jueves, 7 de noviembre de 2013

SOLTANDO LOS MOCOS!!!


Éste último período de tiempo hemos experimentado la mayoría de nosotros una intensa remoción de pegajosas y residuales creencias y limitaciones, que no siempre provienen de nosotros mismos, como almas individuales, sino que arrastramos de padres, abuelos, educación antigua, dogmas religiosos…y hasta del subconsciente colectivo de la raza.

Los astros con todas esas cuadraturas y eclipses enérgicos nos han dicho

-Basta!..Hasta aquí con ello!...no más!..

Y están colaborando, no predeterminando…ya que siempre depende de nosotros aprovechar las oportunidades.

Nuestros cuerpos, obedientes, han procesado ciertos mandatos que hace tiempo deseábamos soltar, y se los ha sacado de encima en forma de abundante mucosidad. Para algunos fue literalmente física, para otros, angustia y deseos de llorar en que salió otro tipo de adherencia emocional, más dolorosa tal vez y aún otros quitaron de su mente limitaciones autoimpuestas o engrampadas en el inconsciente por otras corrientes de vidas, y no ha sido, tal vez, poco doloroso. Para quienes hace rato venimos dejando salir todo, cueste lo que cueste…se ve y siente como alivio y lo acogemos con gratitud y aceptación…aunque duela.

El mismo día del último eclipse, decidí ir hasta el templo de piedras, con mis guardianes…y al regresar, comencé a repasar por qué aún no me podía desprender de ciertos síntomas físicos…cuando llegué a la actitud que mi abuela materna tenía sobre su propia vida (ya se los comentaré en otra oportunidad) …me descompuse tanto que tuve que detenerme y apoyarme a un árbol. Así nos habla nuestro cuerpo…y está a las claras pidiendo ser oído en toda su sabiduría, por tanto, estando en estos tiempos ya tan clarificados sobre todo lo que portamos de nuestros ancestros, no es cuestión de meter nuestra cabeza todo el tiempo en ello, pero sí echar de vez en cuando una ojeada al espejo retrovisor cuando un síntoma vuelva o persista y abrirnos al maestro interno que a través del cuerpo nos dará la señal

. Es evidente que cuando “des en el clavo”, o sea cuando repases la causa de lo que te limita, el cuerpo, ya sea con un mareo, un sofoco, una angustia, etc…te marcará que estás acertado en tu búsqueda y que debes perdonar y soltar allí, o usar el método que más se adecué a ti .Muchas veces, solo el hacerlo consciente, lo soluciona, otras, requiere de una acción de perdón, de Ho’oponopono, o de un poco más de interiorización.

Algunos me han comentado que fue muy intensa su limpieza estos días, tal cual se nos va avisando por varias fuentes. Y no es que sean novedad, pues hace varios años que venimos acostumbrándonos a todo tipo de movidas de alfombra, solo que primero ha salido a la Luz lo de menos peso, y ahora se requiere que estemos dispuestos a ver todos los aspectos de esa sombra, que tanto temíamos enfrentar, para darnos cuenta de que forma parte de un amado engranaje de aprendizaje al que tenemos que comenzar a desarmar, pues las tareas cambian, y los engranajes también. Los creamos, los disolvemos. Y allí está la famosa “misión” que todos buscan en grandes realizaciones paranormales o místicas.

Estamos siento literalmente tapados por libros, información, métodos y sistemas por medio de los cuales todo el sistema de falsa espiritualidad ( la que se cobra y es humana, no espiritual) nos quiere mantener atrapados a esa rueda facilista que nos garantiza que desde fuera, todo eso nos puede sanar, elevar o asegurar la ascensión. Y lo que tenemos que tener claro es que la ascensión, que está desde que nacemos llevándose a cabo, segundo tras segundo, es soltar el lastre de todo lo que co-creamos, aún colectivamente y también soltar todas esas formas de manipulación que nos hacen sentir “en el camino”(Siempre lo estamos!!!). Antes lo fueron las religiones dogmáticas, ahora los negociados New Age…y seguimos dando la llave de nuestro poder a los demás…y por lo tanto desatendiendo las señales que nuestro propio Ser nos envía .Lo que nos llega de afuera, solo es un indicador, un espejo, un toque…la punta del iceberg.

Abramos el corazón y ampliemos la intuición con atención plena y estar SINTIÉNDONOS.

Si así lo hacemos, tomaremos de los maestros externos solo ese toque de conocimiento con el que nos están recordando lo que ya sabemos pero hemos encubierto….y en ese “pelar de la cebolla”…sepamos que al final también tenemos que desprendernos de dichos maestros, uno a uno…como venimos haciendo la mayoría. El camino, es sin camino, y a la vez es esa multitud de sendas que hemos seguido un tiempo y soltado, como debe ser, para abrirnos a otras…y es que el campo de tareas es vasto…rico e infinito…pues siempre hay un peldaño más. No quedarse en uno reconocido, adorando un sistema, maestro, ideología, etc por mucho tiempo es el signo de que nuestro Ser interior desea la libertad de expresarse, sin ataduras.

Sigamos pues….experimentando cuanto llega, y soltando (tal cual esas mucosidades que a muchos se nos están desprendiendo, física emocional y mentalmente) lo que ya no nos resuena amorosamente.

Cada día es inédito en cuanto a oportunidades…si la vida te está pareciendo rutinaria…ve más profundo y ve que esa rutina no cambiará hasta que remuevas de tu vida esos discos de repetición que te llenan la cabeza siempre con las mismas programaciones.

Estamos teniendo gran aceleración en las oportunidades de desprender esos mocos…AQUÍ Y AHORA.

Cuando ese día que les comenté tuve que apoyarme en un árbol, sintiendo mareo y sofoco por revivir ciertos aspectos de mi abuela que antes no había considerado… mi nariz se taponó así que resoplé por ella con fuerza, y salió gran cantidad de mucosidad…quedando libre. Y en éste mismo momento en que se los cuento…en lugar de escribir “ de mi abuela”…había escrito “ de mí vuela”…lo que revela que mi inconsciente en complicidad con mi mano me dice que de ella…TENGO QUE DESPRENDERME…

FABULOSO!!!...Y LO ESTOY HACIENDO MIENTRAS LES ESCRIBO

¿Toman en cuenta ustedes esas señales que parecerían sin valor para la mayoría?.

Si nos han convencido de que la espiritualidad significa estar en la quinta dimensión sin darle importancia al cuerpo físico, y aún menospreciándolo…démonos cuenta de que nos estamos privando de un ayudante y mensajero absolutamente sabio para señalizarnos la tarea.

¿Qué tal si comenzamos a escucharlo y valorarlo… y soltamos todos esos mocos?

MI CORAZÓN LES ABRAZA SIEMPRE!!!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario