales tanto se nos ha advertido desde siempre…los famosos espejitos de colores de la llamada espiritualidad…que solo hay una y es VIDA…cuya manifestación única también es AMOR…que derivan de un solo ser…ELLO QUE SOMOS.

 Todos tenemos derecho de distraernos el tiempo que queramos con esos espejitos de colores…EL AMOR Y LA PACIENCIA SON INFINITOS…como es infinito el camino ETERNO…pero quien comienza a despertar…quiere saltar por sobre lo superfluo e innecesario y festejar su SEIDAD…

 

AQUÍ Y AHORA!!!

 

LES ABRAZO EN EL UNO!!!

Lily Zerbino

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario