jueves, 13 de septiembre de 2012

LA MÁS GRANDE IGLESIA DEL PLANETA


En cualquier fase que nos encontremos dentro del Proceso Mayor que ahora vivimos en la Tierra, acumulamos una gran cantidad de asuntos pasados y emociones ,mientras les permitimos evolucionar. Estos eventos forman parte del propósito de nuestra alma.

Cuando los resolvemos…se disuelven trayendo mucha liberación…y si surgen con rapidez y crudeza es para mostrarnos esas áreas a ser sanadas.

Cómo las curamos, o no curarlas, depende de nosotros… de nuestro valor, nuestra fe y nuestra capacidad de aceptar que existen fuerzas a sanar que se sostienen ante nosotros como desafíos. Las líneas de eventos temporales que creamos aquí son completamente necesarias en la curación de las emociones y el campo mental.

El cerebro humano necesita tiempo para procesar la evolución espiritual que ha tenido lugar.Necesitamos tiempo para entender los acontecimientos metafísicos y los cambios a nivel mundial en curso, que pueden poner a una persona en un estado de shock y ansiedad.

La mayoría de nosotros hemos tenido y tenemos diariamente no solo crisis personales, sino familiares.

Hoy mismo me ha resultado muy difícil equilibrarme y equilibrar a mis dos compañeros de camino…que desde la tormenta solar enorme que hubo hace dos días parecen haberse convertido en guerreros implacables…no precisamente de la Luz.Y es que el Sol nos está dando duro…y cuesta verlo como observador sin incinerarnos en conflictos y luchas, tanto internas como de convivencia.

Si podemos aprender a perdonar a los demás,comprendiendo lo que todos estamos pasando, y a la vez ayudar a eliminar la culpa o remordimiento por el pasado, sea un pasado lejano o el pasado de hace unas horas, hacemos un favor enorme al crecimiento de nuestra alma, y al de ellos.

Tenemos que aprender a aceptar los cambios en nuestros amigos y familia, y comprender que LAS SITUACIONES TAMBIÉN ESTÁN EVOLUCIONANDO.

Aquellos de nosotros que nos comunicamos conscientemente con el maestro interno, o guías, ya hemos recibido esas energías fuertes de cambio y nos damos cuenta del caudal difícilmente manejable a nuestro alrededor…imaginemos lo duro que es para quien aún tiene sus canales y corazón poco abiertos…y siente,como nosotros, ira ,ansiedad, un estado que no sabe cómo descargar…pues el sol irradia cada vez más energía muy necesaria para la trasmutación planetaria ,pero desequilibrante para nuestra parte humana.

Es hora de sanar esas cosas dentro de nosotros que nos hacían sentir que somos sólo lo que somos por fuera, sin mirar dentro. Para ayudarnos a sostenernos fuerte,con alegría, probemos tomar responsabilidad como parte del bien colectivo…contribuyamos a SANAR JUNTOS, como sepamos…irradiando, dando reiki gratuito, usando el ho’oponopono, etc.

Hoy he decidido construír y fundar la más grande Iglesia del planeta.

La construiré en mi CORAZÓN, con el Amor Compasivo como argamaza.

En ella entrarán todos los seres…ABSOLUTAMENTE TODOS

Nuestra energía va con nosotros dondequiera que vayamos, lo toca todo y a todos. Estamos descubriendo lo hermoso y maravilloso que se siente tener esta envolvente energía, comunicarla y sanarnos, la mente, el cuerpo y el alma.

A medida que continuemos concentrándonos en la sanación de la Tierra y todos los seres que viven en ella,esta energía se multiplicará y lo tocará todo ante nuestros ojos.Éste proceso de cura que está en marcha es inevitable y nos hemos reunido en la Tierra para experimentarlo JUNTOS.
Les convoco a crear en sus corazones EL MAYOR TEMPLO QUE EXISTA…DE AMOR INFINITO

Y a que traten de no dejar a ningún Ser fuera de él. A ninguno, sea cual sea su relación con cada uno.

Necesitaremos de muros sólidos de compasión para sanarnos, sanar, y comprender y suavizar las situaciones que día a día tocan a la puerta.

Será el Único Templo…la única Iglesia en la que podamos vivenciar que SOMOS UNO.

Desde ese Templo de mi Corazón, les abrazo SIEMPRE!

Tahíta

No hay comentarios:

Publicar un comentario