miércoles, 27 de abril de 2011

LA COMPRENSIÓN EN EL CAMINO ESPIRITUAL


La falta de comprensión es raíz de casi todos los conflictos entre personas y grupos.

Muchas palabras o acciones nos hieren, porque las atribuímos a la maldad,al deseo de dañar,o a mil cosas que nuestra mente interpreta…y condenamos o juzgamos sin tratar de ver más allá de lo visible.

Esto ocurre entre individuos, naciones, razas, y aún entre quienes, pretendiendo ser religiosos o espirituales tendríamos que dar ejemplo de amor y fraternidad.

La falta de comprensión desencadena un sentimiento de amargura y una lucha interna indeseable en quien no comprende,y resentimiento en quien es incomprendido.

Aunque no lo consideremos, la incomprensión,también se cuela en una relación de amor,como la existente entre padres e hijos. Hay padres amando entrañablemente a sus hijos, no llegan a comprendelos, ni llegan a visionar internamente cuáles son sus necesidades verdaderas.También ocurre en otras relaciones,llamadas amorosas.

Abandonemos la noción sentimental de que sólo el amor es suficiente (el amor humano) , y reconozcamos que el amor ciego, (sin intuición interna) no evita errores ni daño.

El Amor ha de estar unido a la visión interna, compenetrado y aunado con la sabiduría.

Sin comprensión no puede haber inofensividad….y ser inofensivo es imprescindible para cambiar la situación en que estamos comprometidos TODOS.

Sin embargo, no debemos ser demasiados severos si no comprendemos a todos los humanos con los que nos relacionamos. Comprender a un ser humano es muy difícil.

Cada individuo es una combinación complicada de elementos de distintas fuentes y niveles,que actúan complejamente.

El verdadero Ser de cualquier humano, nunca está en la superficie, y solo se nos manifiesta muy de vez en cuando..por lo demás el subconsciente es el que parece al mando de la personalidad de la mayoría de nosotros, y la personalidad cambiante, voluble, manipulada por el ego, puede ser todo un desafío para quienes queremos llegar a comprender a todos los seres humanos con que nos cruzamos en nuestro proceso de Amor-vida.

Sin dejar de considerar que la persona también está en proceso de trasmutación,por lo que lo que queremos comprender…cuando lo logramos,se manifiesta de otra manera..cambió.

Cada individuo, es ÚNICO. Cada uno de nosotros tenemos elementos de ésta vida y de otras,deseables e indeseables,acumulados,haciéndonos parecer como seguramente no somos…esas son cargas fantasmales que desaparecerán para que podamos pronto mostrar nuestra realidad…mas mientras,tendremos que comprender al hermano,sea como sea,y se muestre como se muestre,reconociendo que eso que nos hiere,nos duele,nos afecta…no es él,sino su sombra..y como tal, no tiene más sustancia que la necesaria para probar nuestra paciencia,amor y comprensión.

Cada persona generalmente presenta en las circunstancias comunes de la vida su peor aspecto. La personalidad se evidencia y destaca, y no el hombre interno.

En la mayoría, sólo en raros y excepcionales momentos de aspiración y servicio, el ser interno sale a la superficie y se manifiesta temporalmente…es necesario saber entonces,que no podemos luchar con irrealidades,sino ir más profundo en cada Ser.

Lo dicho respecto a los demás, se aplica a nosotros mismos…tenemos gran necesidad de autocomprensión, lo cual es también muy difícil de alcanzar,porque tendemos, ya sea a ser excesivamente indulgentes con nosotros mismos justificando ingeniosamente nuestros propios defectos y debilidades…o por el contrario,a juzgarnos y condenarnos severamente.

Lo más común es que oscilemos entre ambos extremos.

Cuando EN VERDAD consideremos que nosotros y los demás somos almas, que procuran manifestarse a través de personalidades imperfectas, haciendo lo mejor que podemos…entonces nuestra actitud hacia nuestros semejantes y ante nosotros mismos,cambiará.

Así ,visionaremos detrás de cada individuo el alma aprisionada,y fluiremos hacia él con reconocimiento y amor; comprenndiendo cuán inútiles y erróneos son la crítica y el menosprecio, y que lo único acertado es colaborar amorosamente con esa alma, irradiándole amor y comprendiendo sus conflictos y luchas.


No puede haber propósito espiritual, sin comprensión.

Las herramientas con la que contamos para llegar a ella son…nuestra Mente Superior,y nuestro Corazón.De ellos mana la intuición que necesitamos para aceptar las diferencias entre almas,y las maneras diferntes en que todos podemos manifestarla en lo humano.

El efecto de la comprensión es…la expansión del Amor en nosotros y los demás,haciendo posible que energías luminosas y sutiles nos lleven a ir develando lo que somos,más allá de todo lo que nos permitimos comprender y aceptar.

Quien se siente comprendido se abre y florece hasta transformarse. Lo mejor que hay en él aflora a la superficie, y se da cuenta de sus posibilidades,que van más allá de las limitaciones que pudimos comprenderle.Esa comprensión amorosa penetra profundamente y evoca al ser interno, el alma, que surge e inunda de Luz,tanto a quien permanecía sin ser comprendido…como al que se dispuso a disipar la sombra para comprender a su Hermano.

Por lo tanto,tratemos de desarrollar Amor y Visión Interna,para develar el propósito principal de nuestra evolución…



UN AMOR QUE NOS LIBERE…A TODOS.



DE MI CORAZÓN AL TUYO…UN PUENTE DE LUZ INALTERABLE ESTÁ TENDIDO!



GRACIAS!!!



TAHÍTA ♥

1 comentario: